Empezar a pintar autorretratos al óleo de forma tradicional

9 junio, 2020
Jorge González

Uno de los ejercicios de análisis más profundos que puede hacer un artista es el autorretrato, esto implica escrutarse el rostro y conocerse hasta tal punto que la expresión que tengas en ese momento se traduzca en el dibujo o la pintura que abordas.

A continuación hablaré de los pasos recomendados a seguir para pintar un autorretrato al óleo. También compartiré  técnicas como la de magro a grasso y los tonos que podrás aplicar según la luz incidente. 

Pasos para Realizar un Autorretrato                                              

A continuación mencionaré una serie de pasos esenciales para realizar un autorretrato:

Paso 1: Realiza un Boceto o Dibujo Preliminar    

Realiza un dibujo preliminar antes de llevar pintura a tu lienzo. Esto te ayudará a obtener las proporciones correctas y te permitirá realizar los cambios necesarios. 

Aquí hay algunos consejos para obtener la proporción correcta (que es algo con lo que muchos artistas luchan cuando hacen retratos):

Cesar Santos realizando un autorretrato

Fíjate que en la esquina superior izquierda del lienzo (en la imagen de arriba) hay un pequeño boceto con carboncillo, éste le funciona como guía a este artista.

2. Ten en Cuenta la Iluminación

La iluminación es necesaria cuando se trabaja en una pintura y es especialmente importante cuando se hacen retratos.

Una correcta iluminación te ayudará a lograr contraste en los colores y una buena definición de los rasgos. Coloca una fuente de luz a un lado y por encima de tu cabeza para obtener las sombras perfectas en el rostro.

3. Usa un Espejo y una Fotografía para Mejorar el Resultado

Existen dos formas de realizar un retrato: utilizando un espejo o una foto. En el artículo Guía Esencial para Pintar Autorretratos te explico cómo debes armar tu espacio de trabajo para ambos casos. Sin embargo, si estás comenzando, te recomiendo que utilices ambos.

Una foto te permitirá conservar la forma de tu pose en el tiempo, pero un espejo te ofrecerá  detalles más realistas. Por lo tanto, la combinación de ambas técnicas te brindará más precisión, exactitud y detalle en tu autorretrato.

Boceto utilizando la técnica de la foto e imagen especular

Estructura del rostro 

En cuanto a la estructura y proporciones del rostro, es importante recordar que todos serán ligeramente diferentes. Prestar atención a estas variaciones te ayudará a obtener un parecido más exacto en tu autorretrato.

Las proporciones estándar para el rostro te ayudarán a colocar los rasgos faciales y encontrar su orientación. Aquí nombro los principales puntos a tener en cuenta para dibujar un rostro proporcionado:

  • Divide el rostro en tercios

Boceto para autorretrato. División del rostro en tercios.

  • Los ojos están a medio camino entre la parte superior de la cabeza y la barbilla.
  • La parte inferior de la nariz está a medio camino entre los ojos y el mentón.
  • La boca está a medio camino entre la nariz y el mentón.
  • Las comisuras de la boca se alinean con los centros de los ojos.
  • La parte superior de las orejas se alinea por encima de los ojos, en las cejas.
  • La parte inferior de las orejas se alinea con la parte inferior de la nariz.

Boceto para autorretrato. Proporciones

Boceto para autorretrato. Proporciones II

Paleta de Colores en la pintura de autorretratos

La elección de la paleta de colores para pintar la piel es muy importante en los autorretratos. La paleta para piel puede estar compuesta por muchos pigmentos diferentes en muchas combinaciones. Sin embargo, para lograr un tono de piel realista te recomiendo pintar dentro de la gama de colores 5R a 10 YR, valores de 2 a 7 y cromas de 2 a 6. O bien utilizando la conocida como paleta de Zorn.

Por otra parte te daré a continuación una serie de recomendaciones de la paleta de colores para pintar autorretratos:

En el artículo ¿Cómo usar la teoría del color Munsell para pintar tonos de piel?, hablo de esta gama de colores y explico como el conocimiento de la teoría del color y el sistema de Munsell son de gran ayuda a la hora de pintar la piel. En esta otra entrada te platico sobre la paleta de Zorn que es magnifica para pintar la piel.

