La historia de los aceites empleados para pintar al óleo y sus complementos

15 octubre, 2019
Jorge González

Una gran cantidad de las pinturas que forman el tejido de la historia del arte fueron pintadas con pinturas al óleo. Durante el medio milenio más o menos antes del desarrollo de las pinturas acrílicas modernas, los aceites para pintar al óleo han sido el medio más importante en la pintura en el mundo occidental.

Rastrear la historia de la pintura al óleo no es fácil. Hay muy pocos pintores profesionales que hayan dejado una clara descripción de sus materiales, la preparación de sus pinturas y cómo los usaron en sus obras. Sin embargo, hay algunos elementos respecto a los distintos aceites y otros aditivos usados para pintar al óleo que son comunes dentro de la pintura al óleo de artistas de todas las épocas.

aceites pintar al óleo
Título: Danae recibiendo la lluvia de oro. Artista: Tiziano. Dimensiones: 129,8 cm × 181,2 cm.

Los componentes de la pintura

La pintura necesita dos elementos para funcionar como pintura: pigmento que es el color y un medio en el que se transporta ese pigmento y que pega el pigmento a una superficie. El medio podría ser agua, aceite, resina o incluso huevo que ha sido usado ampliamente por siglos. La idea básica es que la pintura se aplica y a medida que el medio se seca, se evapora u oxida, el pigmento se queda adherido al soporte (lienzo, papel, una pared, piel, etc).

Breve historia de los aceites de pintura

El aceite para pintar más utilizado en la pintura europea ha sido desde hace mucho tiempo, la linaza. El aceite de linaza se estableció como el aceite preferido en la pintura del norte de Europa alrededor de 1250 por distintas razones. En primer lugar la linaza era una de las semillas más abundantes de Europa. En segundo lugar el aceite de linaza al secar produce una película que se mantiene flexible por mucho tiempo, cosa que da larga durabilidad a las obras creadas con dicho aceite.

Los aceites de cártamo, semilla de amapola y nuez también se han utilizado en la pintura europea, y los aceites de perilla, soja y tung fuera de Europa.

Obtención de los aceites para pintar al óleo y sus propiedades

El uso de cártamo se ha registrado para teñir textiles egipcios antiguos, pero solo parece haberse vuelto popular para la extracción de petróleo hace unos cincuenta años. Su extracción y uso son muy similares al aceite de linaza. La semilla de amapola tiene una historia muy larga, y se ha afirmado que se usó en pinturas en Afganistán en aproximadamente 650 CE, pero su uso posterior es incierto. El aceite de nuez se obtiene de las nueces del nogal. Su uso se extendió por toda Europa en la época romana, pero se produce en cantidades relativamente menores a menos que se cultive.

Tradicionalmente todos estos aceites se obtenían por un proceso conocido como prensado en frío. En este se ponían semillas dentro de prensas mecánicas que extraían el aceite machacándolas. Dicho aceite debía ser posteriormente filtrado para extraerle algo conocido como mucilago. El mucilago es una especie sustancia viscosa vegetal de las semillas que quedan en el aceite. Si el mucilago no era extraído podía dar pie a la aparición de hongos en las películas de pintura.

aceites pintar al óleo
Titulo: Amor y Psique. Artista: Jacopo Zucchi. Dimensiones: Altura: 173 cm; Ancho: 130 cm

Los aceites de secado

Cuando Chaucer publicó los Cuentos de Canterbury en 1390, se descubrió que si se mezclaba un poco de pigmento de plomo o zinc en el aceite, aceleraría el tiempo de secado de tres a un día. Aunque no sabían por qué funcionaba, convirtió la pintura al óleo en un medio viable y deseable y se extendió rápidamente.

Afortunadamente, hoy conocemos la química involucrada en el proceso: los aceites de secado reaccionan químicamente con el oxígeno en el aire y forman una nueva sustancia endurecida. No se secan por evaporación. El agua, los alcoholes minerales, la trementina, los alcoholes y otros solventes, en su forma pura, se evaporan sin dejar rastro. Si se evaporara un aceite de secado, no habría película de pintura de aceite. Lo que quedaría serían pigmentos secos sobre la superficie. El zinc y el plomo actúan como catalizadores, ayudando a la reacción química, conocida como oxidación, acelerándola. 

