La goma arábiga en la pintura

27 febrero, 2022
Memo Alfaro
La goma arábiga en la pintura

Alguna vez te has preguntado ¿Para qué sirve la goma arábiga en la pintura? o ¿Qué es la goma arábiga? Entonces esta publicación es para ti.

Parece un simple material más de los que utilizamos los artistas hoy en día, pero esta gomita se volvió tan valiosa que ha sido tema de importancia en conflictos armados (sí, literalmente). Esto, claro, no solo fue por cuestiones estéticas, sino que la goma arábiga tiene muchas más propiedades por las que incluso se le puede encontrar en la industria alimenticia y demás.

Claro está que lo que la vuelve el tema de esta publicación es su uso en la pintura artística, tan extendido y constante durante siglos que en ttamayo estamos seguros de que ya las has utilizado o de que la vas a utilizar próximamente ¡por lo que más vale no irse a la guerra sin fusil! O lo que es lo mismo: nosotros te queremos dar las herramientas necesarias para entender su uso y aplicarla de la mejor manera a tu proceso creativo.

La goma arábiga en la pintura

gomaenlapaint

¿Qué es la goma arábiga?

La goma arábiga, también conocida como goma sudani, goma de acacia, goma de Senegal, goma de la India y por otros nombres, es una goma natural que consiste en la savia endurecida de dos especies de acacia, Acacia senegal (ahora conocida como Senegalia senegal) y Vachellia (Acacia) seyal.

El término "goma arábiga", pues, no indica una fuente botánica en particular. Incluso en unos pocos casos, es posible que la llamada "goma arábiga" ni siquiera se haya recolectado de especies de acacia, pues puede provenir de Combretum, Albizia o algún otro género de planta.

La goma se cosecha comercialmente de árboles silvestres, principalmente en Sudán (80%) y en todo el Sahel, desde Senegal hasta Somalia. El nombre "goma arábiga" (al-samgh al-'arabi) se usó en el Medio Oriente al menos desde el siglo IX. La goma arábiga llegó por primera vez a Europa a través de los puertos árabes, por lo que conservó su nombre, y es aquí donde empieza la historia de la goma arábiga en la pintura europea.

La goma arábiga en la pintura medieval y de épocas posteriores

En la Edad Media, la goma arábiga era muy valorada en el continente europeo entre los escribas e ilustradores. Tras el dorado de las letras en los manuscritos iluminados, la aplicación del color fue la etapa final. Para ello, los ilustradores mezclaban pigmentos en un medio aglutinante. Hasta el siglo XIV, el medio más común era el glair, que era un tipo de temple obtenido a partir de claras de huevo.

1
La goma de Acacia (o goma arábiga) es cosechada de los árboles salvajes de acacia que crecen principalmente en África (PRNewsFoto/Alland et Robert)

Sin embargo, el glair no sólo era difícil de preparar, también reducía la intensidad de los colores (aunque para hacerle algo de justicia, hoy se sabe que se puede utilizar de forma más opaca con el gouache, revisa nuestra publicación “3 Formas de hacer gouache en casa”). Cuando se descubrió que la goma arábiga, que era tan fácilmente soluble en agua, se podía aplicar más finamente y que los colores resultantes eran más transparentes e intensos, se empezó a utilizar la goma arábiga en la pintura en vez del glair.

La goma arábiga es, pues, un medio soluble en agua espeso y glutinoso que se parece un poco a la melaza dorada. Tal aglutinante no podía escapar a la mirada curiosa de los artistas, siempre ávidos de encontrar nuevas técnicas y materiales, medios, pigmentos y demás, por lo que acabó volviéndose el medio más conocido para pintar a la acuarela.

Como acertadamente comenta la artista Rachel Levitas, las pinturas de acuarela son esencialmente pigmentos, goma arábiga y un poco de glicerina (si quieres saber más de ello, puedes revisar nuestra publicación “Cómo hacer acuarelas artesanales”), por lo que si agregas más goma arábiga a la pintura mezclada, actuará como diluyente; esto hará que la pintura sea más viscosa, por lo que se comportará más como un barniz.

La goma arábiga en la pintura
Imagen de la página oficial de pigmentos Kremer

La goma arábiga en la pintura artística funciona asentándose sobre la superficie del papel en lugar de empaparlo o ser absorbido y tarda más en secarse. Esto es especialmente útil si deseas crear cualquier aguada -especialmente una aguada con degradado- ya que tienes más tiempo para manipular y mezclar la pintura.

El artista Kevin Macpherson sintetizó la forma de trabajar con la goma arábiga para la página Artist’s Network diciendo que, básicamente, puedes usar esta sustancia de dos maneras en la pintura: agrégala a colores individuales a medida que los mezclas, o agregándola al agua que estás mezclando con tus pinturas.

En el primera caso, viertes un poco de goma (previamente diluida) en un plato pequeño para evitar contaminar el frasco con el color, luego sumerge la brocha en la goma arábiga y agrégala a la mezcla de color y agua en tu paleta. Su adición afectará solo a los colores que estás mezclando. En el segundo caso, agregas una pequeña cantidad a tu agua de mezcla; la adición afectará a todos los colores que mezcles.

¿Proporción exacta de pintura y goma arábiga?

how to make watercolour paint
Imagen de la página Artists and ilustrators

Como bien dice Sarah Meem de la página Our pastimes, ninguna regla absoluta explica exactamente cuánta goma arábiga agregar a las pinturas de acuarela (los volúmenes, como sabes, pueden variar). Generalmente, si se va a trabajar con la goma a disposición propia, se pueden probar diferentes niveles de la mezcla de pintura y goma en papel de acuarela y luego esperar a que la pintura se seque.

Si la pintura seca es quebradiza, utiliza menos goma arábiga. Las capas de pinturas con goma arábiga extra deben ser tan delgadas y transparentes como las pinturas de acuarela normales.

Otro factor que hace difícil hablar de medidas exactas es que al trabajar con la goma arábiga en la pintura la cantidad a utilizar puede depender de si estás haciendo dibujos grandes o pequeños, cuánta pintura estás usando y qué tan grande es el frasco de agua de mezcla que tienes (por ejemplo, en nuestra publicación sobre hacer acuarelas artesanales antes mencionada, 5ml bastan). Por lo mismo no es fácil hablar de medidas exactas y vas a tener que experimentar.

Cuando hagas tus pruebas, asegúrate de tener esto en cuenta: las capas de pinturas que contienen goma arábiga adicional deben ser tan delgadas y transparentes como las pinturas de acuarela normales. Una aplicación demasiado espesa de la goma arábiga en la pintura hará que esta se vuelva bastante quebradiza. Por otro lado, una aplicación escasa de goma arábiga hará que el pigmento de lo pintado se desprenda al frotarlo.

Los acuarelistas también prefieren el uso de la goma arábiga en la pintura al agua porque agrega brillo y permite colores vibrantes, a diferencia de otras técnicas al agua que son mate. Sin embargo, y como ya se ha mencionado, las cantidades a utilizar pueden variar porque la proporción depende del resultado que se busque. Así que para acuarelistas principiantes es mucho más simple utilizar pinturas pre manufacturadas que ya contengan la goma arábiga en la pintura.

p 8 4 84 comprar goma arabiga para acuarela
Goma arábiga ya diluida de la marca Royal Talens

Añadiendo más goma arábiga

“Sobre-aglutinar” es una técnica en la que se agrega más goma arábiga a la mezcla de pintura. Agregar más goma arábiga aumenta la dificultad de trabajar con las capas de pintura porque la pintura será más pegajosa; sin embargo, también será más flexible. Más goma arábiga le da a la pintura más cuerpo y, por lo tanto, más rango para manipularla. Sin embargo, esto significa que tendrás que prestar más atención a tu pintura porque la pintura es más difícil de quitar, lo que dificulta cubrir los errores.

Humectación de pintura seca

Para renovar un tubo de pinturas de acuarela que se haya endurecido, agregue unas gotas de goma arábiga junto con varias gotas de agua destilada. La proporción no es una fórmula exacta, pero una proporción de 3: 1 o 4: 1, es decir, tres o cuatro gotas de agua destilada por una gota de goma arábiga, debería funcionar bien.

La goma arábiga en la pintura
Hay quien incluso abre el tubo seco, extrae la pintura sobrante y la rehumecta en un nuevo recipiente, como el artista John Lovett.

Almacenamiento de goma arábiga

Agregar unas gotas de esencia de clavo al preparar goma arábiga ayudará a extender la vida útil de su mezcla y a que la misma no sea invadida por hongos en situaciones de humedad. Intenta utilizar tres gotas por litro de agua. Además, guarda la goma arábiga mezclada en el refrigerador para evitar el crecimiento de moho. Es preferible hacer lotes pequeños de goma arábiga humectada en lugar de lotes grandes que volverá a abrir varias veces.

Ten cuidado con la cantidad de goma arábiga que estás agregando a tu pintura, ya que demasiada puede hacer que el color se vuelva inestable y parezca una gelatina que al secar se craquele. Lo mejor sería agregar un poco del agua que estás usando para diluir tus pinturas, pero también puedes agregar una pequeña gota a la pintura ya diluida en tu paleta.

También puedes utilizar goma arábiga como una especie de barniz. Cuando la pintura terminada esté completamente seca, puede usar goma arábiga diluida con agua y repasar la pintura con un pincel ancho.

Eso le dará a la pintura un bonito acabado brillante. Sin embargo, nunca use goma arábiga sin diluir ni una cantidad excesiva de goma arábiga diluida, ya que puede agrietarse con el tiempo.

La goma arábiga y otras técnicas / con otros medios

img 6856
la artista Sue Brown utilliza la goma arábiga para una técnica de transfer de serigrafía.

Quizás no lo sabías, pero la goma arábiga en la pintura va más allá de las acuarelas y se puede utilizar de diferentes formas. De hecho, una de estas formas de las que te hablaré tiene más que ver con el dibujo, que aunque sigue siendo una más de las artes pictóricas, adquiere una definición propia como puedes leer en nuestra publicación “¿Qué es el dibujo?”, pero eso es un tema aparte, por lo que ahora voy a contarte estas otras formas de utilizar la goma arábiga en la pintura

Como fijador en el dibujo

El artista de Colorado Dale Russell Smith ha pasado años experimentando con una variedad de técnicas que le permiten equilibrar la libertad de expresión con un control estricto. Entre sus procedimientos, podemos encontrar el de recubrir su papel de acuarela con goma arábiga.

"Refiriéndome a las fotografías que he tomado en Colorado y sus alrededores, hago un dibujo de grafito bastante detallado en el papel estirado antes de aplicar la goma arábiga", y prosigue “ el dibujo es bastante claro y solo indica la ubicación de todas las formas principales y los contornos de las sombras. Una vez que estoy satisfecho de que el dibujo me da suficiente información para seguir adelante, lo sello con una solución de goma arábiga (3 partes de agua por 1 parte de goma arábiga), usando un atomizador para rociar una capa generosa sobre toda la hoja.”

En cuanto a porqué no aplicar la goma arábiga con pincel, Dale dice “Prefiero el atomizador a un pincel porque no quiero que la fricción del movimiento de un pincel manche el grafito o aclare las líneas hasta el punto de que tenga problemas para verlas. Esas líneas son importantes para las etapas iniciales del proceso de pintura porque me ayudan a determinar qué formas deben permanecer sin pintar y cuáles recibirán los primeros lavados de color claro.”

No obstante, esto solo es un paso previo en el proceso creativo de Dale, ya que debes recordar que al aplicar subsecuentes capas de acuarela sobre la goma arábiga esta se humecta nuevamente.

Es una forma de utilizar la goma arábiga en la pintura muy similar a una recomendación que solemos hacer en los cursos de ttamayo, aunque en vez de tratarse de sellar con goma arábiga, se utiliza solución de caseína por sus propiedades, ya no solo crea una película por encima, sino que literalmente adhiere al grafito o a los colores aplicados previamente, por lo que es mucho más definitiva como fijador/sellador para una obra hecha en acuarela.

¿Qué pasa al combinar goma arábiga con el acrílico?

1212
imagen de la artista Shivani Garg

Estoy seguro que esta duda estaba en la cabeza de un buen número de entusiastas del acrílico, aunque tendré que decepcionarlos: la goma arábiga en la pintura acrílica no tiene uso alguno.

El aglutinante es la principal diferencia entre las pinturas de acuarela y acrílicas. La goma arábiga en la pintura es el aglutinante para acuarelas por excelencia (aunque también se puede utilizar la goma de tragacanto), y es uno resoluble que permite al artista levantar o volver a humedecer la pintura.

La pintura acrílica utiliza un aglutinante de emulsión polimérica que no es soluble cuando está seca. Tanto la acuarela como el acrílico tienen cualidades únicas y la verdad no tiene mucho caso mezclar ambos.

Temple, goma arábiga y aceite

La goma arábiga en la pintura
Esta imagen proviene de hecho del paso a paso en la página de pigmentos Kremer para hacer un temple de barniz damar y aceite de linaza.

Esta es una mezcla de pigmento en aceite secante emulsionado con goma arábiga y glicerina para producir una pintura brillante y transparente. La goma arábiga y otros polisacáridos, como la goma de tragacanto y las gomas de frutas, se han utilizado como medios de pintura solubles en agua durante muchos siglos.

Para formar temples de goma arábiga en la pintura, las gomas solubles en agua se combinan con aceites secantes y, a veces, resinas naturales, para formar emulsiones lechosas. A menudo se agrega glicerina para dar mayor brillo y mejorar la flexibilidad del medio. Incluso con la adición de aceite o resina, las películas de pintura al temple de goma seca son sensibles al agua y deben tratarse de manera similar a las acuarelas.

Por último te comparto una receta antigua de como hacer una emulsión de resina de goma arábiga para utilizar como medio de pintura o incluso en técnica de temple u óleo.

Receta de emulsión de resina y goma arábiga de A. Beklina

Se puede utilizar una solución de goma arábiga, goma de tragacanto o goma de cerezo como base de esta emulsión. La solución de goma tiene una fuerza emulsionante débil, por lo que es importante no utilizar más de 1 parte de aceite o 2 partes de resina por 4 partes de solución de goma.

Ingredientes:

  • SOLUCIÓN DE GOMA (la goma arábiga y la de tragacanto las puedes conseguir con nosotros, siempre es mejor diluirlas con agua destilada) 6 partes
  • BÁLSAMO DE CANADÁ 1 parte
  • ESENCIA DE TREMENTINA 2 partes
  • GOTAS DE ESENCIA DE CLAVO

Cómo prepararlo: Combina el bálsamo de Canadá y la trementina en un frasco limpio y deja que el bálsamo se disuelva por completo. Combina todos los ingredientes a temperatura ambiente en una botella limpia; tapa y agita vigorosamente para emulsionar. Para una emulsión de aceite y resina, reduce la cantidad de bálsamo y solvente a la mitad y agrega una parte de aceite espesado a la receta.

Modo de uso: Utilizalo en soportes de cualquier tamaño: papel, cartón, panel o lienzo rígido. Crea una pasta de pigmento seco y agua, luego combina con la emulsión y aplícala sobre el soporte con pincel. Las capas delgadas de pintura se secarán en una hora. Tal como mencioné hace un momento, esta pintura se diluye con agua.

También puede emplear esta preparación junto con temple para hacer una especie de temple de solución de acuarela más brillante, resistente y de secado más lento.

Si tu solución queda muy chiclosa y tarda en secar puedes disminuir la cantidad de bálsamo de Canada.

No olvides agregar gotas de esencia de clavo para mejorar la resistencia del medio a la humedad.

Recuerda que todos estos materiales los puedes conseguir con nosotros en ttamayo y aprender a utilizarlos en nuestros cursos y clases regulares.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Suscríbete a nuestro newsletter

Recibe en tu correo las publicaciones de nuestro blog, anuncios de nuestros cursos, ofertas y más.

ttamayo

Casa de materiales de arte y escuela especializada en técnicas de pintura
QUIéNES SOMOS
envelope linkedin facebook pinterest youtube rss twitter instagram facebook-blank rss-blank linkedin-blank pinterest youtube twitter instagram