Peter Doig y las aguadas en pintura al óleo

febrero 20, 2016, 8:34 PM

A partir de Pollock, muchos pintores utilizamos chorreados a la hora de pintar. Hoy en día estos forman parte del vocabulario pictórico, así como lo han hecho los impastos y las veladuras durante siglos. Uno de los pintores contemporáneos más famosos que utiliza este recurso es el escocés Peter Doig.

 

doig-with-canoe-painting

Peter Doig frente a su cuadro “Hace 100 años”

 

Nacido en Reino Unido, Doig se encuentra entre los pintores actuales más influyentes del mundo. Una característica de su forma de pintar es que trabaja los materiales de formas distintas, produciendo múltiples variables en calidades, texturas, impastos y veladuras, así como distintos tipos de pinceladas, diferentes maneras de dibujar, representar, etc. Entre sus múltiples recursos encontramos con frecuencia los “drippings” o chorreados, recurso plástico ideado por Siqueiros al cual llamó “pintura accidental” y posteriormente popularizado por Pollock bajo el nombre de “drippings”. 

Drippings Doig

Existen distintas técnicas en las que se pueden producir chorreados. Debido a su fluidez, habitualmente se utilizan materiales solubles en agua para producirlos, como acrílicos, acuarelas y temple. Sin embargo los chorreados también pueden lograrse en técnicas como el óleo o incluso encausto. Peter Doig utiliza óleo en sus cuadros, y por lo que puede ser apreciado al ver su obra, la forma en que produce los chorreados con óleo es adelgazándolo con trementina. Esto podemos deducirlo debido a la forma en que las gotas de pintura tienden a filtrarse en sus telas y expandirse. Muchos pintores contemporáneos habitúan adelgazar la pintura de óleo utilizando aguarrás u otro tipo de solventes. Esta se ha vuelto la forma más común de trabajar al óleo, sin embargo, tiene algunas complicaciones, ya que si la superficie sobre la que trabajamos no es lo suficientemente absorbente, o utilizamos demasiado solvente, con el tiempo las capas de pintura que hayamos aplicado de esta forma se craquelarán o incluso se pulverizarán por falta de aglutinante que las sostenga sobre el lienzo. Esto ocurre porque la trementina o aguarrás son solventes, y como tales, adelgazan el aceite de la pintura al óleo, mismo medio que hace que el pigmento se adhiera al cuadro. Si adelgazamos demasiado la película de aceite no habrá mucho que sostenga el pigmento sobre el lienzo y este caerá o se craquelará en corto tiempo ya que los solventes no tienen ninguna capacidad de pegado. Por suerte la trementina o el aguarrás no son los únicos medios para adelgazar el óleo, existen muchas otras formas de hacerlo fluido y cada una de ellas no solo lo hace quedarse fijo sobre nuestro soporte si no que nos permite conseguir calidades visuales distintas.

 

Pelican- 2003

Peter Doig, Pelican, 2004

 

Existen cuatro formas básicas de hacer fluido un óleo:

Barniceta: La mejor forma de hacer fluido un óleo es usar una barniceta. La barniceta es un medio hecho con aceite, trementina y barniz. Sus elementos permiten adelgazar el óleo sin el problema de que el aceite se adelgace demás y no se pegue el pigmento al lienzo. Esto es debido a que el aceite –que es el medio principal del óleo– está combinado con barniz. El barniz que se encuentra en la barniceta tiene la característica de funcionar –al igual que el aceite– como un aglutinante que ayuda a pegar el pigmento al lienzo, aunque su principal función es dar brillo a la pintura. Por si fuera poco, existen muchos tipos de barnicetas hechas con diferentes aceites, produciendo resultados diversos, útiles para obtener acabados distintos. Por lo tanto, distintos tipos de barnicetas producen distintos tipos de chorreados y escurrimientos.

Barniz: Los barnices son una mezcla de trementina con goma. Estos nos permiten adelgazar la pintura al óleo a manera de trementina o aguarrás pero conservando de mejor manera su capacidad de pegado, y a diferencia de la trementina por sí sola, la cual vuelve mate al óleo, el barniz dá gran brillo al aceite.

Aceite: Existen diversos tipos de aceites que pueden ser usados para adelgazar o incluso engrosar la pintura de óleo. Para hacer chorreados, lo más recomendable es utilizar aceite de linaza refinado debido a su fluidez y gran flexibilidad. Adelgazar el óleo con aceite de linaza refinado tiene la característica de conservar el aspecto del óleo casi como si fuera el mismo óleo salido del tubo, sólo que con mayor fluidez.

Trementina: La esencia de trementina o aguarrás bidestilado es un solvente con el cual se puede volver fluido el aceite, pero que hay que tomar en cuenta que no tiene capacidad de pegado, por lo que si se adelgaza el óleo en exceso, la vida de la obra se verá comprometida.

 

 

Dejar un comentario: