Cuáles son y cómo escoger los mejores colores primarios, la gran confusión

mayo 23, 2016, 2:58 PM

Los colores primarios son aquellos que, al combinarse entre sí, son capaces de producir todo el espectro cromático. En la escuela, a los niños se les enseña que los colores primarios son rojo, azul y amarillo, y que mezclándolos pueden obtener cualquier otro color. Sin embargo, una vez que los niños empiezan a hacer mezclas, se dan cuenta de que no pueden lograr todos los colores: en la mayoría de las ocasiones, sus morados parecen cafés y los verdes que consiguen no son luminosos.

No sólo es a los niños a los que se les enseña de esta forma. Como muchos de ustedes sabrán, esta forma de escoger los colores primarios -basada en la teoría de la triada de primarios- persiste en muchos casos hasta a nivel profesional.

 

10

 

¿Cuáles son los colores primarios?

El modelo de color que considera al rojo, azul y amarillo como los colores primarios se remonta al siglo XVI. Fue el pensador belga Franciscus Aguilonius, en su trabajo sobre óptica Opticorum libro sex, philosophis iuxta ac mathematicis utiles quien fue el primero en clasificar los colores como primarios y secundarios, siendo los primarios rojo, azul y amarillo, y los secundarios naranja, morado y verde. Esta forma de pensar el color fue utilizada por muchos pintores y, posteriormente, por impresores para realizar impresiones a color. Sin embargo, el sistema de colores primarios ha evolucionado mucho desde entonces, principalmente debido a que hoy en día tenemos muchos más colores que en el siglo XVI, gracias a los avances científicos y tecnológicos. Por causa del desarrollo de los pigmentos sintéticos, el modelo de color RYB (del inglés Red, Yellow, Blue, rojo, amarillo, azul) ha sido desplazado totalmente en la industria por el modelo Cyan, Magenta, Amarillo, Negro CMYK (el cual es su corrección), aunque se sigue aplicando -por tradición- en las escuelas de bellas artes (artes visuales, diseño gráfico) y aparece también frecuentemente dentro de la educación básica. El uso de los colores RYB, tanto en bellas artes como en diseño gráfico, tiene sus razones y no es del todo incorrecto, pero es necesario ser mucho más específico en cuanto a la denominación de los colores para no dejar margen a error.

 

Analicemos las diferencias entre los sistemas RYB y CMYK. Como podrán darse cuenta al ver los dos sistemas lado a lado, los colores secundarios de CMYK son muy brillantes y algunos colores secundarios de RYB (verde y morado) son sucios. También podrán notar que el azul ultramar, que en el sistema RYB es considerado un color primario, surge en el sistema CMYK de la mezcla de azul cyan y magenta, y por ello es considerado un color secundario. Así mismo, el color rojo que en RYB es considerado primario, surge de la mezcla de magenta y amarillo, y por tanto podría también ser considerado secundario.

 

¿Qué quiere decir esto? 

El color “azul” del sistema RYB es en realidad un tipo de morado que surge de la mezcla de un tono de rojo (magenta) y un tono de azul (cyan). Sin embargo, dado que su nombre coloquial es azul, lo consideramos como tal. De igual manera, el color “rojo” del sistema RYB es un tipo de naranja, ya que surge de la mezcla de un tono de rojo (magenta) y uno de amarillo. Es por esta razón que si utilizamos el color azul ultramar y el rojo común para realizar mezclas, nuestros colores saldrán sucios, porque la mezcla contiene un poco de color complementario que “agrisa” nuestros colores. Por otro lado, si utilizamos cyan, magenta y amarillo para hacer mezclas – como se ve en la gráfica – todos nuestros colores se verán luminosos. O al menos eso dice la teoría.

 

Entonces:  ¿Qué colores debemos utilizar como primarios para pintar?

En este punto es donde más se complican las cosas. Verán, aunque ya sabemos que los colores primarios (que son aquellos con los que podemos conseguir todos los demás colores) son cyan, magenta y amarillo, si vamos a comprar tubos de óleo, acrílico o gouash, etc. con estos nombres nos llevaremos sorpresas non gratas a la hora de pintar. Esto se debe a que distintas empresas usan diferentes pigmentos en colores con el mismo nombre. Un buen ejemplo de esto es el color magenta, del cual algunas empresas tienen varias versiones hechas con distintos pigmentos, entre los que incluso se incluyen pigmentos negros.

PV19 PR122

De hecho, aunque ustedes compren tubos de óleo o acrílico que digan azul primario, magenta primario y amarillo primario, lo más probable es que estos colores contengan blanco. Lo que el blanco hará es limitar sus posibilidades tonales, blanqueando todos sus colores; sus pinturas se verán opacas y nunca lograrán tonos negros, óxidos o tierras obscuras con sus tres primarios.

 

¿Cuál es la solución?

Lo importante a la hora de escoger nuestros colores primarios no es fijarnos en el nombre, sino en el pigmento con el cual fue creado ese color que vemos, entubado, o en un frasco. Sería necesario voltear el tubo de color, o frasco, y leer el color index que está detrás, para así saber con qué pigmento, o pigmentos, fue realizado ese color.

IMG_20160512_135654.875

Si voltean un tubo de azul cyan primario – por ejemplo – podrán ver las siglas PB 15:3, PW 5, PW 6. Esto quiere decir que ese pigmento cyan primario contiene un tipo de azul (PB 15) y dos tipos de blanco (PW5 y PW6). A ustedes los dos pigmentos blancos no les sirven para nada a la hora de pintar, como mencionado anteriormente de hecho los limitan. Lo que desean es un azul que sólo contenga el color PB 15:3, el cual es conocido como azul Phthalocyanina. ¿Y por qué no simplemente comprar un azul Phthalocyanina? Porque hay muchos colores Phthalocyanina y si lo que queremos es comprar un azul primario, nuestro color no debe tener ni tendencia al rojo, ni al verde. Es por esto que es importante fijarse en el color index que viene detrás de la etiqueta. Sólo de esta forma podemos saber que aquél que estamos comprando es realmente el Phthalocyanina que queremos: el azul primario PB 15:3.

Ahora bien, si compramos un magenta primario o una amarillo primario las cosas se complican otra vez, pero en esta ocasión, sólo un poco. La cosa esta así: existen dos colores magenta que son utilizados como primarios en el sistema CMYK, uno es el magenta PR 122 y el otro el pigmento PV 19 (ambos se encuentran en la imagen previa de opciones de magenta). El PR 122 (pigmento rojo 122) tiene una ligera tendencia azulada y el pigmento PV 19 (pigmento violeta 19) tiene una ligera tendencia amarillenta. No existe un tono que sea químicamente el primario exacto, sin embargo, la diferencia entre ambos es tan sutil que cualquiera de lo dos puede ser utilizado como primario, siempre y cuando no contengan ningún otro pigmento.

En el caso del amarillo, ocurre algo similar. Existen amarillos que son utilizados como primarios que tienen tendencia al verde y otros que tienen tendencia al rojo. El amarillo Hansa Medio PY 74, amarillo Hansa Deep PY 97 y el amarillo Hansa Yellow Light PY 3 son todos posibles candidatos para ser utilizados como amarillos primarios. No obstante, dado que ni su brillantez ni su permanencia es tan alta, muchas veces es conveniente utilizar dos amarillos distintos: un amarillo medio y un amarillo limón (ambos sin blanco agregado) para realizar nuestras mezclas. Estos amarillos pueden ser cadmios, cromos u otros.

Este último punto abre la puerta a otros aspectos que hay que tomar en cuenta para construir una paleta, entre los que se cuentan permanencia, transparencia, opacidad, brillantez y tono, pero ese tema lo abordaré en otra ocasión.

 

mid yellows comparison

 

Para terminar.

Gran parte de la confusión en cuanto a los colores primarios tiene que ver con que en colores como el azul o el magenta es difícil distinguir qué tono tiene realmente el color, a menos que se le ponga blanco o sea aplicado en una capa muy delgada. Como podrán ver en el siguiente ejemplo, el color Phthalocyanina saturado es difícil de diferenciar del azul ultramar saturado, pero cuando se les agrega blanco se vuelven obviamente diferentes.

 

ultramar 504-van-gogh-oleo_1

Óleo azul ultramar

 

570-amsterdam-standard-acrilico_1

Azul Phthalocyanina

Esto hace que el diagrama habitual de RYB no esté del todo equivocado, ya que tanto el color Azul Cyan como el Azul Ultramar se asemejan al azul del esquema RYB al estar saturados. De igual manera, el rojo del esquema RYB asemeja al PV19 en cierta forma, aunque sin ser exacto. No obstante, como espero que hayan notado en este texto, escoger los colores primarios no es tan complejo. Lo que ocurre es que, por alguna razón, las distintas grandes industrias lo ha complicado mucho. Quizá para que los pintores nos veamos obligados a comprar más colores.

RYB

RYB

 

 

3 comentarios to “Cuáles son y cómo escoger los mejores colores primarios, la gran confusión”

  1. Lourdes Sandoval rosas dijo:

    Me ha sido muy util e ilustrativo el
    Texto sobre la composicion de los colores primarios. Yo por eso cunsumo picmentos y oleos Ttamayo.

  2. Consejos para mezclar colores de forma precisa (primera parte) - ttamayo.com en ttamayo.com dijo:

    […] que lean esta otra publicación que escribí sobre los colores primarios. En ella se mencionan específicamente qué pigmentos […]

  3. Miguel Benitez dijo:

    Magnifico!!!

Dejar un comentario: