Los materiales de Rembrandt (primera parte)

julio 25, 2016, 7:06 PM

Rembrandt Van Rijn (1606-1669) nació durante el periodo hoy conocido como la Época Dorada Holandesa. Durante este periodo muchos de los pintores holandeses, especialmente aquellos que vivían en el puerto de Amsterdam o cerca de él, tuvieron la oportunidad de experimentar con materiales que provenían de distintas partes del mundo, lugares tan lejanos como India, Japón o México y otras regiones de América. Esto trajo cómo consecuencia que dichos pintores descubrieran a partir de los nuevos medios, nuevas técnicas de pintura con las que enriquecieron las posibilidades de la misma. Uno de los artistas que más se interesó por experimentar con los nuevos materiales fue Rembrandt, quien no solo fue —como todos sabemos— un pintor excepcional, aún considerado por muchos como el más grande de la historia, sino también un increíble técnico. En éste texto, el cual dividiré en dos entradas debido a su extensión, hablaremos primero sobre materiales que fueron ampliamente utilizados durante la época de Rembrandt y que formaron también parte indispensable de su técnica de pintura. En el segundo texto hablaremos sobre su invención de distintos nuevos medios y procedimientos, y de las ventajas y resultados que le fue posible lograr con los mismos.

 

Self Portrait with two circles *oil on canvas *114,3 x 94 cm *1665 - 1669

Self Portrait with two circles *oil on canvas *114,3 x 94 cm *1665 – 1669

El sistema de pintura de Rembrandt está basado en un método que hoy en día conocemos como la Técnica Veneciana. Básicamente, esta consiste en el uso de una serie de materiales y procedimientos técnicos específicos, que fueron desarrollados durante el renacimiento en el puerto de Venecia, el cual al igual que el puerto de Amsterdam siglos después, tuvo una época sumamente próspera en la que llegaban a él, gracias al comercio, gran cantidad de materiales de distintas regiones del mundo. Esto permitió a los pintores de la región experimentar con distintos materiales y mejorar sus procedimientos técnicos. La técnica que resultó de esta circunstancia hoy en día la conocemos por el nombre de Técnica Veneciana. La Técnica Veneciana gira en torno al uso de un sistema de trabajo conocido como de magro a graso, que esencialmente quiere decir de delgado y seco, a grueso y aceitoso. Este sistema tenía que ver con los medios en los que esta técnica se trabajaba, los cuales eran temple en conjunto con aceite negro. Las primeras manos de temple con las que se comenzaba a pintar un cuadro tenían mucha agua y poco aceite, conforme se avanzaba en la producción del lienzo se reducía la cantidad de agua del temple y se agregaba al mismo cada vez mayor cantidad de aceite, hasta en algunos casos, utilizar exclusivamente aceite. Esto producía gran sensación de espacialidad en los cuadros así como una óptica de mayor contraste y profundidad de color que la de otras técnicas más simples. Este sistema de trabajo ganó gran popularidad por su impactante calidad óptica y debido a ello, se diseminó por todo el continente Europeo en los años siguientes. Muchos pintores de épocas posteriores al renacimiento, al igual que Rembrandt, basaron su metodología de trabajo en este mismo sistema.

 

Rembrandt_-_The_Rape_of_Proserpine_-_Google_Art_Project

Rembrandt, El rapto de Persefone.

 

Otro de los elementos clave de la Técnica Veneciana es el uso de pútrido, el cual es un tipo de impasto que se produce con blanco de plomo, temple y óleo. Este solía ser utilizado tanto para la producción de grisallas en las primeras manos de los cuadros como para producir impastos en las capas superiores, ya que era a su vez usado como impasto y pigmento blanco. Debido al estilo pictórico que desarrolló Rembrandt, en el cual poco a poco fue aumentando la cantidad de saturación de los brochazos en sus cuadros, los impastos de pútrido formaron un aspecto esencial en su pintura, sin embargo debido a ciertas características de este material, se vio obligado con el tiempo a hacer algunos agregados de otros materiales al mismo, para explorar aspectos que el pútrido por sí solo no permitía lograr. Otra de las razones por las que para la pintura de Rembrandt es de suma importancia el pútrido, se relaciona con su uso del claroscuro y los efectos lumínicos que con éste logran. El blanco de plomo posee cualidades especiales que ningún otro pigmento tiene en relación a la luz, mismas que lo hicieron insustituible en el sistema de trabajo de Rembrandt. Explicaré sobre esto con mayor detalle en lo sucesivo.

Nota: La Técnica Veneciana implica más que solo hablar de los materiales y procedimiento antes mencionados. Para hablar realmente de la Técnica Veneciana sería necesario profundizar en el uso de las grisallas e impastos, y mencionar más respecto a las veladuras y ciertos colores específicos.

 

Rembrandt_Harmensz._van_Rijn_-_Jeremia_treurend_over_de_verwoesting_van_Jeruzalem_-_Google_Art_Project

Rembrandt, Jeremia treurend over de verwoesting van Jeruzalem.

 

Ahondemos un poco más en los materiales de pintura que Rembrandt retomara de sus antecesores y contemporáneos, y el papel esencial que estos jugaron en su sistema de trabajo.

 

  • Blanco de plomo: El blanco de plomo tiene la cualidad de ser sumamente secante, lo que hace que al usarse con óleo, éste seque rápidamente. Debido a la forma de pintar de Rembrandt, que con los años se volvió más empastada, este material le permitió incrementar el grosor del aceite que utilizaba en sus cuadros y hacer uso de impastos gruesos, sin que el secado de estos fuera un problema. Por otro lado el blanco de plomo tiene la cualidad de ser sumamente refractante, lo que da a los cuadros realizados con este material cualidades ópticas que ningún otro material proporciona, al aparentar tener más luz de la que realmente tienen, elemento fundamental de la pintura de Rembrandt.
  • Aceite negro: El aceite negro es un medio para pintura al óleo que se consigue fusionando blanco de plomo con aceite de linaza a traves de cocción. Esta forma de aceite fue ampliamente utilizada por varios siglos, debido a que el plomo al fusionarse con el aceite le presta a este sus cualidades, lo que lo vuelve secante y sumamente refractante. Este tipo de aceite era ampliamente utilizado – de hecho casi exclusivamente – ya que agiliza el proceso de trabajo a la vez que permite acentuar la luminosidad y el contraste de los cuadros. Este aceite fue el más usado en la pintura al óleo durante la época de Rembrandt, quien hizo uso de su capacidad de refracción como ningún pintor previo o posterior a el.
  • Aceite espesado: El primer pintor en hacer uso extensivo del aceite espesado, como medio para pintura al óleo fue Tiziano. Se dio cuenta que usar aceite de mayor espesor le permitía producir impastos densos que al secar mantuvieran su grosor, lo que permitía enfatizar la corporeidad material de la pintura, así como lo gestual de los trazos. Rembrandt así como otros pintores posteriores a Tiziano retomaron para sí esta forma de usar el óleo. Rembrandt, específicamente, retomo el sistema de impasto de Tiziano y lo mejoró, agregando al aceite negro espesado cargas de cuarzos molidos y ceras, para lograr contrarrestar algunas de las desventaja del aceite espesado y del plomo, aspectos de los que hablaré en el siguiente texto.
  • Goma de almáciga: Esta resina que provenía de Grecia se utilizaba para hacer barnices y barnicetas en lugar de la goma damar que hoy en día utilizamos. La almáciga se usaba mucho para laudería, e incluso hoy en día se dice que el mejor tipo de barniz para laudería se hace con almáciga, ya que vuelve a los instrumentos muy sonoros. Para la pintura al óleo la almáciga es importante ya que sus moléculas se amoldan muy bien a las grasas y esto permite mantener la flexibilidad del medio sobre las telas. Por otra parte la almáciga permite una buena penetración de la luz en las capas de pintura, cosa que aunada con aceite negro y blanco de plomo acentúa la sensación de luminosidad y especialidad de los cuadros.
  • Paleta de pigmentos: Durante la época dorada, Holanda era un gran productor e importador de pigmentos. Gracias a esto Rembrandt tenía fácil acceso a materiales como el blanco de plomo, esmaltes, cinabrio, amarillo de nápoles, etc. Por supuesto la gama de colores no era tan amplia como la del impresionismo o la de nuestros días; estaba principalmente constituida por sombras (umbers), ocres y sienas de distintos tonos. Otros pigmentos que también utilizó Rembrandt fueron azurita como pigmento azul y grana cochinilla como pigmento carmín, pigmento orgánico del cual hablaré más adelante. La gran ventaja de los colores tierras, óxidos y minerales como los que usaba Rembrandt es la gran estabilidad que tienen, lo que hace que perduren sin cambiar de tonalidad por muchos años, permitiendo a futuras generaciones admirar los cuadros preservados con gran integridad, como con la pintura de Rembrandt.
  • Temple: La Técnica de óleo nació como una técnica de temple con exceso de aceite en ella, y la técnica de óleo continuó durante muchos años utilizándose en conjunto con la técnica de temple. Esta técnica mixta tiene grandes ventajas, entre ellas la reducción del tiempo de secado del óleo y la delgadez que puede lograrse en las manos primas.

 

Opnamedatum: 2009-04-02

Rembrandt.

 

Antes de empezar a hablar de los materiales que Rembrandt inventó , es importante hablar sobre los inconvenientes que el sistema de trabajo que adoptó de sus contemporáneos y antecesores representaba para su estilo de pintura. La Técnica Veneciana implica comenzar a pintar con capas delgadas y magras de temple y óleo e ir construyendo sobre ellas cada vez con mayor grosor y cantidad de aceite. El problema de esto surge cuando quiere trabajar en las capas superiores con gruesos impastos de aceite sin temple o con muy poco, justo como Rembrandt o Tiziano hicieron. El aceite de linaza tiene la cualidad de obscurecerse con el tiempo, especialmente cuando no recibe luz directa. Esto hace que a mayor cantidad de aceite se utilice, o a mayor espesado tenga este aceite, más oscuro se volverá con el tiempo. Así mismo, el blanco de plomo, otro material esencial de la Técnica Veneciana, tiene también fuerte tendencia a oscurecerse con el tiempo, lo cual aunado al oscurecimiento del aceite de linaza —especialmente a manera de aceite negro— hace que los cuadros que utilicen en exceso estos medios, se sobre-oscurezcan con los años. Otro aspecto complicado del plomo es que por su cualidad secante, con los años puede rigidizar en exceso las capas de aceite, lo que hace que los cuadros se craquelen, sobretodo en los impastos, comprometiendo la integridad de las capas de pintura. Cosa que en el caso de Rembrandt, con la cantidad de pintura que llegó a utilizar en algunos de sus cuadros, habría sido fatal. El gran ingenio técnico de Rembrandt le permitió solucionar estos problemas agregando otros materiales para contrarrestar estos efectos y lograr los resultados que buscaba. De esto y más hablaremos en el próximo texto.

 

5 comentarios to “Los materiales de Rembrandt (primera parte)”

  1. FASCINANTE dijo:

    FELICITO, A QUIEN REALIZO EL PRESENTE TRABAJO, ROMPIO CON LO MISMO DE SIEMPRE DATOS HISTORICOS E IMAGENES, LO ANTERIOR PEMITE QUE VIVA DE NUEVO REMBRANDT.

  2. Víctor González dijo:

    ¡Muchas gracias!

  3. Norma risoul dijo:

    Muy buen escrito! Fascinante meternos en este mundo de la antigüedad…. Mil gracias por esta aportación que nos enriquece tanto! Saludos

  4. itzelmarion dijo:

    Muchas gracias por tus comentarios Norma.

  5. Los secretos de dibujo de Rembrandt - ttamayo.com en ttamayo.com dijo:

    […] coleccionistas y conocedores de arte de todas las épocas se han fascinado con las técnicas de pintura y dibujo de Rembrandt Harmenszoon van Rijn (1606 – 1669). ¿Cómo logró Rembrandt conseguir […]

Dejar un comentario: