Arte y medio ambiente: desde la pintura para el planeta

15 marzo, 2021
Memo Alfaro
Arte y medio ambiente
Green Wheat Fields, Auvers', by Vincent Van Gogh (1890)

Reflexionar y hablar sobre la relación entre arte y medio ambiente es, en el siglo XXI, algo bastante obvio y necesario para el artista contemporáneo.

No creo que en este caso podamos utilizar cómodamente aquella analogía del elefante en la habitación del que nadie quiere hablar porque, a decir verdad, ya desde el siglo XX pudimos ver una buena cantidad de artistas plásticos que fueron tomando el tema cada vez con más seriedad.

Quizás, como en prácticamente todo lo que se refiere al tema del cuidado del medio ambiente y su relación con las sociedades humanas modernas, la respuesta en el rubro de los materiales para artes plásticas -y en concreto, aquellos utilizados en la pintura- fue lenta y poco convincente en un inicio, pero las cartas ya estaban sobre la mesa y muchos artistas han estado de acuerdo en una idea: hay que hacer algo al respecto.

Más que pensar sobre lo que no se hizo o sobre lo que se pudo haber hecho, debemos pensar en lo que podemos hacer justo ahora. Es así que aquí podrás encontrar algunas ideas, consejos e información sobre lo que se está haciendo desde el frente de las artes pictóricas y sobre lo que tú mismo puedes hacer para cuidar más el planeta mientras das rienda suelta a tu expresión artística.

Arte y medio ambiente

El impacto ambiental de la industria del arte

Arte y medio ambiente
Claude Monet - Waterloo Bridge, Overcast (1903)

Creo que para hablar sobre la relación entre arte y medio ambiente tenemos que empezar necesariamente por hablar de la parte más incómoda del asunto: el impacto ambiental de la industria del arte.

Hay gente cuyo interés por el arte combinado con su preocupación por la sostenibilidad de las actividades que desarrollamos los humanos como la especie con la mayor carga de responsabilidad en cuanto al deterioro y cuidado del medio ambiente, les ha llevado a investigar acerca de la relación que sostiene el mundo del arte y sus materiales con la realidad ambiental moderna.

Lamentablemente, los resultados no son demasiado alentadores.

En primer lugar, esta parte del arte que a algunos nos resulta agradablemente misteriosa, donde es difícil definir lo que es el arte en realidad, hace también verdaderamente difícil medir su impacto en el medio ambiente.

Arte y medio ambiente
Arte Ambiental de Cornelia Konrads

Si a esto le agregamos que realmente nadie tiene necesidad de rendir cuentas sobre su arte (lo que dificulta saber cuánto arte podemos encontrar en el mundo y en qué formas se presenta) y que muy poca gente se preocupa por estos temas, resulta en una cantidad que incluso resulta difícil imaginar.

Lo que sí se puede analizar y medir son los diferentes aspectos de la industria del arte. Esto, por supuesto, nos remite de manera más inmediata a los materiales y a sus fabricantes, pero no sólo es esta parte en la que podemos reflexionar. Amund, del blog sustainability matters también propone las siguientes preguntas:

  • ¿Qué tan regularmente cambian los museos sus obras de arte?
  • ¿Qué pasa con las obras demasiado antiguas o viejas que los museos ya no quieren tener en su catálogo?
  • ¿Habrá obras de arte que sean más amigable con la ecología que otras?
  • ¿Puede ser el arte utilizado para educar a las personas acerca de los peligros del calentamiento global?

Estas cuestiones de hecho tienen respuesta, y las veremos a continuación

El arte “dado de baja”

“Dar de baja” o Deaccessioning es lo que hacen los museos cuando van a retirar una obra de arte de manera definitiva, ya sea para venderla o deshacerse de ella.

Generalmente estas obras a ser dadas de baja se venden, aunque hay museos que nunca han dado de baja obra alguna; después de todo, no es como si al trabajar en un museo un buen día uno se encontrase frente a una obra de Monet o Picasso y pudiera decidir con la mano en la cintura que ya se cansó de ella, que está demasiado vieja o que ya es material de desperdicio.

Arte y medio ambiente
Pintura de finales de los 1800 's altamente dañada

Sin embargo, de acuerdo con ciertas fuentes, la rotación en las obras de un museo puede ocurrir de 4 a 6 veces por año, sobre todo en el caso de las obras que son realmente sensibles a la luz, pues pueden dañarse con facilidad.

A lo que se quiere llegar al pensar en esto es a cuantas obras terminan, de hecho, en la basura (la idea puede resultar un poco difícil de digerir para un artista, pero eventualmente esto puede suceder) y cuan contaminantes pueden ser una vez que están ahí.

Ahora bien, cuando nos encontramos en este punto del tema “arte y medio ambiente”, creo que se tiende a pensar más bien en cuán dañino puede resultar para la salud humana de manera inmediata y no en cuán dañino puede resultar para el planeta, lo cual acaba afectando no sólo al humano sino a otros seres y a todo el medio ambiente en conjunto.

Quizás no es algo en lo que estemos acostumbrados a pensar, y dudo que los grandes artistas del pasado hubieran imaginado que un día la situación del planeta sería la de nuestros días en materia de ecología (habría muchos que sin duda alguna quedarían horrorizados, simplemente por la estrecha relación que tenían con el paisaje y la pintura au plein air) pero es una realidad que en la actualidad ha cobrado mucho sentido.

Los materiales y la toxicidad

blanco de plomo
El blanco de plomo es uno de los pigmentos que fue retirado de la venta a gran escala por su toxicidad

Si bien la mayoría de los artistas que están acostumbrados a trabajar con pigmentos saben que ha habido materiales y pigmentos que han sido retirados del mercado por el riesgo a la salud que estos significan (para saber más sobre pigmentos puedes checar esta publicación de nuestro blog dedicada a ellos), esto no quiere decir que todas las pinturas de hoy día estén totalmente libres de componentes tóxicos.

En pocas palabras, podemos decir que el riesgo es mucho menor y que las regulaciones existen, pero con sus limitantes.

A pesar de que, como decía anteriormente, dichas regulaciones suelen estar relacionadas más con el riesgo a la salud de los pequeños y grandes artistas que con el riesgo hacia el ambiente, ni siquiera en este sentido es posible estar protegidos en un ciento por ciento, ya que hay compañías que hacen lo posible para encontrar recovecos legales que les permitan tener una producción a bajo costo pese a que los químicos utilizados no sean los más adecuados para manejo humano.

oil paints clean up 07
Imagen de Artistnetwork

Puede que en países como Estados Unidos haya varios órganos gubernamentales dedicados a regular los compuestos utilizados en la fabricación de pinturas y demás materiales creados por las marcas comerciales para su uso en las artes pictóricas (como la American Society for Testing and Materials o la AEC en España), pero esto puede variar de país a país y si en alguno las regulaciones son mucho más laxas (China suele salir bastante al tema en este sentido), entonces podríamos estar manejando pinturas y materiales que pudiesen resultar dañinos para nosotros.

Obviamente, esto suele ser mucho más preocupante cuando se trata de materiales dirigidos a los niños, ya que todos ellos se distribuyen como “no-tóxicos”, pero esto no quiere decir que puedan ser inhalados, probados o ingeridos con toda seguridad.

Es por esta razón que nunca está de más que las marcas que utilicen sean verdaderamente confiables y que los niños cuenten con supervisión adulta, pues especialmente los más pequeños suelen trabajar bastante con las manos llenas de pintura y llevarse todo lo que puedan a la boca.

paint tube03
En este tubo de Windsor and Newton el numero 8) se refiere al standard de conformidad con las regulaciones de la ASTM y el 9) el sello ACMI de no-toxicidad (foto de la artista Anna Bregman)

En suma y cuando menos, podemos decir que lo que nos daña a nosotros suele tener también un impacto dañino en el medio ambiente. Imagina que pasa si cierto tipo de compuestos tóxicos presentes tanto en pinturas como en solventes y otros materiales dañinos con los que se trabaja en las artes terminan en el agua o en tiraderos de basura sin un manejo apropiado.

Pero ¿Qué podemos hacer los artistas en este sentido? es una muy buena pregunta y es de lo que hablaremos a continuación.

Prácticas amigables con el medio ambiente para los artistas

Para todos aquellos artistas que están interesados en volver su proceso creativo más amigable con el medio ambiente, tenemos buenas noticias: No están solos y la industria está dando grandes pasos hacia adelante. Quizás aún estamos por ver muchos más avances en este terreno, pero mientras tanto, aquí van algunas recomendaciones de prácticas a tener en cuenta para balancear mejor arte y medio ambiente. Recuerda: la demanda crea la oferta.

Colores Naturales

sets

Probablemente sea lo primero que venga a la mente cuando hablamos de arte y medio ambiente en las artes pictóricas: el origen de los pigmentos. En ttamayo siempre puedes ponerte en contacto con nosotros e indagar sobre nuestros sets de pigmentos y los materiales con los que contamos para que puedas crear tus propias pinturas de forma artesanal, sin aditivos sintéticos.

Natural Earth Paint es una muy buena opción para conseguir pinturas y solvente natural de calidad profesional y para niños, incluso cuentan con una base para acrílico natural de su propia autoría, sobre la que aseguran es realmente no tóxica y que no proviene de ningún subproducto del petróleo.

Otro ejemplo es M.Graham & Co., que utiliza aceite de nuez como aglutinante para casi todas sus pinturas.

Esto no quiere decir que otras marcas más conocidas como Rublev, Gamblin Colors o similares no cuentan con buenos estándares de producción. Gamblin Colors, por ejemplo, asegura que sus materiales son hechos a mano y con el bienestar del artista, de su trabajo y del medio ambiente en mente.

Empaques Reciclados

¿Se te había ocurrido pensar en que arte y medio ambiente pueden convivir de mejor manera si los desperdicios que genera el rubro de los artistas se maneja también de mejor manera?

Con la relación arte y medio ambiente como uns prioridad, se pueden utilizar más empaques reciclados y biodegradables. Natural Earth Paint (ya mencionada antes) también  asegura que utiliza empaques creados 100% con bolsas de plástico biodegradables y botellas de vidrio recicladas. También trabajan con energía 100% generada con el sol, lo que nos lleva al siguiente punto.

Fuentes de energía alternativas

energia eolica 1
Turbinas de energía eólica

Golden Artist Colors también es una marca muy mencionada en este sentido pues compra “electricidad 100% limpia, generada con el viento y fuentes hidráulicas de bajo impacto, algo que resultó en una huella ecológica menor para nuestras pinturas”, asegura su vocero.

También, para mejorar la relación entre arte y medio ambiente, han reciclado miles de galones de pintura de latex para casas recolectados en limpiezas anuales de desperdicios locales peligrosos, como un servicio gratuito a las comunidades en las que estan presentes.

Otra cosa más que han incluido entre sus prácticas es solo conseguir materiales de compañías que no han incurrido en violaciones ambientales y que están alineadas con prácticas de control de la contaminación de última generación.

Menor uso de agua

pexels fabiano rodrigues 2290328 smaller

Winsor and Newton también hace lo suyo en beneficio del arte y medio ambiente, cuyas prácticas incluyen el proceso y reuso del agua en vez de simplemente dejarla irse por el drenaje. En su planta de fabricación de pinceles, han incluido un sistema de recolección de agua de lluvia que también los ha provisto de una fuente de agua gratuita y alternativa para el proceso de producción, lo que les permite reducir su uso de agua potable.

Y por supuesto: menor daño hacía al artista

pexels photo 1148998

Algunos fabricantes han optado por hacer sus productos menos y menos dañinos para los artistas en su búsqueda de mejorar la relación entre el arte y medio ambiente. Quizás, como decíamos, sea el movimiento más obvio, pero sigue siendo uno de gran importancia.

Esta forma de preocuparse por arte y medio ambiente implica que ingredientes tales como metales pesados como el cadmio, cobalto o el plomo se han reformulado con sustitutos creados en los laboratorios para reducir su daño potencial. Esto es, dentro de los que todavía se encuentran en uso.

Utrecht, otro conocido vendedor de materiales para artistas, ofrece tanto los tradicionales como los sustitutos libres de cadmio, hechos de mezclas orgánicas complejas. Por esta misma razón,en ttamayo también contamos con una gran variedad de pigmentos.

La más próxima al artista: A la basura…!

waste land sig 1024x576 1
Obra del artista brasileño Vik Muniz presente en el documental " Waste Land"

Otra práctica recomendable para que arte y medio ambiente puedan convivir en la mayor armonía posible y que se encuentra muy alcance de nuestras manos es la de hacernos conscientes de la forma en que los artistas manejamos la basura después de trabajar.

Sobrantes de pintura secos y húmedos, papeles con pruebas de color, tubos de pintura vacios, incluso lienzos y otros soportes dañados o inservibles; todos estos pueden contener elementos tóxicos que realmente no deberían ser parte de la basura que tiramos regularmente en nuestras casas. 

Del mismo modo, los solventes y otros líquidos para limpiar pinceles o el área de trabajo, no deberían ser echados al drenaje así nomás. Lo más ideal sería que todos estos desperdicios fueran guardados y deshacerse de ellos con base en los lineamientos locales para manejar desperdicios peligrosos.

Una técnica recomendada (aunque eso sí, tampoco es que sea lo más ideal) es evaporar un solvente al ponerlo afuera en el sol. No es algo demasiado bueno para la calidad del aire, pero propone un riesgo limitado cuando la cantidad de líquido es relativamente pequeña, dejando tras de sí un “pastel” de pigmentos.

Una vez que el solvente se ha evaporado, los aceites se asientan, se vuelven inertes y aunque aún pueden ser considerados dañinos, los tiraderos de basura los pueden aceptar mientras no sean tóxicos.

Arte y medio ambiente
De izquierda a derecha y de arriba a abajo: Símbolo tóxico | Símbolo dañino | símbolo altamente inflamable | siímbolo de peligroso para el medio ambiente

Si un artista está trabajando con productos que están etiquetados como peligrosos, estos deben ser separados para deshacerse de ellos como desperdicios peligrosos. Tampoco es recomendable quemar lienzos, bastidores u otros soportes al aire libre, por los gases que pueden liberar en el aire. Aparte, quemar los lienzos no carboniza completamente el material sólido, lo cual permite que esto pueda acabar ensuciando los suministros de agua subterránea.

La relación entre arte y medio ambiente no necesariamente necesita ser una mala y, como ves, hay mucho que ya se está intentando hacer en este terreno. Después de todo, si hay algo que ha inspirado a generaciones y generaciones de artistas es el medio ambiente y por tanto, es simplemente natural que la relación entre arte y medio ambiente se mantenga cordial y cercana.

Un pensamiento en el que los artistas podrían empezar a cavilar -y que a mi parecer ronda bastante estos temas- es el de la necesidad por la posteridad a largo plazo. Quizás, si la balanza necesita inclinarse en pos del medio ambiente más que en mantener grandes obras por un tiempo casi indefinido, llegará el día en que la comunidad artística asombre con nuevas formas de mantener y producir el arte mientras cuidan también del planeta.

En todo caso, es justo este tipo de reflexiones lo que la relación entre el arte y medio ambiente nos proponen. Más que regañar a la comunidad artística y a la industria, podemos reconocer que es un sector en el que se tiene la apertura y la creatividad necesarias para actuar de la manera más adecuada y crear nuevas alternativas en respuesta a las circunstancias de vida del momento en el que existimos.

ows 145158060394081
"Envisioning Oblivion" - Arte Ambiental de Chase Boston

4 comments on “Arte y medio ambiente: desde la pintura para el planeta”

  1. Soy restauradora de bienes muebles, también pinto al óleo. Ultimamente, lo q hago es lavar los pinceles en vez de limpiarlos en solvente, usas más pinceles, pero creo q vale la pena, a aparte duran más tiempo ya que los solventes rompen el pelo y van deshaciendo los sintéticos. Nunca jamás he escuchado de museos que tiren obras a la basura, aunque si de particulares que lo hacen, creo que es falta de conocimiento acerca de los procesos de restauración.

Deja un comentario

Suscríbete a nuestro newsletter

Recibe en tu correo las publicaciones de nuestro blog, anuncios de nuestros cursos, ofertas y más.

ttamayo

Casa de materiales de arte y escuela especializada en técnicas de pintura
QUIéNES SOMOS
envelope
linkedin facebook pinterest youtube rss twitter instagram facebook-blank rss-blank linkedin-blank pinterest youtube twitter instagram