Cómo preparar encausto paso a paso

6 julio, 2020
Jorge González

Preparar encausto es bastante sencillo, sólo requiere que sepas bien los pasos para que no tengas complicaciones. La pintura encáustica, o encausto, es una técnica pictórica en la que se aplica una mezcla de cera, resina y solvente sobre un soporte rígido. Es una técnica virtualmente eterna, algunas de las obras de pintura más antiguas de nuestra era fueron hechas con ella.

Esta técnica pictórica fue empleada por primera vez por los egipcios del siglo primero para pintar los retratos de las tumbas funerarias. La pintura encáustica es una de las técnicas pictóricas más versátiles y, en los últimos años, ha sido utilizada de distintas maneras permitiendo la aparición de nuevas técnicas de pintura encáustica.

En el siguiente artículo te hablaré sobre cómo preparar encausto y también un poquito sobre su historia.

Breve historia de la técnica de encausto 

La técnica de encausto o encáustica es una técnica milenaria redescubierta a principios del siglo XX. Ha sido aplicada en algunas de las pinturas más famosas, tales como los retratos mortuorios del Fayum. Estos retratos han fascinado a través de los siglos, tanto por su calidad figurativa como por su técnica única.

Los retratos del Fayum fueron estudiados por distintos pintores durante el Renacimiento.  Entre ellos Leonardo da Vinci, quien intentó reproducir la técnica de encausto, sin éxito. 

Preparar encausto
Título: Portrait of a woman, known as "L'Européenne". Artista: Desconocido. Fecha: entre 100 y 150. Técnica: madera de cedro, pintura encáustica y oro. Dimensiones: 42 cm x 24 cm. Colección: Museo Louvre, Paris, Francia.

Por otra parte, a principios del siglo XX la técnica fue redescubierta por Diego Rivera, para ser utilizada de ahí en adelante por una gran cantidad de pintores.

Título: La creación. Artista: Diego Rivera. Fecha: 1922 – 1923. Técnica: Encausto sobre muro. Ubicación: Escuela Nacional Preparatoria de San Ildefonso, Ciudad de México, México.

Características del encausto

Por ser una técnica a base de cera, la técnica de encausto es una técnica densa. Sin embargo, el encausto puede aplicarse de muchas maneras. A pesar de esto, muchos consideran que su aplicación resulta complicada en trabajos de alta precisión, siendo así utilizada principalmente en la pintura abstracta y en la semifigurativa.

Por otra parte, el encausto puede aplicarse de dos maneras diferentes: al frío y al calor. A continuación te hablaré de las características de esta técnica para ambas aplicaciones.

Encausto en frío

  • El encausto en frío es un material tan denso que no necesariamente es ideal para hacer detalles delicados. 
  • Al ser pastoso se dificulta trabajarlo con pincel, por lo que son preferibles espátulas para manejarlo.
  • No obstante, puede adelgazarse con esencia de trementina y de esa manera volverse mucho más fluido.
  • De esta forma puede ser trabajado con pinceles de cerda gruesos. Los pinceles más delgados no son ideales puesto que sigue siendo un medio grueso.
  • La encáustica trabajada en frío requiere ser cauterizada con calor al ser finalizado el cuadro, lo que dificulta lograr alta precisión si no se sabe emplear cargas en ella. 
  • La cauterización de los cuadros realizados con esta técnica se lleva a cabo mediante sopleteado o cauterizado con pistolas de calor. De no tomarse en consideración este paso, el encausto no penetrará en el soporte. Esto ocasionará con el tiempo endurecimiento de  la película de cera de manera separada del soporte y por lo tanto, la separación del soporte.
  • El calor hace que el encausto se reblandezca y, de esa forma, que la apariencia final del cuadro cambie un poco.

En este mismo texto te enseñaré a preparar el encausto en frío.