Diferencias entre los aceites de secado

El aceite de linaza, de amapola, de nuez, de girasol y el de cártamo se conocen como aceites de secado típicos. El aceite de secado puede disminuir su tiempo de secado siendo procesado de distintas formas. Entre ellas encontramos el espesado bajo el sol, calentando a alta temperatura o mediante polimerización. El primer proceso se llama "aceite blanqueado por el sol" o "aceite espesado por el sol". El aceite calentado se llama "Aceite de soporte" y el último, más moderno se llama aceite polimerizado.

Tradicionalmente al extraer el aceite mediante prensado en frío, las semillas se trituraban sin calor. Sin embargo hoy en día estos aceites tienden a producirse industrialmente utilizando vapor para extraer más aceite de la semilla. Este proceso más moderno ha sido impulsado por otras industrias que emplean estos aceites y no necesariamente en beneficio del pintor.

El aceite prensado en frío generalmente es considerado el mejor para pinturas al óleo de artistas. Le da a la pintura un manejo y una sensación superiores al mismo tiempo que proporciona una mayor longevidad y más flexibilidad en la película de pintura. Sin embargo, hay algunos aceites actuales extraídos de maneras no agresivas que también son recomendables para la producción de pintura al óleo.

Aceite de linaza

El aceite de linaza ha sido el aceite de secado más importante de toda la historia de la pintura al óleo. Se seca relativamente rápido y una capa en un lienzo de este aceite tiene buena resistencia al paso del tiempo. El único punto débil es el amarillamiento. La película tiende a cambiar su color a amarillo u oscuro si no le da la luz. Por lo tanto, casi todos los pintores evitan usar este aceite para acentos de colores brillantes como el blanco, el amarillo o morados.

El aceite de linaza crudo tiene un color dorado brillante marrón o amarillo. Se vuelve claro y transparente al refinar y blanquear. El aceite de linaza moderno para uso artístico ya está refinado y blanqueado. Pero a veces los fabricantes usan químicos fuertes para blanquearlo, y con ello destruyen las buenas propiedades del mismo. Los pintores pueden comprar aceite no tratado, refinarlo y blanquearlo por sí mismos. Por lo general, estos aceites no tratados se denominan aceites de linaza prensados en frío.

Lo más importante a considerar es que una capa de aceite de linaza es bastante más fuerte que la amapola o las capas de otros aceites como el girasol. Por lo mismo es recomendable usar aceite de linaza para el color de fondo y las capas inferiores de los cuadros. Los otros aceites que no amarillan son los más adecuados para los acentos de color finales.

aceites pintar al óleo
Artista: Jan van Eyck. Título: Retrato de Giovanni Arnolfini y su esposa. Fecha: 1434. Medio: óleo sobre panel. Dimensiones: Altura: 82 cm (32.2 ″); Ancho: 59.5 cm (23.4 ″). Colección: National Gallery

Aceite de amapola o adormideras

El aceite de amapola (aceite de semilla de amapola) es tan popular hoy en día como el aceite de linaza. La ventaja de este aceite es que una capa de amapola no cambia su color fácilmente, a diferencia del aceite de linaza. Por lo tanto, desde la época de los impresionistas, muchos pintores usaron aceite de amapola (pintaron capas gruesas de color brillante) en lugar de linaza. Pero el aceite de amapola se seca muy lentamente y es inferior en resistencia al paso del tiempo y las inclemencias del medio ambiente.

El aceite de amapola se recomienda solo para acentos finales de color y no para trabajar todo un cuadro con él (a menos que no te importe su permanencia). Por lo mismo no es recomendable pintar una capa de linaza sobre una capa de amapola. En ese caso, la capa superior de linaza se seca más rápido que la capa inferior de amapola. Ello será la causa de grietas en la pintura y que las capas se desprendan. 

aceites pintar al óleo
Título: Bal du moulin de la Galette. Autor: Pierre-Auguste Renoir Fecha: 1876. Técnica: óleo sobre tela. Dimensiones: Altura: 131 cm; Ancho: 175 cm

Aceite de nueces

Fue uno de los aceites secantes más importantes del Renacimiento. Parece que también Leonardo da Vinci utilizó con frecuencia este aceite. El aceite de nueces puras se seca muy lentamente y tiende a cambiar su color. Pero después de la decoloración bajo el sol y el aire, se seca un poco más rápido y su color nunca cambia. Una capa de aceite de nueces tiene mejor resistencia que las capas de aceite de amapola. Por lo tanto, anteriormente este era el aceite que se usaba para acentos de colores brillantes.

Titulo: La Gioconda. Artista: Leonardo da Vinci. Dimensiones: 77 cm × 53 cm

Aceite de cartamo

Al igual que el aceite de amapola, la película de aceite de cártamo apenas cambia su color. Recientemente, este aceite se usa con frecuencia como aglutinante de pintura de aceite para tubos en lugar de amapola porque su costo es más barato que el aceite de amapola. Por lo tanto, encontramos la indicación de "aceite de cártamo" en las etiquetas recientes en lugar de aceite de amapola.

El aceite de cártamo se comenzó a usar como medio para la pintura al óleo desde el siglo XX. Aunque todavía no hemos escuchado nada serio sobre la durabilidad del aceite de cártamo, hemos observado que su velocidad de secado es lenta pero más rápida que la amapola. Sin embargo el aceite de cartamo no se ha utilizado por suficiente tiempo como para saber si su resistencia es óptima o no.

Aceites procesados y Aglutinantes

En una etapa bastante temprana, se descubrió que se podían aplicar varios tratamientos a las obras de pintura al óleo para acelerar su secado. Hay evidencia del uso de pre polimerización (es decir, iniciar el proceso de secado antes de pintar) por la luz solar y el calor, y la mezcla de secantes, que catalizan las reacciones químicas involucradas en el secado. La pre-polimerización también tenía la ventaja de que espesaba el aceite y, cuando se molía el pigmento, daba como resultado una pintura más viscosa. Algunos de los aceleradores de secado más empleados eran el plomo, el temple y la cocción controlada de los aceites.

Antiguamente, la pintura tradicional involucraba a un asistente que preparaba las pinturas para el trabajo de cada día. Este proceso consistía en moler el pigmento con el aceite hasta que las partículas finas de pigmento quedaban dispersas uniformemente en el 'aglutinante' del aceite. Para ello se empleaba un tipo de mortero de mano convencionalmente conocido como moleta. La moleta se hizo más tarde de vidrio, pero en los primeros talleres es probable que hayan sido hechas de piedra dura pulida.

Aceite espesado por el sol

Consiste en exponer el aceite de linaza crudo a los rayos del sol, y al aire, para espesarlo y blanquearlo. En realidad el sol no lo espesa, si no el oxigeno, lo que el sol sí hace es blanquearlo. No hay un periodo de tiempo especifico por el cual se deba espesar. Todo depende de la consistencia que se busca. El aceite es solo aceite refinado al sol o blanqueado al sol si el envase en el que se pone al sol no es abierto. Si también se expone al aire, se oxidará y aumentará su viscosidad poco a poco.

Este aceite, al ser aplicado, produce una película resistente, esmaltada y no amarillenta. Se ha utilizado desde la época medieval y es uno de los medios más recomendables.

Aceite de soporte

El aceite de soporte se produce calentando aceite de linaza a alta temperatura (250 a 350 grados centígrados), cortando el oxígeno. Debido a que el espesado del aceite no ha involucrado oxígeno, la velocidad de secado sobre el lienzo es muy lenta. El aceite tiene un color claro pálido y una viscosidad extremadamente alta. Produce una película resistente, esmaltada y no amarillenta.

Aunque el aceite de cuerpo pesado hervido como este se ha usado desde la época medieval, algunos técnicos dicen que el aceite de soporte moderno es muy diferente del aceite de soporte tradicional.

Detalles importantes a considerar con respecto a los aceites de secado.

El motivo de que los aceites de secado se sequen y endurezcan a temperatura nominal es que estos aceites contienen ácido linolénico o ácido linoleico. Estos ácidos se combinan con oxígeno en el aire. El ácido linolénico se encuentra en el aceite de linaza. Este ácido se combina con oxígeno y proporciona películas fuertes y buena velocidad de secado. Pero tiende a ser amarillo y oscuro.

Por otro lado, el ácido linoleico también se encuentra en el aceite de amapola. La propiedad de los flims que contienen ácido linoleico no es tan buena como la del ácido linolénico. Sin embargo, es bastante difícil aumentar el amarillamiento. El aceite de linaza contiene 60% de ácido linolénico y 10 a 20% de ácido linoleico. Y el aceite de amapola contiene 0% de linolénico y 70% de linoleico. Por otro lado, el aceite de nueces contiene 10 a 15% de linolénico y 60% de linoleico.

El aceite de nueces comparativamente tiende a pudrirse cuando se almacena en las tiendas durante mucho tiempo, puesto que no seca fácilmente. Por lo tanto este aceite desapareció de entre los materiales del pintor después del barroco. Pero algunos fabricantes todavía proporcionan este aceite, por ejemplo, el fabricante italiano MAIMERI y el fabricante inglés Michael Harding, etc.

Resinas vegetales en la pintura al óleo

Aunque el descubrimiento de la naturaleza catalítica del zinc y el plomo fue un avance importante para su época, la pintura al óleo aún tenía problemas tecnológicos que debían abordarse para convertirlo en un medio universalmente aceptable. El acristalamiento implica diluir fuertemente la pintura con aceite para que la película de pintura anterior se pueda ver a través de la capa superior. Fue un proceso difícil porque el esmalte a menudo continuaba fluyendo o migrando más allá de donde se colocaba.

Esto se resolvió durante la última parte del Renacimiento con la introducción de las resinas vegetales damar y almasiga. Se descubrió que tales resinas espesarían la película de pintura y le permitirían quedarse donde se colocaba. También permitió una aplicación más rápida de capas sucesivas, formando una pintura más gruesa y expresiva. Esto sentó las bases para el desarrollo del estilo de pintura alla prima

aceites pintar al óleo
Artista: Diego Velázquez. Título: Las Meninas. Fecha: 656–57. Medio: óleo sobre lienzo. Dimensiones: Altura: 318 cm (10,4 pies); Ancho: 276 cm (108.6 ″). Colección: Museo del Prado

Pintura al óleo resinosa

Esta pintura al óleo resinosa produjo una película de pintura de gran durabilidad y fue preferida por muchos de los Viejos Maestros, como Tiziano y Rubens. 

Hoy sabemos cómo funcionan estas resinas, aunque es posible que no podamos duplicar las fórmulas exactas de los grandes maestros, sí nos podemos acercar bastante. Las resinas como la damar y la almasiga se disuelven en trementina como la sal en el agua. Cuando la trementina se evapora, los cristales de damar y almasiga se reforman al igual que los cristales de sal se forman cuando se evapora el agua. Al disolver la resina en trementina, se puede mezclar la resina disuelta en el aceite de secado. Como la trementina se evapora mucho más rápido de lo que se oxida un aceite de secado, la película de pintura parece endurecerse a medida que se evapora el disolvente. 

Carlos V en Mühlberg
Título: Carlos V en Mühlberg. Artista: Tiziano. Dimensiones: 335 cm × 283 cm

Solventes

Los disolventes y diluyentes adecuados para su uso con pinturas al óleo se conocen generalmente como espíritus, y se derivan de plantas (trementina de la resina de terebintina y otras especies de aceites de pino, flores de las plantas de lavanda y el alcohol de la fermentación de azúcares). Hoy en día también se emplean aceites minerales (espíritus minerales y otras fracciones obtenidas de depósitos de aceite), sin embargo estos aceites minerales son de uso muy reciente.

La primera evidencia clara de la destilación de solventes (alcohol) aparece en los años 1100. Pero fue durante los años 1200 que probablemente se desarrolló lo suficientemente bien para la producción de cantidades útiles de solventes para pintura al óleo. 

Requisitos de la pintura moderna

Los requisitos técnicos de algunas escuelas de pintura moderna no pueden realizarse por géneros y técnicas tradicionales. Por esa razón, algunos pintores abstractos y pintores contemporáneos en estilos tradicionales, han expresado la necesidad de un flujo plástico o viscosidad que no puede ser logrado mediante la pintura al óleo y sus aditivos convencionales. Algunos desean una mayor gama de aplicaciones gruesas y delgadas y una velocidad de secado más rápida. Algunos artistas han mezclado materiales de grano grueso con sus colores para crear nuevas texturas. Otros han usado pinturas al óleo en espesores mucho más gruesos que antes. Muchos han recurrido al uso de pinturas acrílicas que se secan rápidamente y ofrecen otras distintas posibilidades.

Sin embargo, así como algunos de estos resultados contemporáneos no pueden lograrse fácilmente con las técnicas antiguas, los resultados de los grandes maestros del pasado tampoco pueden ser logrados con las técnicas actuales. Por lo cual, si se desea tener una paleta de posibilidades que incluya tanto los resultados históricos como los actuales se deben emplear materiales adecuados al fin deseado para realmente lograrlo.


Deja un comentario

Suscríbete a nuestro newsletter

Recibe en tu correo las publicaciones de nuestro blog, anuncios de nuestros cursos, ofertas y más.

ttamayo

Casa de materiales de arte y escuela especializada en técnicas de pintura
QUIéNES SOMOS
envelope linkedin facebook pinterest youtube rss twitter instagram facebook-blank rss-blank linkedin-blank pinterest youtube twitter instagram