Las atmósferas de William Turner

octubre 31, 2016, 11:22 AM

Joseph Mallord William Turner (1775 – 1851) es uno de los precursores más importantes de la pintura abstracta, tanto moderna como contemporánea. En su tiempo manejó el óleo y la acuarela libremente, usando los recursos del color como una coreografía de estructura pictórica para componer sus cuadros.

La obra de su último periodo presenta una forma de pensamiento artística que se adelantaba a su época.  Sintetizó y economizó recursos para mostrar sensaciones y hacer reflexiones sobre la naturaleza de la pintura y de la vida misma. Construyó su pintura utilizando como sustento tres aspectos formales distintos: la forma, la composición y el color. Previo al impresionismo, produjo abstracciones donde privilegió las masas de color y el trazo más que la precisión realista de los objetos representados. Así se adelantó con ello a Monet y a cualquier otro de sus contemporáneos. No sería hasta la segunda mitad del siglo XIX que otros pintores recurrirían al estilo pictórico de este pintor inglés, en búsqueda de una nueva pintura.

William-Turner-Rochester-Castle-and-Bridge-circa

Rochester Castle and Bridge circa. (1830). Joseph Mallord William Turner. Acuarela sobre papel. Tamaño 356 mm x 510 mm. Galería Nacional de Londres

La temática y la técnica en la obras de Turner

Los poderes de las fuerzas de la naturaleza fueron el motivo primordial de las obras de Turner. Su principal interés fue capturar los humores del mar, el vapor, la luz en movimiento y la actividad humana dentro de los mismos. William Turner desarrolló técnicas mixtas en acuarela y óleo que le facilitaron conseguir sus intereses plásticos. De esta manera logró mostrar efectos dinámicos, gestualidad, evanescencia y una dramática expresión plástica.

Turner fue un pintor que dejó muchísimos cuadros inconclusos y gran cantidad de cuadernos de trabajo. Gracias a ello los pintores de hoy tenemos la posibilidad de estudiar a detalle -en su obra inconclusa- sus medios y procesos de trabajo. Sus procedimientos técnicos mixtos ofrecen una poderosa alternativa para nosotros, los pintores de hoy.

William-Turner-A-Harpooned-Whale

A Harpooned Whale. (1845). Joseph Mallord William Turner. Grafito y acuarela sobre papel. Tamaño 238 mm x 336 mm. Galería Nacional de Londres

La acuarela de William Turner

Cuando se habla hoy en día de técnica de acuarela, muchas veces se piensa que ésta debe trabajarse exclusivamente de forma delgada y respetando los blancos del papel para utilizarlos como luces.  Ya que se cree que con este medio no se debe utilizar pigmento blanco como color. Sin embargo, la realidad de las técnicas de acuarela ha sido muy diversa en distintas épocas. Algunos sistemas de pintura en acuarela no sólo han utilizado pigmento blanco, sino también muchos otros materiales.

La técnica de acuarela de William Turner y de otros tantos de sus contemporáneos -pertenecientes a la escuela inglesa- estaba lejos de ser exclusivamente acuarela. Estos artistas agregaban a su técnica diversos medios. Tales como gouache, tinta, caseína, lápiz, carboncillo e incluso temple. Mezclaban estos medios con la acuarela para generar diversos efectos visuales. Los ejercicios en los cuaderno de William Turner son un claro ejemplo de esta forma de trabajar la acuarela. Así como sobre los impresionantes efectos que pueden ser logrados con estas técnicas mixtas de acuarela con otros medios.

 William-Turner-Beilstein-and-Burg-Metternich-circa

Beilstein and Burg Metternich circa. (1839). Joseph Mallord William Turner. Aguada y acuarela sobre papel. Tamaño 140 mm x 192 mm. Galería Nacional de Londres

 William-Turner-Cochem-from-the-South-circa

Cochem from the South circa. (1839). Joseph Mallord William Turner. Aguada y acuarela sobre papel. Tamaño 137 mm x 190 mm. Galería Nacional de Londres

El color blanco y el papel entonado en las obras de Turner

Como podemos ver en los anteriores trabajos de acuarela, Turner utilizó ampliamente el color blanco. Esto, le permitía producir luces y áreas blancas, así como también fungía como una especie de imprimatura localizada. Además de que el papel que escogió era azul. Esta imprimatura le otorgaba la posibilidad de producir una sensación de distancia o lejanía, dependiendo de si la aplicaba de forma delgada o gruesa sobre el papel.

Puede apreciarse en muchos de los cuadernos de Turner y trabajos de otros de sus contemporáneos, que el papel blanco no era el tipo de papel más utilizado por el gremio de pintores de la época.  Incluso cuando trabajaban con acuarela. La razón detrás de esta preferencia es que respetar áreas del papel a manera de luces (al trabajar sobre papel blanco), puede ser un proceso mucho más lento que entonar previamente el papel y posteriormente retrabajar las luces sobre el entonado general. Si se escoge bien el medio tono previo del papel, el proceso de trabajo será más rápido. Además de que el entonado nos permitirá producir una sensación de atmósfera envolvente a partir de la cual podemos trabajar el color en nuestro lienzo con un rumbo definido y unificante.

