La hoja de Oro y su uso en la obra de Gustav Klimt

22 junio, 2020
Jorge González

Cuando pensamos en el uso de hoja de oro en la pintura moderna pensamos en Klimt. El artista austriaco Gustav Klimt fue uno de los artistas simbolistas más famosos. Durante su exitosa carrera, cultivó una cartera de variadas expresiones artísticas y técnicas pictóricas.

Fue el pintor de la sexualidad, el amor y la muerte.

Aun así, es más conocido por la colección de obras brillantes y doradas que produjo durante su Época Dorada, en la cual trabajó con la técnica de "hoja de oro" en distintas modalidades. 

Dicha fase dio lugar a algunas de las pinturas más conocidas y valiosas del arte moderno.

 En este artículo te explicaré cómo Gustav Klimt utilizó esta técnica, que materiales empleó y en cuáles de sus obras más representativas aplicó dicha técnica. 

Titulo: Friso Beethoven, Autor: Gustav Klimt. Año: 1902. Técnica: Colores de caseína, recubrimientos de estuco, recubrimientos de oro, aplicaciones de varios materiales en mortero. Dimensiones: 217 cm x 1403 cm. Colección: Galería Belvedere. Viena, Austria. 

La Era de Oro de Gustav Klimt

Gustav Klimt fue un artista austriaco que vivió entre 1862 y 1918. Su obra, referencia inevitable en las técnicas con las que se desenvolvió, le valió ser considerado uno de los más conspicuos representante del movimiento modernista de la secesión vienesa.

En su exitosa carrera, trabajó con pinturas académicas, dibujos de la vida y objetos de arte decorativo. Pero es más conocido por la colección de obras brillantes y llenas de oro que produjo durante su Época Dorada.

A medida que su estilo de pintura progresaba, se hacía más moderno. Su enfoque de los materiales también avanzó. Klimt comenzó a incorporar la hoja de oro en sus obras, marcando el inicio del que sería el período más exitoso y brillante de su carrera.

Dicho período tuvo una duración aproximada de una década. Diez años que dieron forma y finalmente caracterizaron el estilo de Klimt, dando lugar a algunas de las pinturas más conocidas y valiosas del arte moderno.

Obras Destacadas

Entre sus obras más notables encontrarás:

Palas Atenea

(1898) es considerada como la pieza más antigua de la época dorada de Klimt. Esta pintura al óleo representa a la diosa griega Atenea, presentada generalmente con yelmo, grifos, lanza en su mano derecha, escudo con la cabeza de la Gorgona y la égida en su pecho.

Atenea es la diosa de la sabiduría y la razón. 

Pintura de hoja de oro sobre lienzo
Título: Palas Atenea. Autor: Gustav Klimt. Año: 1898. Técnica: Óleo sobre lienzo. Dimensiones: 75 cm x 75 cm. Colección: Museo histórico de la ciudad de Viena, Austria.

Judith I

(1901) Como en  mucha de sus piezas posteriores está representada por una mujer (Judith, una mujer bíblica famosa por matar a Holofernes, un invasor), rodeada de diseños decorativos y con un fondo dorado.

 Además, Klimt representa la figura femenina con matices eróticos, un enfoque que formará parte intrínseca durante este período.

Pintura de hoja de oro sobre lienzo
Título: Judith I. Autor: Gustave Klimt. Año: 1901. Técnica: Óleo sobre tela. Dimensiones: 84 cm x 32 cm. Colección: Galería Belvedere. Viena, Austria.

Friso de Beethoven

(1902) Este friso de pared de 112 pies de largo rinde homenaje al compositor y pianista alemán Ludwing van Beethoven al ofrecer una interpretación visual de su novena sinfonía.

El friso está compuestos de tres partes: “El anhelo de felicidad” se encuentra con “Las fuerzas enemigas” y triunfa con el “Himno de la alegría”.

Klimt Golden Phase Beethoven Frieze
Título: Las fuerzas Enemigas. Friso de Beethoven. Pared estrecha. Autor: Gustav Klimt. Año: 1902. Técnica: Colores de caseína, recubrimientos de estuco, recubrimientos de oro, aplicaciones de varios materiales en mortero. Dimensiones: 217 cm x 639 cm. Colección: Galería Belvedere. Viena, Austria.

Así mismo, presenta los opulentos planos, motivos y figuras místicas, y acentos ornamentales que caracterizan las pinturas doradas de Klimt.

https://migueldesnudo.files.wordpress.com/2015/05/el-anhelo-de-felicidad-satisfecho-en-poesc3ada.jpg
Título: Himno a la alegría. Friso Beethoven. Pared lateral derecha. Autor: Gustav Klimt. Año: 1902. Técnica: Colores de caseína, recubrimientos de estuco, recubrimientos de oro, aplicaciones de varios materiales en mortero. Dimensiones: 217 cm x 1403 cm. Colección: Galería Belvedere. Viena, Austria. 

Hoja de oro ¿En qué consiste?

La aplicación de hoja de de oro es una técnica que consiste en aplicar una finísima lámina de éste metal al objeto que se desea decorar (ya sea un mueble, una estatuilla, un retablo, una pieza de orfebrería, e incluso superficies arquitectónicas).

Klimt asombra con esta técnica aplicada sobre sus telas, y éste pasa a ser un ejemplo clarísimo de por qué se dice que en el modernismo (el movimiento al que pertenece Klimt, también nombrado como "arte moderno") existe una abundancia extrema de detalles ornamentales y decorativos.

Historia de la Hoja de Oro en el Arte 

La historia de la hoja de oro comenzó con el uso de la misma en la escultura y la pintura y se remonta a Egipto.

El oro era el color de los dioses, los faraones y los sarcófagos. Por lo tanto, la hoja de oro se usaba principalmente para decorar las habitaciones de las pirámides que pretendían ser la tumba de un faraón.

También, la hoja de oro se utilizó en la pintura de la Edad Media como símbolo, por excelencia, del arte cristiano. En las pinturas sagradas de la época, el cielo estaba hecho con hoja de oro, y esto se llamaba pintura "de oro". 

Posteriormente, en el mundo de la pintura moderna, pintores y artistas utilizaron hoja de oro para decorar varias obras y de estos artistas, el más famoso es sin duda Gustav Klimt.

La primera pintura que hizo en la Época Dorada fue "Judith I", mientras que las obras más famosas de esta fase son el "Retrato de Adele Bloch-Bauer I" y, en particular, "El beso". De estas obras hablaremos más adelante.

Pasos y Materiales para realizar esta técnica de forma tradicional

El dorado, ese recurso que lo identifica, se obtiene con finísimas láminas de oro laminado que se aplica en distintas superficies y detalles de la pintura. A este recurso se lo llama en ocaciones “pan de oro”. 

Materiales para aplicar la hoja de oro

Entre los materiales para aplicar hoja de oro encontramos:

  • Láminas de hoja de oro
  • Carbonato de calcio
  • Cola de conejo
  • Clara de huevo
  • Lija
  • Bol de Armenia
  • Cola de pescado
  • Piedra de Ágata
  • Pincel
  • Agua

Técnicas para aplicar la hoja de oro

Imprimatura

La aplicación de hoja de oro comienza con una superficie lisa. En el pasado la superficie se lograba con imprimatura de creta.

Para prepararla se emplea la cola de conejo y el yeso, o bien carbonato de calcio. La mezcla de ambos materiales se aplica sobre una tabla. Requiere al rededor de 20 o 30 capas de esta imprimatura.

Esta superficie incluso se bruñía para que tuviera un acabado perfectamente liso y sin ninguna textura sobresaliente. De hecho es debido al bruñido que debían darse tantas manos de imprimatura. Con pocas manos de imprimatura no es suficiente material como para cubrir toda la textura de la tabla. El bruñido era importante puesto que de esta forma al aplicarse la hoja de oro y bruñirla esta podría brillar con intensidad. Más adelante explicamos el bruñido.

Bold

Así como la imprimatura se bruñía, también solía teñirse con colores de bold. Estos son un tipo de arcilla rica en óxidos de hierro con colores que van de rojos a amarillos terrosos. Esta arcilla era muy útil debido a su colorido, ya que en las zonas en las que hubieran quedado huecos entre la hoja de oro y el fondo, los colores del bold permitían que no fueran tan obvios.

La aplicación del bold implicaba en sí dar otras seis o siete capas de bol de Armenia, de color rojizo o amarillo ocre molido muy fino, mezclado con cola de pescado o con la misma cola de conejo. 

Después de esto la tabla se volvía a pulir con un paño de algodón hasta conseguir una superficie totalmente lisa sin ninguna imperfección.

Aplicación de la hoja de oro

Después de este proceso puedes ir aplicando las láminas de oro sobre una zona previamente humedecida con agua y clara de huevo, aplicada con un pincel. La hoja de oro se levanta con una ceja de pelo que debe frotarse para generar estática y se coloca posteriormente sobre lo húmedo de la clara. Este es un proceso delicado.

Una vez esté cubierta toda la superficie finalmente has de bruñir con una piedra de ágata para conseguir el brillo de oro.

Estos trabajos se decoraban imprimiendo pequeños dibujos con la ayuda de punzones y ruedecillas, siguiendo unos patrones.

C:\Users\AURORA\Pictures\Desiré\Pan de oro..jpg
Procesamiento de oro.

¿Dónde aprendió Klimt a hacer esto?

Klimt, como buen hijo de orfebre artesano, entendió el manejo de los metales como ningún otro artista de su época. A pesar de trabajar la pintura tenía una gran habilidad para crear obras artísticas con metales preciosos, piedras y joyas.

Así, sus pinturas destacaban por el uso de la técnica de la hoja de oro, ya que estaban provistas de muchos detalles ornamentales y decorativos que aprendió a hacer gracias a su padre.

Técnicas de dorado de Gustav Klimt

Técnica de dorado de Gustav Klimt para el Friso de Beethoven

El friso de Beethoven se encuentra entre las obras más complejas de Klimt en términos de los materiales que utilizó.

Klimt  trabajó con "pintura de caseína, estuco aplicado y dorado". También  utilizó los botones de cristal opalino cortado, el vidrio transparente tallado en metal, las pequeñas placas de espejo, los botones de nácar y los anillos de latón huecos utilizados como aplicaciones.

Además, Klimt usó pintura de caseína sobre yeso seco, para imitar la apariencia de la técnica de fresco, pero de forma menos exigente técnicamente. Una vez secos, los colores se ven mate, lo que aumenta el efecto brillante y el resplandor del oro y la plata. Klimt estaba principalmente interesado en lograr un efecto plano con el oro, por lo que eligió la técnica de dorado con aceite para su friso. 

Este proceso implicó para Klimt aislar el subsuelo con una imprimación, probablemente de goma laca teñida con polvo rojo. Para crear el efecto tridimensional, utilizó una capa de estuco, es decir, una base de tiza, que aplicó con un pincel (por ejemplo, las espirales sobre los amantes) o una espátula (por ejemplo, las bandas en los adornos para el cabello). 

También pegó las aplicaciones usando la base de tiza reforzada con pegamento animal, la cola de conejo. Klimt creó el adhesivo para el oro con clara de huevo, y utilizó papel de aluminio para la espada del caballero. Finalmente, el artista dibujó los dorados con un lápiz o aplicó un barniz de color.

El climax de la fase dorada de Gustave Climt

La Época Dorada (también conocida como fase dorada o periodo dorado) de Klimt, llega al clímax con tres obras claves: Retrato de Adele Bloch-Bauer I, (1907), Estudio para el Árbol de la Vida  (1909) y El Beso (1908).

Como pintor exitoso y figura prominente en la escena del arte contemporáneo de Viena, Klimt se encargaba de pintar retratos de las mujeres de clase alta de la capital. 

Retrato de Adele Bloch-Bauer I

La más conocida de estas representaciones es Retrato de Adele Bloch-Bauer I (1907), presenta la esposa de un rico banquero judío.

 A pesar de que en ella retrata a uno de los contemporáneos de la vida real de Klimt, su uso audaz del oro le da una sensación etérea que recuerda un mosaico bizantino, que ilustra la calidad atemporal de la “nueva mujer vienesa”.

Título: Adele Bloch-Bauer. Autor: Gustav Klimt. Año: 1907. Técnica: Óleo y oro sobre tela. Dimensiones: 138 cm x138 cm. Colección: Galería Neue. Nueva York. USA.

El Árbol de la Vida

El Árbol de la Vida (1909) es otra icónica obra de Klimt que se compone de tres mosaicos extravagantes encargados para el comedor de la Casa Stoclet en Bruselas. Se trata de una representación estilizada de un árbol con ramas giratorias y espirales, intricados patrones y motivos simbólicos inspirados en el arte antiguo. 

El árbol se complementa con figuras, que incluyen una bailarina y una pareja, la cual se parece mucho a los amantes que aparecen en El Beso  (1908). En sus estudios, Klimt adornaba la escena con hoja de oro.

El arbol de la vida de Gustav Klimt
Título: El Árbol de la Vida. Autor: Gustav Klimt. Año: 1909. Técnica: Pintura simbólica, cartulina. Dimensiones: 138,8 cm x 102 cm. Colección: Museo de artes aplicadas. Viena, Austria.

El Beso

La obra más famosa de Klimt, El Beso (1908), representa a un hombre y una mujer mientras se abrazan pacíficamente en un parche de flores brillantes. 

Revestidos con patrones contrastantes y con predominio de formas doradas, abarcan el enfoque decorativo de la fase dorada de Klimt.

Klimt creó esta obra combinando mosaicos y decoraciones sobre un misterioso fondo dorado.

Pintura de hoja de oro sobre lienzo Klimt The Kiss
Título: El Beso. Autor: Gustav Klimt. Año: 1908. Técnica: Pan de oro y Óleo sobre tela. Dimensiones: 180 cm x 180 cm. Colección: Galería Belvedere. Viena, Austria.

Para conocer más sobre la técnica de Gustav Klimt te recomendamos leer este otro texto sobre "El estilo y proceso de trabajo de Klimt".

4 comments on “La hoja de Oro y su uso en la obra de Gustav Klimt”

  1. Buenas tardes Jorge Gonzalez,por el envio de la valiosa informacion.
    Tengo interes de tomar el proximo curso sobre la tecnica de Gustav Klimt.Me inscribire para el curso en linea proximamente.

Deja un comentario

Suscríbete a nuestro newsletter

Recibe en tu correo las publicaciones de nuestro blog, anuncios de nuestros cursos, ofertas y más.

ttamayo

Casa de materiales de arte y escuela especializada en técnicas de pintura
QUIéNES SOMOS
envelope
linkedin facebook pinterest youtube rss twitter instagram facebook-blank rss-blank linkedin-blank pinterest youtube twitter instagram