  1. Las zonas de más luz suelen llamarse encarnaciones. Estas áreas, independientemente de la raza de la persona pintada, suelen requerir diversos colores amarillentos y rojizos o rosados. Entre más te acercas a la luz (generalmente), hay más amarillo involucrado en la piel. Las luces ligeramente más bajas son rojizas. Lo que va cambiando (según la raza) es la cantidad de blanco y qué tan puro o agrisado el color que seleccionemos.
  2. Los tonos medios de la piel se conocen como verdacchios, que son mezcla de amarillo o naranja con negro. Entre más blanca es la piel estos verdacchios requieren más amarillo; a más morena la piel se vuelven cada vez más naranjas e incluso rojos en piel negra.
  3. Los tonos de sombras más profundos en la piel son fácilmente logrados con el color rojo y el negro.
  4. A más negra la piel es más difícil es de pintar. La razón de esto tiene que ver con la mezcla en la paleta: es más fácil diferenciar los colores de la piel blanca en la paleta que los colores de pieles muy morenas o muy negras. Esto se debe a que la mayoría de los colores que se emplearán en pieles negras son variables del café y, si no tienes la costumbre de diferenciar colores similares en tu paleta; te puede costar trabajo en un principio. Pero nada que la práctica no cure.
  5. Existen pigmentos color piel que puedes utilizar en tu obra. Sin embargo, te recomiendo que utilices mezclas de los colores de la paleta de Zorn y no pigmentos pre-mezclados para pintar la piel en tu autorretrato( a menos que tú hayas pre-mezclado esos colores o ya tengas más dominio de la pintura de la piel).

Paleta de colores para pintar la piel

La luz, el color y la atmósfera en los autorretratos 

Los tres elementos esenciales en cualquier pintura son: la luz, el color y la atmósfera. A continuación hablaré de cómo dichos elementos se relacionan y se expresan en los autorretratos: 

Verdacchios

Cuando la luz se refleja sobre la piel los colores verdosos o verdacchios son visibles. Sin embargo, éstos se observan sólo si la luz es tenue y si incide de forma indirecta. En general, los verdacchios son tonos amarillos y naranjas a los cuales se les agregó negro y que, al agrisarse, se ven verdes. También pueden ser percibidos por el ojo humano como tonos grises.

Estos tonos verdacchios, al ser colores de transición, aparecen sobre áreas específicas del rostro y son los que generan encarnaciones convincentes en los retratos. Podrás encontrarlos en zonas de medias sombras o en zonas de transición entre colores de sombra profunda y de luz.

En el Autorretrato (1889) de Vincent van Gogh se puede apreciar el uso de esta mezcla de colores

Título: Autorretrato. Artista: Vincent van Gogh. Fecha: 1889. Técnica: Óleo sobre lienzo. Dimensiones; 57.2 cm × 43.8 cm. Colección: Galería Nacional de Arte, Washington, D.C., Estados Unidos de América

Colores de sombra

Los colores de sombras profundas en la piel son los tonos mas obscuros de la piel y, como mencioné antes, se pueden lograr fácilmente con rojo y negro o bien con pigmentos de sombra como el sombra tostada.

Es muy común que los colores de sombra sean empleados para fondear los lienzos.

Un paso importante antes de comenzar a elaborar tu autorretrato es preparar el fondo donde vas a pintar. 

Determinar los colores correctos para el cuadro donde realizarás tu retrato implica analizar los colores de la piel por sí misma y bajo distintas condiciones atmosféricas.

Las distintas atmósferas de fondos para pintar piel se dividen en tres grupos: obscuras, luz media y luminosas. 

En condiciones de luz tenue o sombras, los músculos se verán a través de la piel, especialmente en pieles delgadas. En estas condiciones, los músculos se ven de colores rojizos apagados. Estos colores pueden ir desde cafés rojizos apagados hasta carmines de sombra o morados rojizos de sombra. 

Los cuadros de los pintores tenebristas son ideales para analizar este tipo de colores de fondo y en cómo abordar un retrato a partir de estos colores.

Cuando la atmósfera es la combinación de una luz fuerte en contraposición con alta obscuridad, los colores rojizos de los músculos podrán ser empleados como fondo. En este tipo de situaciones, la luz es tanta que el color de los músculos se percibirá a través de la piel. 

Los colores de fondo rojizos serán los mismos rojos apagados que los colores usados en situaciones de sombra sólo que serán aplicados de forma más transparente para que se vean más luminosos. 

Luces superficiales

Las luces superficiales al pintar retratos en óleo requieren ser muy cubrientes y más cargadas de blanco que los colores de sombra, independientemente del color de piel. Para lograr que sean cubrientes es recomendable pintarlas de manera más empastada que las zonas de sombra (mismas que se habrían pintado antes).

Técnica de magro a grasso para pintar retratos 

La técnica de magro a grasso forma parte de lo conocido como técnica veneciana. El magro consiste en aplicar las primeras capas de temple con poca grasa (del aceite de linaza)  y más huevo. Por otra parte, cuando se aumenta la grasa en las capas superiores de pintura se llamaba grasso.

La técnica veneciana se comienza en temple de barniceta y se termina con óleo denso. Algunos pintores como Rembrandt incluso la terminaban con barnicetas gruesas de cera.

De magro a grasso: materiales y secuencias

El principal uso práctico de la técnica de magro a grasso es el uso del temple. Trabajar óleo con temple acelera el secado del óleo. A esto se suma que el temple otorga una amplia gama de recursos y calidades que el óleo por sí solo no puede producir. Así que a continuación, daré la secuencia y los materiales para que logres aplicar esta técnica en tus autorretratos:

  • Comienza con temple de barniceta fluido.
  • Disminuye la cantidad de agua en el temple en las capas siguientes.
  • Agrega mayor cantidad de barniceta a las capas superiores.
  • Continúa con óleo mezclado con temple.
  • Disminuye la cantidad de temple y usa medios más gruesos en las últimas capas.

Por qué es importante el sistema de magro a grasso en el autorretrato

Trabajar esta técnica mantendrá la imprimatura absorbente por más tiempo. Así podrás trabajar con gran velocidad sin temor a sobresaturar el lienzo de óleo.

El temple tiene un tiempo de secado sumamente veloz. El óleo, en cambio, tiene un tiempo de secado lento. Sin embargo, al mezclar temple y óleo, el temple tiene la característica de hacer secar más rápido al óleo. 

La técnica veneciana hace posible utilizar aceites gruesos, manteniendo a la vez un tiempo de secado considerablemente bajo. Este aspecto de la técnica magro a grasso, al ser trabajado con temple, permite usar barnicetas de aceite espesas e incluso ceras. 

Gracias al tiempo de secado reducido del temple y a la forma en que pueden fundirse las capas con este sistema, es que la técnica veneciana es probablemente la técnica mixta más impactante y duradera de todos los tiempos.

Algunos de los autorretratos al óleo más famosos de la historia

Autorretrato (1660) de Rembrandt van Rijn

Ciertamente no faltan autorretratos de Rembrandt (se conocen más de 30),  pero Self-Portrait (1660) captura perfectamente el uso característico del pintor holandés de pinceladas claras, texturizadas y una paleta de colores sombríos.

Título: Autorretrato. Artista: Rembrandt van Rijn. Fecha: 1660. Técnica: Óleo sobre lienzo. Dimensiones: 80.3 cm x 67.3 cm. Colección: Metropolitan Museum of Art, Nueva York, Estados Unidos de América

El hombre en desesperación (1843-1845) de Gustave Courbet

Esta obra sigue siendo el autorretrato más conocido. El Hombre en Desesperación combina elementos del romanticismo (un estilo que fue prominente hasta mediados del siglo XIX), y el realismo (un movimiento del que eventualmente sería pionero Courbet).

Título: El Hombre en Desesperación. Artista: Gustave Courbet. Fecha: 1843 – 1845. Técnica: Óleo sobre lienzo. Dimensiones: 45 x 54 cm. Colección: Colección Privada

¡No esperes más y haz tu propio autorretrato al óleo!

Los autorretratos pueden ser intimidantes pero la mejor manera de superar tu miedo a comenzar es simplemente hacerlo. Recuerda que si no resulta como habías deseado ¡Puedes intentarlo de nuevo!. Siempre hay nuevas técnicas para probar así que no te rindas después de la primera. ¡Lograrás hacerlo y tendrás un autorretrato fantástico!

Trabaja en tu propio estilo personal y utiliza todas las recomendaciones y técnicas que he explicado en este artículo. Después de todo es una pintura tuya así que asegúrate de que refleje tu personalidad única.

Deja un comentario

Suscríbete a nuestro newsletter

Recibe en tu correo las publicaciones de nuestro blog, anuncios de nuestros cursos, ofertas y más.

ttamayo

Casa de materiales de arte y escuela especializada en técnicas de pintura
QUIéNES SOMOS
envelope linkedin facebook pinterest youtube rss twitter instagram facebook-blank rss-blank linkedin-blank pinterest youtube twitter instagram