Desde las sombras: el pigmento Umber

28 agosto, 2022
Memo Alfaro
Desde las sombras: el pigmento Umber
Pigmento Raw Umber o Sombra Natural

Se dice que el pigmento umber (famosamente traducido como “sombra”) es un acertijo, un enigma oxidado de un color. Se le identifica en el cruce entre el rojo profundo de la sangre y la insipidez del barro, por lo que el pigmento umber es un tono fascinante con una humedad propia que resulta inquietante para muchos.

La capacidad del pigmento umber o sombra para fluir y fluir entre los tonos de nuestro yo interior y los del mundo exterior que habitamos, lo convierte en el pigmento perfecto para pintores tan diversos como El Bosco y Modigliani, Tiziano y Velázquez, para crear escenas que perduran en el tiempo, escenas que sentimos tanto como tan solo verlas. Quita el pigmento umber de la caja de pinturas de la historia del arte y el dramático claroscuro de los lienzos de Caravaggio así como la meditación de la obra de Rothko de 1962 Sin título (Umber, Blue, Umber, Brown) se disolverían en la monotonía.

Esta mezcla tan compleja de la que hablaremos en nuestra publicación es la identidad del pigmento umber, la de los mundos interior y exterior. Hasta su mismo nombre (originalmente en italiano "terra d'ombra", o "tierra de sombras") tira en dos direcciones.

Pigmento umber: Tierra de sombras

800px terra ombra naturale umber
Sombra natural proveniente de Italia

Kelly Grovier nos dice en su fascinante artículo de BBC Culture (el cual hemos adaptado y utilizado junto con otras fuentes) que algunos sostienen que la palabra es simplemente un eco de una ubicación real, Umbría, la región montañosa del centro de Italia donde, en algún momento del siglo XV, el pigmento se elaboró ​​profesionalmente por primera vez a partir de un suelo rico en manganeso y óxido de hierro.

Otros sostienen que el nombre del color es menos una alusión geográfica y más una designación mística inspirada en las profundidades espirituales que el pigmento permite sondear a los artistas, que debe su origen al latín umbra, que significa 'sombra'. Si mezclamos las dos hipótesis, descubrimos quizás algo más cercano a la verdad: una tierra de sombras paradójica de un matiz, una que une en una sola sustancia la arena material de este mundo y la oscuridad inmaterial de uno que se encuentra justo más allá de nuestro percepción más inmediata.

El uso del pigmento umber por parte de los artistas se remonta a nuestros primeros ancestros creadores de imágenes que untaban tierra en las paredes de las cuevas como una aproximación adecuada al pelaje castaño rojizo de las bestias. Avanza unos cuantos milenios, desde la era neolítica hasta la cúspide del Renacimiento, y el pigmento umber comienza a tomar forma como una fuerza estética sutil, agregando una profundidad rojiza a pigmentos más llamativos cuando se combinan en la paleta del artista.

umber 3
Pinturas de la caverna de Lascaux que datan de hace 17,000 años. El pigmento umber ya hacía acto de presencia.

En la Wikipedia podemos encontrarnos con que el umber fue uno de los primeros pigmentos utilizados por los humanos; se encuentra junto con el negro de carbón, el rojo y el ocre amarillo en pinturas rupestres del Neolítico.

Los pigmentos de color marrón oscuro rara vez se usaban en el arte medieval; los artistas de ese período preferían colores brillantes y distintos como el rojo, el azul y el verde. Las sombras no se utilizaron mucho en Europa antes de finales del siglo XV; el pintor y escritor renacentista Giorgio Vasari (1511-1574) los describió como bastante nuevos en su época.

La gran edad de la sombra fue el período barroco, donde a menudo proporcionaba los tonos oscuros en el estilo de pintura chiaroscuro (claro-oscuro, checa nuestra publicación “Cómo dominar el claro oscuro a color” para más información). Por lo tanto, fue una parte importante de la paleta de Caravaggio (1571-1610) y Rembrandt (1606-1669).

Rembrandt lo usó como un elemento importante de sus ricos y complejos marrones, y también aprovechó sus otras cualidades; se secaba más rápido que otros marrones y, por lo tanto, a menudo lo usaba como base para poder trabajar más rápido, o lo mezclaba con otros pigmentos para acelerar el proceso de secado. El artista holandés Johannes Vermeer usó pigmento umber para crear sombras en paredes encaladas. que eran más cálidos y armoniosos que los creados con pigmento negro.

Desde las sombras: el pigmento Umber
Johannes Vermeer, "Christ in the House of Martha and Mary", 1654-56.

Desde la tierra

Reaccionando contra la ingenuidad de la perspectiva simplista y la nitidez de los colores que a menudo se encuentran en los altares e íconos medievales, los artistas comenzaron a experimentar con proporciones figurativas más realistas, así como con mayores complejidades de pigmento, agregando tonos tierra como el pigmento umber y el sienna (que trajeron de una provincia colindante), tanto en su forma cruda como quemada, a sus inventarios. Sin una rica variedad de marrones para mantener las cosas enraizadas y reales, es posible que el humanismo nunca hubiera despegado.

Años antes de que Hieronymus Bosch comenzara a trabajar en el carnaval carnal de colores por el que sería más recordado, su famoso tríptico El jardín de las delicias (1503-1515), el maestro holandés se vería seducido por la raída solemnidad del pigmeto umber. La pintura de Bosch "El caminante", realizado alrededor de 1500, captura a un buhonero cojo, sobrecargado por las mercancías y el cansancio de este mundo.

800px jheronimus bosch the pedlar google art project
Hieronymus Bosch ,"The Pedlar", c. 1500.

Aunque la figura cargada parece dirigirse a una puerta que conduce a la pureza pastoral, mira hacia atrás en dirección a una sórdida casa de pecado detrás de él. Esta estructura, de la que puede haber surgido recientemente, depende de su sensación de sombra en una mezcla de ámbar sombrío y ocre enfermizo y sifilítico (se que parece demasiado, pero con darle una buena mirada a la pintura se perciben e intuyen un par de cosas no muy alegres al respecto de la escena).

Atrapado entre las tentaciones de la carne y el espíritu, el sujeto de El Bosco se detiene para siempre en su progreso hacia la salvación por los atractivos de un mundo corrupto, una parálisis intensificada por la pálida penumbra ocre que lo ensombrece.

Poco después de que El Bosco creara su alegoría, se puede encontrar el inquietante pigmento umber en el ambiente de otra obra maestra del Renacimiento, esta vez en la orquestación del prodigio italiano Rafael, entonces de poco más de 20 años. Su retrato al óleo sobre madera de Catherine de Alexandria, terminada alrededor de 1507, representa a la mártir cristiana del siglo IV apoyada contra una "rueda de ejecución" de madera, un dispositivo de tortura triturador al que Catherine había sido sentenciada después de rechazar los avances del emperador romano Majencio. Para quien no conoce la leyenda, se dice que dicho implemento, también conocido como "rueda rota", se rompió en el instante en que Catherine lo tocó.

800px raffael 020
Raffael Sanzio, "Saint Catherine of Alexandria", c. 1507-1509.

Para los paisajistas líricos de los siglos XVIII y XIX posteriores, y en particular para los visionarios románticos como JMW Turner y John Constable, el pigmento umber llegaría a dominar los primeros planos de escenas que se sienten como si representaran tanto un aspecto de la mente como un lugar real. de tiempo y lugar. Aunque los historiadores pueden agotarse analizando los logros relativos de estos rivales, comparten una reverencia por los rituales del pigmento umber.

Para una muestra de la obra de ambos, checa “10 Famosos paisajes en acuarela y sus autores”, aunque al hablar de estos pintores debo necesariamente recomendarte otro plato fuerte del menú de ttamayo: nuestra publicación sobre la fascinante teoría del color de William Turner.

Como una semblanza más inmediata, el conmovedor boceto a lápiz y acuarela Costa de Yorkshire (c. 1806-1807) de Turner, sobre el cual un lavado de pigmento umber sin adulterar convierte la escena dramática en nostalgia, es testimonio de la fe total de Turner en el color.

“Cuando hablamos de las perfecciones del arte”, afirmó Constable en una conferencia en 1836, “debemos recordar cuáles son los materiales con los que un pintor se enfrenta a la naturaleza. Para la luz del sol no tiene más que amarillo claro y blanco de plomo; para los tonos más oscuros, umber u hollín”. Los colores primarios de la estancia en el mundo son recalibrados por Constable y Turner, y el pigmento umber está entre ellos.

jmwturner1400x958 q85
J.M. William Turner, "Coast of Yorkshire", published 1811.

Sin embargo, como todo lo que sube tiene que bajar, en la segunda mitad del siglo XIX los impresionistas se rebelaron contra el uso del pigmento umber y otros colores tierra. Camille Pissarro denunció los "colores tierra viejos y apagados" y dijo que los había prohibido en su paleta. DIcho esto, los impresionistas tuvieron sus buenas razones, ya que eligieron hacer sus propios marrones a partir de mezclas de pigmentos rojos, amarillos, verdes, azules y otros, particularmente los nuevos pigmentos sintéticos como el azul cobalto y el verde esmeralda que acababan de introducirse.

En el siglo XX, los pigmentos umber naturales (como el raw umber o sombra natural) comenzaron a ser reemplazados por pigmentos hechos con óxido de hierro y óxido de manganeso sintéticos. Pero podemos guardar la calma, que un pigmento de tal valor histórico y cromático no podía caer en el olvido así como así y todavía se fabrica pigmento umber natural así como sus variedades, con Chipre como una fuente destacada.

Por cierto, los pigmentos que contienen tierras naturales se etiquetan como PBr7 o pigmento marrón 7.

Pigmento umber: ¿A quién se le ocurrió tostarlo?

Desde las sombras: el pigmento Umber
Burnt umber o Sombra tostada al óleo de la marca Maimeri Blu. (Imagen de Conservación y Restauración.cl)

Ya que la variedad tostada del pigmento umber (bien identificada en el rubro como “sombra tostada”) tiene también bastante relevancia en estos días, me pareció bastante puntual agregar esta información compartida por la marca británica Cranfield Colours.

En ella, se nos dice que el pigmento umber es un pigmento de tierra marrón rojizo natural, y que comienza su vida ya siendo de por sí más oscuro que sus primos de pigmentos de tierra, Ochre y Sienna, aunque cuando el Raw Umber o sombra natural se calienta, el pigmento umber se intensifica a un color aún más oscuro, que es el que conocemos como burnt umber o “sombra tostada”. La forma de describirlo por parte del staff de Cranfield en algunas pocas palabras es simple: “¡Es rico, fuerte, extremadamente resistente a la luz y de alguna manera parece terminar en mis zapatos!” por su terrosa naturaleza.

Como hemos mencionado, a diferencia de los pigmentos sintéticos modernos, tanto este como su versión natural, no son colores de precisión ni de ciencia exacta, ya que las diferentes vetas de arcilla y roca tendrán diferentes tonalidades, dependiendo de la cantidad de óxido de hierro y manganeso en la arcilla.

“Entonces… ¿quién lo quemó?” quizás te preguntes. Bueno, pues hacia allá vamos, porque aunque sería difícil encontrar al primer responsable del tueste, resulta una variable bastante elemental si consideramos que el pigmento umber fue uno de los primeros pigmentos utilizados por el hombre; se encuentra junto con el negro de humo, el rojo y el amarillo ocre en pinturas rupestres tanto del Neolítico como probablemente en su equivalente moderno, en las paredes del tramo elevado de la M6 cerca de Wolverhampton. Por eso sería difícil saber a ciencia cierta a quien se le ocurrió primero, pero algo es seguro: quien lo hizo estaba buscando más profundidad de color.

Así pues, el mayor uso de la sombra (tostada y natural) fue durante el período barroco. Podemos decir con toda seguridad y respaldo gráfico que Rembrandt amaba el material y usó estos colores en sus marrones profundos. Al igual que otros, también disfrutó del hecho de que los colores tierra se secan más rápido que otros colores al óleo.

Luego, como ya lo vimos, disminuyeron en uso y popularidad a medida que cambiaron los gustos artísticos, ¡Pero ahora están de vuelta! O al menos, Cranfield menciona que durante los últimos 80 años el pigmento umber y sus variedades han vuelto a ser bastante populares.

Propiedades del pigmento umber

raw burnt umber
Muestras de las acuarelas Sombra natural (izq.) y Sombra tostada (der.) de la marca Daniel Smith.

Recordemos que “pigmento umber” es una designación general para una sustancia mineral sedimentaria que contiene entre 5 y 20% de óxidos e hidróxidos de manganeso y un porcentaje mayor de óxidos de hierro. El mayor contenido de óxidos de manganeso en comparación con los ocres es el responsable del color marrón/café.

Los óxidos de hierro pueden soportar altas temperaturas pero no son resistentes a los ácidos. El pigmento es estable, aunque hubo informes sobre el cambio de color con el tiempo durante el período del Renacimiento. Es compatible con todos los demás pigmentos y, a menudo, se usa para oscurecer otros pigmentos en las sombras.

A continuación, te presento las características pque señala el artista Bruce MacEvoy sobre el pigmento umber en sus variedades de sombra natural y sobra tostada.

Sombra natural

w544 37
Raw umber o Sombra Natural de Winsor & Newton para acuarela.

Originalmente, los minerales para preparar pigmento umber en muchos casos procedían originalmente de Turquía. Al parecer de MacEvoy, el mejor color es un marrón tierra transparente, de valor oscuro, grisáceo o verdoso (muy opaco) cercano al tono del ocre amarillo (naranja amarillo).

Los valores promedio de CIELAB LCh son 42, 26 y 64. Hoy en día, las sombras crudas se fabrican con un tono amarillo intenso constante, pero con grandes variaciones de marca en croma y luminosidad, desde un color oliva opaco hasta un gris claro cálido y un gris oscuro frío. Las marcas modernas tienden a ser colorantes y semitransparentes (lo que indica un tamaño de partícula muy pequeño), y la mayoría son un complemento neutralizador excelente para el azul ultramar o el azul de indantrona.

MacEvoy dice "Siento que esta pintura no debe tener una apariencia distintiva de amarillo o marrón, sino que debe presentar un gris verdoso, medio a oscuro: los tonos crudos de Daniel Smith, M. Graham, Rowney Artists y Utrecht cumplen con esta expectativa." Y ya hablando sobre marcas, también comenta "El nuevo raw umber/sombra natural de Winsor & Newton es más claro, con un color leonado cálido que carece de la frialdad característica del raw umber de la pintura discontinuada. Los valores promedio de CIECAM J,a,b para el sombra natural (PBr7) son: 34, 12, 20, con un croma de 23 (pureza tonal estimada de 24) y un ángulo tonal de 59.

Sombra tostada

Desde las sombras: el pigmento Umber
Sombra tostada de la marca Maimeri Blu para acuarela.

La más oscura de las cuatro tierras, un marrón tierra muy oscuro, muy opaco, manchado y semiopaco, con un color parecido al chocolate negro (tono anaranjado). Los valores promedio de CIELAB LCh son 36, 24 y 48. Actualmente, este color tierra se fabrica en un tono amarillo anaranjado constante y varía según las marcas en croma y valor.

El burnt umber o sombra tostada de Daniel Smith es un marrón/café casi negro que presenta una tentadora gama de colores a medida que se diluye en tintes; Utrecht y MaimeriBlu son colores similares, pero difieren en las características de manejo. El burnt umber de Winsor & Newton tiene el mismo tono pero se aclara con la adición de óxidos de hierro sintéticos rojos y amarillos, lo que hace que el marrón sea más saturado; La sombra tostada de M. Graham casi lo iguala usando solo pigmentos etiquetados como PBr7. Los valores medios de CIECAM J,a,b para la sombra tostada (PBr7) son: 28, 18, 16, con un croma de 25 (pureza tonal estimada de 21) y un ángulo tonal de 42.

Estas mezclas de tierras, junto con el óxido de hierro rojo puro (PR101) y el óxido de hierro amarillo (PY42) han sido pinturas importantes en la tradición de las acuarelas. Estos "colores" difieren sustancialmente de una marca de acuarela a otra, por lo que es necesario probar estos pigmentos por su cuenta para comprender su gama y capacidades.

mg33030 1
Sombra tostada de M. Graham para acuarela.

Como grupo, los óxidos de hierro suelen ser fáciles de aplicar, pero a veces tardan más al hacer lavados con un pincel. Las mezclas con pinturas de tierra son más fáciles de editar si se vuelven a humedecer y se vuelven a trabajar con el pincel, y los pigmentos colorantes pintados sobre ellas también son más fáciles de levantar o editar, lo que convierte a los óxidos de hierro en una excelente mezcla de base para los tonos de piel en retratos o figuras.

Armonizan y se mezclan bien con casi cualquier otro tipo de pigmento y amortiguan o reducen el poder colorante de los pigmentos orgánicos sintéticos (quinacridonas, ftalocianinas) y el color estridente de las pinturas de cadmio.

Solo recuerda remover las mezclas con cada carga de pincel, ya que los óxidos de hierro tienden a hundirse hasta el fondo. Aplicados en lavados diluidos, crean tintes de base para jardines efectivos y muy confiables. Las marcas más transparentes (como Winsor & Newton y Maimeri) también son efectivas como veladuras para ajustar áreas de color existentes. (Ten en cuenta que algunos de los óxidos de hierro rojos o amarillos "transparentes", por ejemplo, los de Rembrandt o Daniel Smith, son en realidad semiopacos y granulados).

Y esto es todxo porahora, te recomiendo checar nuestro catálogo de pigmentos para que conozcas nuestra variedad de ppigmentos umber/sombra y te dejo con una imagen de uno de estos.

sam 5 copy
Raw umber de ttamayo.

2 comments on “Desde las sombras: el pigmento Umber”

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Suscríbete a nuestro newsletter

Recibe en tu correo las publicaciones de nuestro blog, anuncios de nuestros cursos, ofertas y más.

ttamayo

Casa de materiales de arte y escuela especializada en técnicas de pintura
QUIéNES SOMOS
envelope linkedin facebook pinterest youtube rss twitter instagram facebook-blank rss-blank linkedin-blank pinterest youtube twitter instagram