Encausto al calor

  • El encausto al calor se trabaja con barras de encausto premezcladas con pigmentos, las cuales son reblandecidas en una plancha de calor.
  • Al ser reblandecida las cera se vuelve muy fluida y es fácil aplicarla con brochas de pelo suave.
  • Sin embargo esta técnica debe ser trabajada con gran velocidad, puesto que el encausto seca rápido.
  • Esto no permite mucho tiempo para hacer retoques de detalles.
  • Una ventaja del encausto al calor es que no requiere ser cauterizado al final y que aparte no se emplean solventes durante el proceso de trabajo, cosa que puede ser positiva para quienes sean sensibles a los mismos.
  • Un problema que puede tener es que las barras premezcladas que se encuentran en el mercado no tienen una alta saturación de color, lo que nos da menos control sobre nuestro resultado.
  • Por esto es recomendable hacerse uno mimo sus propias barras. Quizá este tema lo toquemos en un futuro texto.

Preparación de la técnica de encausto al frío - los materiales

Consiste en aplicar una mezcla de cera y pigmento que previamente se ha fluidificado con trementina y goma copal y, en ocaciones, damar.

Para prepara tu propio encausto debes seguir estos pasos:

Lo primero que requieres son los materiales correctos, estos son:

  • Cera pura de abeja.
  • Goma copal y damar.
  • Esencia de trementina.

Características de la cera

Cabe aclarar que por sus características, es mejor utilizar la cera pura de abeja que aquí menciono, ya que si no empleas la cera correcta tu encausto tendrá muchos problemas.

Cera con miel

La cera correcta es cera pura de abeja completamente libre de miel y también de parafina. La cera de abeja en su estado natural tiene miel en ella. De esta forma es que es como más comunmente se encuentra en el mercado. Para limpiarla hay que hervirla, varias veces. Al hervirla se quedará mucha de la miel en el agua. Sin embargo, no se quedará toda la miel en el agua. Debido a esto es que debe hervirse varias veces.

Si no se le quita toda la miel a la cera nuestro encausto nunca secará al ser aplicado sobre un lienzo. Esto hará que el calor lo derrita y gotee donde sea que esté siendo exhibido.

Preparar encausto
Cera pura de abeja marca ttamayo

Cera con parafina

Existen muchas ceras que no tienen miel en el mercado, pero que por desgracia contiene parafina. Estas ceras no nos sirven tampoco. Si se emplean estas ceras para preparar encausto este se craquelará facilmente sobre nuestros lienzos una vez que sequen. La parafina es muy quebradiza y por ser una cera sintética no se lleva del todo bien con la cera natural.

Contando con la cera más adecuada, debemos considerar que para nuestro encausto en frío necesitaremos un volumen de cera y uno de los barnices. Esto es, un volumen de barniz copal y uno de trementina. Un volumen de barniz damar y 2 de trementina.

Goma copal marca ttamayo

Caracteristicas de las Recinas

La técnica de encausto, como la recreó Diego Rivera incorpora resina copal pura. En México le decimos resina copal o resina de copal a todo tipo de resinas de árbol, sin embargo la única que nos sirve para este fin es la resina copal de pino.

Si se emplean otras resinas de copal, como la resina del árbol conocido como árbol de copal, el encausto no servirá. La resina copal de pino tiene una gran capacidad de anclaje, lo que la vuelve ideal para esta técnica.

Otra resina que puede emplearse para preparar encausto es la resina damar. Sin embargo, es ideal agregarle a la misma un poco de resina copal o de lo contrario sólo podrá emplearse de forma delgada. La resina damar no es una resina tan resistente como la resina de copal, por lo que no es ideal para esta técnica.

Goma damar marca ttamayo

Esencia de trementina

La esencia de trementina es el solvente que se emplea para esta técnica. Es importante que no se use aguarras sintético, sino trementina natural. Si se emplea aguarras sintético las películas de encausto se debilitarán con el tiempo y se caerán del lienzo.

Cómo preparar encausto -Preparación del barniz

Barniz copal

Ya que se tienen los materiales para preparar el encausto, se debe primero preparar el barniz.

El barniz copal se prepara con un volumen de recina copal y un volumen de esencia de trementina.

Se coloca copal en un frasco grande, de preferencia que tenga tapa y que sea de vidrio o un plástico adecuado para manejar solventes. A continuación se agrega en el mismo recipiente la misma cantidad de trementina (en volumen) que de copal. Se deja toda lo noche o incluso algunos días, hasta que el copal se disuelve por completo.

Un volumen quiere decir una mediad igual en espacio de ambos materiales. Casi todas las técnicas de pinturas se crean con volumenes y no con gramos. Esto se debe a que en las épocas en que las mismas se desarrollaron (muchas de ellas hace siglos) no era tan común tener básculas y las medidas de peso podían variar de región a región.

Cuela el barniz una vez se haya terminado de disolver, puesto que tiene muchas impurezas. Lo ideal es colarlo utilizando una media de mujer. La tela de las medias es muy delgada y permite extraer todas las impurezas.

Barniz damar

El barniz damar se prepara de la misma manera, pero en vez de un volumen de trementina requiere 2 volumenes.

Este barniz también debe ser colado de la misma manera al finalizarlo.

Dicho esto, si honestamente te da flojera preparar el barniz ¡también lo puedes comprar con nosotros!

Preparar encausto - unir todos los ingredientes

Para preparar el encausto es necesario tomar un volumen de barniz damar y uno de barniz copal y unirlos. Juntos contarán como un volumen de barniz. A ello le agregaremos un volumen de cera y calentaremos todo para unirlo.

Calentar el encausto

Para calentar el encausto debemos ser precavidos, por esta razón es que en esta parte del proceso es importante usar una palangana muy ancha. Esto se debe a que la trementina del barniz se evaporará al ponerla al fuego para calentarla. Al evaporarse, comenzará a fluir hacia los costados de la palangana. Si nuestra palangana es pequeña y la trementina queda cerca del fuego, todo nuestro encausto se prenderá en llamas. Si esto ocurre, es muy importante tener cerca una tapa del mismo tamaño de la palangana para extinguir el fuego. NO LO INTENTES APAGAR CON EXTINTOR. Si lo intentas la trementina y la cera derretida brincarán por todo el lugar en que estes preparando el encausto.

Es muy importante que prepares el encausto en un lugar bien ventilado, ya que la trementina puede ser muy agresiva si te encuentras en un lugar cerrado.

Una vez que se derrita la cera por completo tu encausto estará listo. En ese momento debes retirarlo del fuego. También te recomendamos envasar el encausto de inmediato, ya que al enfriarse te costará más trabajo hacerlo.

El encausto ya preparado

Con tu encausto ya preparado podrás comenzar a pintar cuanto antes. Lo único que necesitas es agregarle pigmento y más trementina para poder comenzar a pintar con él.

También puedes agregar cargas a tu encausto para volverlo menos fluido sobre el lienzo.

Si te interesa saber más sobre como utilizar tu encausto ya preparado, te recomiendo los siguientes textos de nuestro blog.

Consejos para pintura figurativa en técnica de encausto.

Historia de la técnica de encausto.

Título: Bandera. Artista: Jasper Jhons. Fecha: 1954-1955. Técnica: Encáustica, óleo y collage sobre tela montada sobre madera contrachapada. Dimensiones: 107,3 cm x 153,8 cm. Colección: Museum of Modern Art, Nueva York, Estados Unidos de América.

Deja un comentario

Suscríbete a nuestro newsletter

Recibe en tu correo las publicaciones de nuestro blog, anuncios de nuestros cursos, ofertas y más.

ttamayo

Casa de materiales de arte y escuela especializada en técnicas de pintura
QUIéNES SOMOS
envelope linkedin facebook pinterest youtube rss twitter instagram facebook-blank rss-blank linkedin-blank pinterest youtube twitter instagram