Dibujar ilustración médica: Lo básico sobre lo científicamente artístico

7 octubre, 2021
Memo Alfaro
Dibujar ilustración médica
Estudio de feto en el útero de Leonardo Da Vinci

La idea detrás de esta publicación sobre dibujar ilustración médica puede parecer simple: compartir contigo la labor de los artistas de ilustración médica y su excepcional trabajo, comentarte en qué consiste porque ¿quién sabe? quizás te gustaría dedicarte de lleno a ello, pero la escala de detalle que conlleva este tipo de ilustración no tiene nada de simple.

Habiendo echado un ojo a los minuciosos diagramas que tales profesionales del dibujo son capaces de crear -y eso para cualquier parte del cuerpo humano- no resulta raro sentirse tanto maravillado como abrumado con sus obras, ya que, siendo realistas, para el grueso de la población que no conoce ni un cacahuate sobre medicina, la mayoría de estos dibujos pueden resultar del todo confusos (vamos, que hay quien hasta se asusta con ellos).

En efecto, hay que estudiar bastante para esto y no sólo en cuestión de dibujo, pues como veremos en esta publicación, no es raro que muchos artistas dedicados a dibujar ilustración médica también tengan carreras en los campos de la medicina, sin embargo, resulta natural que al igual que todas las formas de dibujo y de artes gráficas, dibujar ilustración médica tenga sus encantos.

Dibujar Ilustración Médica: La historia

Las ilustraciones médicas han sido hechas posibles desde el principio de la medicina, lo cual dirían algunos que ha sucedido desde hace cientos de años y otros aseguran que miles.

Muchos manuscritos ilustrados y tratados académicos árabes del periodo medieval contienen ilustraciones que representan varios sistemas anatómicos (por ejemplo, el circulatorio, el nervioso, urogenital, etc.), aunque muchos de estos ciertamente podrían lucir algo extraños vistos desde nuestros tiempos modernos, ya que más que estar basados en la observación directa, solían estar basados en la academia clásica (especialmente, lo enseñado por Galeno), así que no era raro que lo interno fuese representado de manera fantasiosa.

urn cambridgeorg id binary 20200121120712572 0893 9781107705647 06802fig15 3x1000 1
Dibujo de Andreas Vesalius

Cómo también mencionamos en nuestra publicación “El arte oriental y la pintura: explora 5 regiones de Asia a través de su arte”, debido a la fusión entre ciencia, religión y espiritualidad, tanto en oriente como en occidente hubo limitaciones para la exploración del cuerpo asociada al misterio de la muerte, lo que hay después de esta, del espíritu y las ideas que se tenían al respecto de los cadáveres en general.

Claro que después de que se rompió con las barreras de la disección en el medioevo europeo, aparecieron publicaciones como el Isagoge breves de Berengario da Carpi (considerado por algunos como el primer anatomista) a la cual seguiría Andreas Vesalius con su De Humani Corporis Fabrica Libri Septum, el cual se convirtió en uno de los libros de mayor influencia en cuanto a anatomía humana se refiere.

De hecho, prácticamente cada fuente que se encuentre sobre dibujar Ilustración Médica hablará sobre los estudios de Vesalius y, por supuesto, de los de Leonardo Da Vinci (sobre quién contamos con una variedad de publicaciones, como la de “El dibujo a la manera de Leonardo da Vinci”).

718px carbon dust skull
Dibujo de cráneo hecho con la técnica del polvo de carbón de Max Brödel

Después de ellos, vinieron grandes avances hasta llegar a los tiempos modernos y sus medios digitales que aprovechan lo último en tecnología. Por ejemplo, en 1858 aparecería el libro Gray’s Anatomy, escrito por Henry Gray e ilustrado por Henry Vandyke Carter (el juego de palabras de la famosa serie de TV “Grey’s Anatomy” es obviamente a propósito). Luego, en 1895, con el descubrimiento de los Rayos X por parte de Konrad Roentgen, las imágenes mecánicas del interior del cuerpo humano se volvieron una realidad.

Para fines de la década de 1890 aparece Max Brödel, talentoso artista de Leipzig que fue llevado a la “Escuela de Medicina Johns Hopkins” en Baltimore para ilustrar para Harvey Cushing, William Halsted, Howard Kelly y otros médicos notables.

Era un gran artista que también utilizó técnicas que eran nuevas al dibujar ilustración médica, como el polvo de carbón (donde el polvo de carbón se aplica mediante pinceles secos a una superficie preparada y las luces se pueden pintar o rayar más adelante en el proceso) que eran especialmente adecuadas para su tema y las tecnologías de impresión del momento.

Dibujar ilustración médica
Max Brödel

Fue él quien en 1911 presidió la creación del primer departamento académico de ilustración médica, el cual continúa hasta nuestros días. 

En México, el la ilustración médica y científica en general empezó en el siglo XVIII (aunque la tradición del dibujo botánico es mucho más antigua, remontándose a lo que hizo fray Juan de la Cruz en 1552 con su Libellus de medicinalibus indorum herbis o “Libro sobre las hierbas medicinales de los pueblos indígenas” o “Códice de la Cruz-Badiano” como se le conoce comúnmente), y hoy en día incluso contamos con la existencia de la Academia Mexicana de Ilustración Científica y el Colectivo de Ilustradores de la Ciencia y la Naturaleza 

Dibujar Ilustración Médica: ¿por dónde empezar?

monsieur muscles face

Lo más inmediato es empezar por practicar un montón la anatomía humana (a menos que lo tuyo sea la veterinaria, para lo cual también tendrías que checar libros pertinentes acerca del tema).

Si empiezas desde el trasfondo del artista, probablemente lo más recomendable sea checar libros de anatomía artística más especializados y de ahí escalar hacia publicaciones de corte mucho más médico, pues es ahí donde el dibujar ilustración médica entra en verdadero detalle acerca de todo tipo de sistemas, órganos y demás elementos de carácter biológico mucho más específicos.

Para esto, en español hay libros como

  • Anatomia para el artista de Daniel Carter
  • Anatomía Artística (del que hasta donde se existen 6 tomos) de Michael Lauricella
  • Anatomía humana para artistas de Gyorgy Feher (El ilustrador es András Szunyoghy)
  • Dibujo de la anatomía y estudio del movimiento de Giovanni Civardi

Los de Anatomía Artística parecen ser del gusto de muchos y al parecer tienen precios accesibles, aunque si puedes conseguir cualquiera de estos libros valdrá la pena.

9a29a2ead07bede834d9b7d92e8aed66
Imagen proveniente de uno de los tomos de Anatomía Artística

Para algo que resulte de apoyo para avanzar hacia el lado más médico del espectro en cuanto a anatomía y la identificación puntual de todo tipo de músculos, huesos y órganos, recuerdo haber contado con la fortuna de poder tener en mis manos el libro “Anatomía Cromodinámica” cuyo autor es Wynn Kapit y que fue impreso en México por Fernandez Editores. Dicho libro es, como lo dice su portada, un atlas anatómico para colorear.

A esto seguirían los Atlas de Anatomía como los de Editorial Médica Panamericana, sin embargo, esto sería quizás la entrada para una formación más freelance, pues de acuerdo con la página de Learn Medical Art, que también es parte del apoyo que ofrece la misma Asociación de Ilustradores Médicos (AMI por sus siglas en Inglés, es una organización internacional), hay ilustradores médicos con todo tipo de trasfondos.

De acuerdo con sus recomendaciones, lo que se puede hacer es lo siguiente:

Si no tienes formación científica ni formación artística

Un título universitario o de posgrado en ilustración médica podría ser una opción para ti.

Si tienes la formación científica pero no la formación artística

Un programa de posgrado podría ser una opción para ti o... puedes intentar aprender el arte / diseño por tu cuenta.

Si tienes formación artística pero no científica

Un programa de posgrado puede ser una opción para ti o... puedes intentar aprender las cosas científicas por tu cuenta, pero esto es mucho más difícil sin experiencia médica.

Si tiene formación en arte y ya estás trabajando en el campo comercialmente

Tus habilidades pueden significar que podrías conseguir un trabajo en un estudio y trabajar duro para ponerte al día con el resto de la industria.

La página de Learn Medical Art es un buen lugar para comenzar a buscar (teniendo cierto dominio del inglés), aunque no devela tanto de lo que es dedicarse como tal a dibujar ilustración médica como una profesión. También es bueno tener en cuenta las habilidades necesarias para siquiera considerarlo como una opción, así que para estos fines, veamos la siguiente sección.

Dibujar ilustración médica
Jeff Day - Dibujo de tejido cerebral

Dibujar ilustración médica como trabajo

En palabras de la Ilustradora Médica Monique Guildersen

“Más específicamente, un ilustrador médico crea obras artísticas que resultan tanto visualmente agradables como médica y científicamente correctas. Como Ilustradora médica, puedo crear una variedad de trabajos artísticos que incluyen ilustraciones médicas y científicas, diseños de interfaces multimedia, animaciones en 2 y 3 dimensiones, así como también storyboards para profesionales médicos y de la salud, investigadores, agencias de publicidad, compañías farmacéuticas, abogados de lesiones personales, y para el público en general.”

Como te decía, no todos los ilustradores médicos tienen la misma formación ni siguieron el mismo camino, pero en general es bueno tener los estudios más recomendados ya que el de dibujar ilustración médica es un rubro bastante más competitivo de lo que parece.

sobo 1909 589
A que parece un render en 3D, ¿verdad? pero es una ilustración de 1909 del Atlas y libro de texto de anatomía humana de Sobotta. Checa la imagen en tamaño completo aquí

Lo que sí es común a todos los ilustradores médicos es lo esencial que resulta tener el mismo nivel de interés tanto en la ilustración como en las ciencias. Debes disfrutar de ambos, aparte de tener ciertas habilidades y cualidades como…

  • Habilidad artística con buen ojo para los detalles
  • Poseer excelentes habilidades en el dibujo mediante el uso de medios tradicionales, medios digitales o ambos.
  • Tener un conocimiento y una comprensión profundos de la biología, la anatomía y la fisiología, así como de la industria científica y tecnológica.
  • ¡No ser asustadizo! Pues es probable que observes cirugías y procedimientos médicos, que experimentes con cadáveres y que extraigas órganos  y/o muestras biológicas de estos
  • Sentirse cómodo trabajando con pacientes que puedan estar enfermos y / o en circunstancias perturbadoras. Por ejemplo, es posible que debas dibujar sus lesiones o los signos clínicos de su enfermedad o incluso producir ilustraciones para casos médico-legales. Aquí, una actitud profesional y empática es imprescindible.
  • Poseer excelentes habilidades de comunicación, tanto verbal como visualmente y por escrito, ya que trabajará con una variedad de clientes, miembros del equipo y empleadores, y utilizarás tu contenido visual para transmitir información compleja de una manera atractiva y fácil de entender.
tendon structure
Estructura de un tendón

Eso parece bastante específico…

Bueno, sí, pero me he encontrado con historias de varios ilustradores médicos que en su camino a dibujar ilustración médica no tuvieron demasiado claro que eso era a lo que se iban a dedicar, aunque sí que contaban con cualidades e intereses afines.

Monique, por ejemplo, comenta que siempre le encantó el arte y el dibujo, aunque nunca consideró lanzarse por una carrera en las artes. También dice que cuando salió de la preparatoria no sabía en realidad qué es lo que iba a hacer, pero entró a la Universidad de Dalhousie en Halifax, Nueva Escocia y se especializó en Química, lo cual tampoco era del todo lo suyo así que estudiar procesos químicos o moleculares en un laboratorio para ganarse la vida estaba fuera de la pregunta.

Le gustaba la idea de ser una profesional de la salud, pero se daba cuenta que no disfrutaría el trabajo en realidad, después escuchó sobre el programa de Maestría en Ciencias en Comunicaciones Biomédicas en la Universidad de Toronto, el cual es un título profesional de posgrado (con una duración de 2 años) que se ofrece como una división del departamento de cirugía en la facultad de medicina, el cual era el único programa que ofrecía entrenamiento en ilustración médica en Canadá y uno de solo 6 en América del Norte en aquel entonces. Lo demás, es historia.

Dibujar ilustración médica
Monique Guilderson

Por otro lado, el ilustrador médico Jeff Day siempre quiso ser cartonista. El comenta que no eran las películas de Disney ni su animación lo que más le llamaba al dibujo, decía querer dedicarse a las tiras cómicas que aparecían los fines de semana en el periódico y se confiesa como un fan de hueso colorado de “Calvin and Hobbes”.

Sin embargo, terminó estudiando medicina porque también le gustaba, aunque tampoco era todo a lo que se quería dedicar en realidad. 

Entró a un programa donde la premisa era poder aprender a dibujar ilustración médica y estudiar medicina al mismo tiempo, el cual a medio camino y por razones completamente ajenas a él no resultó como debió y terminó estudiando sólo medicina lo que restaba del programa. Se fue a la especialidad de pediatría porque le gustaban los niños, pero le resultó bastante difícil la residencia.

Pensando en lo que le gustaba de la medicina, vio que le gustaba mucho aprender ciencias, que era bueno en comunicaciones, escribiendo y dibujando. Se fue al Museo de Historia Natural de Cleveland por un programa de estudios que tenían ahí (también le gustaban mucho los museos), y cada vez sentía más la necesidad de hacer arte.

Así que finalmente se armó de valor y fue a buscar directamente la ilustración médica, donde se quedó muy feliz y nunca dejó las caricaturas, de hecho, las integró en su trabajo, ya que asegura que es posible utilizarlas para contar historias y simplificar lo que queremos decir.

Animación de Jeff Day titulada "Tu médula espinal y TÚ!"

¿Por qué no simplemente tomar fotos?

En la ilustración médica, lo primero que podemos notar es que los dibujos nos ayudan a capturar con precisión ciertas partes u órganos en los que queremos enfatizar, pudiendo incluso aumentar el nivel de detalle para visualizarlos cuanto queramos además de poder ubicarlos en diferentes perspectivas dentro del espacio que ocupan originalmente en  nuestro cuerpo, ya sea en 2D o 3D, sin todas las complicaciones que esto significaría al tomar una fotografía.

Otro factor importante es que, como también comunicarás mensajes para el público en general, lo que Jeff rescata acerca de la tira cómica para con la labor de dibujar ilustración médica es algo muy digno de mencionar, pues un dibujo puede resultar en una manera muy hábil de simplificar un mensaje que quizás de otra manera sería más complicado explicar. En este sentido, un dibujo puede llegar hasta a comunidades en las que la gente no sepa leer y donde tus dibujos podrían salvar vidas.

Sobra decir que las animaciones logradas tanto en dos dimensiones como en tres cada vez son mejores e incluso están trabajando en conjunto con los últimos avances tecnológicos en software y en materia de medicina para mejorar el estudio de padecimientos, enfermedades o son utilizadas en el mismo entrenamiento virtual para cirugías.

Así que ahora ya lo sabes. No parece que haya demasiadas publicaciones acerca de dibujar ilustración médica, pero si lo único que te gusta más que las ciencias es el arte o viceversa, definitivamente podría ser lo tuyo y tienes el apoyo del equipo de ttamayo.

Dibujar ilustración médica
Dibujo de Andreas Vesalius

3 comments on “Dibujar ilustración médica: Lo básico sobre lo científicamente artístico”

Deja un comentario

Suscríbete a nuestro newsletter

Recibe en tu correo las publicaciones de nuestro blog, anuncios de nuestros cursos, ofertas y más.

ttamayo

Casa de materiales de arte y escuela especializada en técnicas de pintura
QUIéNES SOMOS
envelope
linkedin facebook pinterest youtube rss twitter instagram facebook-blank rss-blank linkedin-blank pinterest youtube twitter instagram