William-Turner-Burg-Treis-circa

Burg Treis circa. (1839). Joseph Mallord William Turner. Aguada y acuarela sobre papel. Tamaño 140 mm x 190 mm.. Galería Nacional de Londres

La importancia del gouache en las obras de Turner

La técnica de acuarela de Turner tuvo diversas variantes a lo largo de su carrera artística. No obstante, salvo por algunos trabajos de sus primeros años, casi siempre utilizó una técnica mixta. Esta consistía principalmente en una fusión de acuarela, gouache y caseína. Varios de sus trabajos eran realizados sobre papel entonado de forma general o parcial, sobre el cual posteriormente trabajaba una atmósfera. Posteriormente aplicaba gouache blanco o de distintos colores para marcar zonas de luz, o planos pictóricos, dentro de sus composiciones. Por último entonaba los planos de gouache con acuarela a manera de veladuras, las cuales en ocasiones podía retrabajar una vez mas con gouache, para de nuevo velarlas haciendo uso de la acuarela.

El tipo de gouache que utilizaba para los blancos y para otros tipos de saturaciones, era en realidad un tipo de acuarela sobresaturada con cargas. Si bien hoy en día consideramos el gouache y la acuarela como técnicas distintas, la realidad es que el gouache es principalmente un tipo de acuarela saturada; esto lo hace el complemento ideal para ser trabajado en conjunto con acuarela.

La caseína como complemento

El uso de caseína en la técnica de acuarela de Turner formaba parte de su proceso de trabajo en las ocasiones en las que las cargas que agregaba a la pintura eran muchas y requerían, por lo tanto, de una mayor capacidad de anclaje que la que la solución de acuarela puede otorgar por sí misma. La caseína se puede utilizar ya diluida y agregándola directo al gouache cuando éste esta siendo mezclado antes de pintar, o para fijar las cargas de gouache que ya hayan sido aplicadas, rociando caseína sobre las mismas una vez secas. Esta última técnica se rocía de forma similar a cuando se fija carboncillo o gis al pastel con caseína.

William-Turner-The-Church-of-Saint-Martin-at-Harfleur-Normandy

The Church of Saint-Martin at Harfleur, Normandy. (1832). Joseph Mallord William Turner. Aguada y acuarela sobre papel. Tamaño 138 mm x 187 mm. Galería Nacional de Londres

William-Turner-Sainte-Catherine-at-Honfleur-Normandy

Sainte-Catherine at Honfleur, Normandy. (1832). Joseph Mallord William Turner. Aguada y acuarela sobre papel. Tamaño 137 mm x 194 mm.. Galería Nacional de Londres

El papel blanco en las obras de Turner

Si bien es cierto que Turner no siempre utilizaba papel blanco en sus trabajos de acuarela, también realizó proyectos en los que todos sus bocetos fueron realizados sobre este tipo de papel. Un buen ejemplo de esto lo encontramos en los trabajos que mostramos a continuación.

En sus bocetos del almacén en llamas, los apuntes fueron realizados sobre un papel blanco entonado posteriormente, conservando blanca únicamente la zona que el fuego iba a ocupar en la composición. De esta forma aprovechó la blancura del papel para producir una alta sensación de luminosidad, misma que difícilmente habría logrado conseguir con un papel de color y gouache sobrepuesto. Así podemos ver cómo la técnica de acuarela de Turner no fue una sola, sino más bien un gran compendio de técnicas que utilizaba dependiendo de lo que deseaba construir.

William Turner, considerado por muchos como el primer pintor abstracto europeo, no sólo era libre en cuanto a su uso del trazo, el color y la composición, sino también en cuanto a su uso y comprensión de los materiales que utilizaba.

Y a propósito del tema de William Turner, te recuerdo que impartiremos el curso titulado “La técnica pictórica de William Turner” los días 19 y 20 de Julio de 2019 en nuestras instalaciones (Naucalpan). Para que no te quedes sin cupo, puedes reservar tu lugar en el curso desde ya. Para descargar el temario del curso, así como para saber el precio, los descuentos que aplican y cómo hacer la reservación de tu cupo, visita el siguiente enlace: https://bit.ly/2xC9t85.

William-Turner-Fire-at-the-Grand-Storehouse-of-the-Tower-of-London

Fire at the Grand Storehouse of the Tower of London. (1841) Joseph Mallord William Turner. Acuarela sobre papel. Tamaño 235 mm x 325 mm. Galería Nacional de Londres

2 comentarios to “Las atmósferas de William Turner”

  1. Bruno dijo:

    Excelente!.

  2. Bruno dijo:

    Están muy buenos los articulos, pero tambien sería muy bueno agregar el nombre del Autor de dicho post. Sds.

Dejar un comentario: