La imprimatura de aceite y media creta

agosto 14, 2018, 6:18 PM

Las imprimaturas de aceite y media creta son las imprimaturas ideales para pintar al óleo. Tienen la gran ventaja de ser imprimaturas flexibles, lo cual permite que los cuadros pintados sobre lienzos imprimados con ellas puedan ser enrollados y transportados fácilmente. A pesar de ser las imprimaturas ideales para óleo, han caído en desuso y ha sido sustituida en el mercado por la imprimatura de gesso acrílica, la cual -como mencioné en la publicación anterior– pese a tener algunas similitudes con la media creta y la imprimatura de aceite, no comparte todas sus características y ventajas.

Es probable que las razones principales por las que las imprimaturas de media creta y aceite ya no se usen sean que éstas requieren ser preparadas con anticipación y que, una vez preparadas, no pueden ser almacenadas por más de una semana sin que pierdan sus cualidades. Esto ha hecho que gran parte de la industria y el mercado de materiales de arte privilegien el uso de gesso acrílico, el cual puede ser almacenado largo tiempo y ser utilizado inmediatamente, sin mayor preparación. Aún con esas ventajas que el gesso acrílico posee en cuanto a practicidad, a la larga este tipo de imprimatura trae problemas a los cuadros pintados sobre la misma con técnicas al óleo o temple. Estos problemas, mencionados en la publicación anterior, son problemas que jamás se presentarían con la imprimaturas de media creta y aceite. Las ventajas inherentes a éstas imprimaturas tradicionales hacen que su mayor tiempo de preparación valga la pena.

Como prometí la semana pasada, en esta entrada renovada daré la receta de las imprimaturas de aceite y media creta, y explicaré, paso por paso, cómo prepararlas sin contratiempos.

 

Materiales imprimatura

De izquierda a derecha: cola de conejo, carbonato de calcio, aceite de linaza y blanco de zinc.

Materiales de alta calidad

Como se mencionó en el texto pasado, lo más importante para preparar correctamente una imprimatura de aceite o media creta es utilizar materiales de alta calidad.

Es particularmente importante emplear cola pura de conejo, por contener ésta una enorme cantidad de colageína, lo que la vuelve sumamente flexible. A su vez, tiene la característica de ser muy cubriente y, por lo mismo, sellar la tela mejor que ninguna otra cola.

La verdad es que para esta cola no hay sustitución. Lograr una imprimatura de media creta flexible o una imprimatura de aceite enrollable siempre implica emplear cola pura de conejo de alta calidad.

 

Materiales fotografiados durante el proceso de preparación de la imprimatura

 

Las recetas tradicionales para imprimaturas de aceite y media creta encontradas en libros

Algunos de ustedes, ya sea porque hayan leído más sobre técnicas y materiales, hayan tomado cursos o hayan estudiado la carrera de artes plásticas y visuales, se darán cuenta de que existen diferencias entre las recetas que aparecen en distintos libros. También se darán cuenta de que las recetas de imprimatura que daremos en este texto son también distintas de las que ya conocerán.

Esta diferencia radica en los volúmenes de materiales que se emplean para crear las imprimaturas. Los materiales de pintura actuales son diferentes de los de hace 50 años, 100 años, 200 años 300, etcétera. Los métodos de obtención de las materias primas, así como la forma en que las mismas se refinan, han variado mucho desde la época previa a la revolución industrial hasta el presente. Por la misma razón, las recetas han cambiado con el tiempo, teniendo como consecuencia que los materiales sean ligeramente distintos.

Las recetas de imprimaturas tradicionales más antiguas dicen que se requiere un volumen de cada una de las materias primas esenciales para preparar la imprimatura. La razón detrás de esta medida vaga es obvia: antiguamente los pesos y volúmenes no se medían en gramos y litros. Es por esto que todas las recetas aparecen en volúmenes.

 

Materiales fotografiados durante el proceso de preparación de la imprimatura

 

Para la imprimatura de aceite se requería un volumen de carbonato de calcio, un volumen de blanco de plomo, un volumen de aceite de linaza refinado y un volumen de agua por 70 gramos de cola. Sin embargo, conforme los materiales han ido cambiando, también las recetas han debido cambiar para que funcionen. Un ejemplo de estos cambios son las cualidades de los pigmentos y cargas con los que se prepara hoy la imprimatura. Estos, debido a los proceso de refinamiento actuales, quedan mucho más delgados y compactos que en el pasado. Por lo mismo, se comportan de manera un poco distinta que los polvos antiguos.

Los polvos antiguos eran mucho más gruesos y esponjosos (a nivel partícula) que los actuales. Por poner un ejemplo, hace 50 años medio kilogramo de carbonato de calcio ocupaba más volumen que medio kilogramo de carbonato de calcio actual. Puesto que el proceso de refinamiento del mismo es diferente, sus partículas quedan mucho más pulverizadas que las de los carbonatos antiguos. Ésta es la principal causa detrás de las variantes entre distintas recetas.

La receta que daremos a continuación es una receta actualizada, en la que se usan los materiales que hoy se encuentran en el mercado.

 

Proceso de grabación de nuestro próximo video curso para preparar perfectamente las imprimaturas de media creta y aceite

 

Otras razones por las que hay diferencias entre recetas

Otra razón menos significativa por la que hay diferencias entre recetas es la procedencia de los productos que se emplean para producir las imprimaturas. Particularmente la cal es la que puede ser ligeramente diferente entre una región y otra. Dependiendo del grado de pureza que la misma tenga y del refinamiento de ésta, es que va a aceptar mayor o menor cantidad de aceite dentro de la imprimatura.

Claro que hoy en día el carbonato de calcio puede encontrarse muy puro en casi cualquier parte del mundo, por lo que no es un factor que cambie dramáticamente el comportamiento de los materiales dentro de la imprimatura. En oposición, otra razón que sí produce cambios dramáticos es la cola de conejo, como ya se dijo. Una cola que no sea de conejo o que esté mezclada, soportará una mucho menor cantidad de aceite, carbonato y pigmento. Así, repito, es muy importante utilizar cola pura de conejo de alta calidad.

 

Creta esperando el aceite

Imprimaturas de aceite y media creta.

Materiales:

  • 70 grs cola de conejo.
  • 550 grs carbonato de calcio.
  • 350 grs blanco de zinc.
  • 2 lt agua destilada.
  • De 400 (si de media creta) a 750 ml (si de aceite) de aceite de linaza refinado.

Lo primero que debe hacerse es poner a remojar 70 grs de cola de conejo en 750 ml de agua destilada por 24 horas. El mismo recipiente en que se ponga a remojar la cola es donde se llevará a cabo la preparación de la imprimatura, por lo que es recomendable utilizar una palangana de peltre de tamaño suficiente. El peltre es ideal, ya que es fácil de limpiar.

Una vez remojada la cola, se debe calentar a baño María hasta que quede disuelta, no debe hervir, porque la cola perderá su capacidad de pegado; tan sólo es necesario que se disuelva. Una vez esté disuelta, se debe retirar de la flama.

 

 

 

A la cola, ya disuelta, se le deben agregar 550 grs de carbonato de calcio y 350 grs de blanco de zinc. Después de agregarlos, se debe revolver todo hasta formar una mezcla uniforme entre los polvos y la solución de cola.

 

 

Cuando esto esté listo, se debe esperar a que la solución de cola y los polvos comiencen a cuajar, para poder verter el aceite de linaza en la mezcla. Este paso es el más complicado de todo el proceso, pues si no se hace bien, el aceite no se integrará del todo en la mezcla y flotará en la superficie de la misma (cosa que no debería ocurrir). El truco para que todo salga bien, evitando las gotas de aceite en la superficie de la imprimatura, es que la solución de cola con los polvos no esté ni muy cuajada, ni cuajada de más cuando se vierta el aceite. La consistencia ideal es similar a la de una natilla o un atole espeso. Ese punto es el momento ideal para agregar el aceite de linaza refinado a la mezcla.

En el siguiente enlace pueden descargar un video de la consistencia exacta que debe tener la mezcla de cola y polvos antes de que se le agregue el aceite de linaza:

 

Consistencia solución de cola y polvos.

 

2016-08-12 03.34.38

 

Los 400 ml de aceite de linaza refinado para producir imprimatura de media creta a 700 ml deben, de preferencia, ser integrados de a poco con la solución de cola y los polvos. La forma ideal de integrarlo en la mezcla es con una brocha -perfectamente libre de color o pigmento-, la cual debe ser utilizada a manera de brochuelo para unificar los materiales. Esto quiere decir que la mezcla no debe ser batida, sino integrada presionando ligeramente contra el fondo de la palangana y manteniendo una presión y ritmo constante. En el siguiente enlace pueden descargar el clip de como hacerlo:

 

Integración del aceite.

 

Una vez se termine de integrar el aceite, la consistencia de la mezcla debería ser suave y sin grumos. En este punto se deben agregar los 250 ml restantes de agua destilada del primer litro. Esto se debe hacer de a poco, al igual que cuando se integró el aceite, y con el mismo movimiento con que éste se incorporó a la mezcla.

 

 

Una vez se hayan integrado los 250 ml de agua por completo a la imprimatura, ésta se debe dejar cuajar. En este punto puede meterse la imprimatura al refrigerador, para acelerar el tiempo de cuajado.

 

2016-08-12 04.19.35

 

Una vez haya cuajado la imprimatura, ésta ya está lista para ser aplicada sobre un lienzo. En este estado, la imprimatura tendrá una vida útil de aproximadamente una semana, si se mantiene en refrigeración. Para aplicarla sobre un lienzo, debe calentarse la preparación a baño María, hasta que se disuelva; no debe hervir, o de lo contrario perderá sus cualidades cohesivas. Es recomendable revolverla constantemente mientras es aplicada, debido a que tiende a asentarse en el fondo. De no revolverse, cabe la posibilidad que las manos de imprimatura que se den a un lienzo tengan cantidades irregulares de polvos y aceite.

 

Notas para el futuro

En un texto futuro hablaremos de cómo aplicar las imprimaturas de aceite y media creta sobre lienzo.

Mucha gente suele lijar sus imprimaturas para que queden lisas tras ser aplicadas. Si bien eso puede funcionar en imprimatura de acrílico, es completamente innecesario en la imprimatura de aceite o media creta. En un texto futuro hablaremos de cómo aplicarlas de tal forma que queden perfectamente lisas, uniformes y, a su vez, en condiciones de ser enrolladas y trasladadas fácilmente.

 

 

 

10 comentarios to “La imprimatura de aceite y media creta”

  1. Norma risoul dijo:

    Muchas gracias Victor, siempre nos es muy útil reafirmar los conocimientos de las clases en Tamayo.

  2. Miguel Angel dijo:

    Excelente aporte TTamayo!!!

  3. Checa dijo:

    Hola Hola, que desventajas y ventajas tiene imprimar la tela con una recina acrilica como el acrilato??? Lo pregunto por que en ocasiones dibujo en la tela cruda y la selló.con el acrilato para no perder el dibujo.

  4. Víctor González dijo:

    Tiene ventajas si se va a trabajar sobre ello con acrílicos, si se va a trabajar con otros medios no es lo ideal. En este articulo podrá leer un poco de por que no siempre es ideal el acrílico para ser trabajado en conjunto con otros materiales. Saludos.

    http://ttamayo.wpengine.com/2016/08/1984/

  5. Joel bautista arguello dijo:

    Hola ¿este tipo de imprimatura me sirve para papel?

  6. Joel bautista arguello dijo:

    Hola esta imprimatura me funciona para papel?

  7. Víctor González dijo:

    Hola, si funciona, solo que debe ser un papel de gramaje suficiente. Saludos

  8. Marco dijo:

    No creo que funcione perfectamente con el papel debido al aceite ya que las fibras del papel tenderán a echarse a perder por el componente aceitoso.

    He observado que la imprimatura novohispana es roja. solo se añadió pigmento rojo o un compuesto extra?

  9. Víctor González dijo:

    Hola Marco,

    El papel funciona muy bien para pinturas al óleo y temple imprimado, pero aconsejamos que se use un gramado mínimo de 200 o bien de 300 a 400 gr. Pero al ser imprimado ya no sirve para acuarela.

  10. Víctor González dijo:

    En cuanto al pigmento, se usa bol de armenia!

    Saludos

Dejar un comentario: