Las Técnicas de Dibujo a Lápiz: historia, herramientas de trabajo y consejos básicos

21 septiembre, 2020
Memo Alfaro

Hablar del dibujo a lápiz y de las técnicas de dibujo a lápiz es hablar de uno de los temas fundamentales en las artes gráficas y también de una de las técnicas pictóricas con las que nos podemos involucrar más fácilmente.

El dibujo a lápiz es probablemente la manera más simple que tenemos hoy en día de contactar con la expresión artística, si consideramos que para empezar sólo necesitamos lápiz, papel y ganas de hacerlo (u ocio).

Inicialmente y como pasatiempo, el acto de dibujar tampoco implica ningún nivel de conocimiento ¿Quién no se ha puesto a garabatear alguna vez en su vida? Puedes hacerlo en una servilleta o en las últimas hojas de cualquier cuaderno o libreta que lleves contigo. Puedes, también, pintarle bigotes, lentes o cuernos a las fotos en los periódicos, tratar de hacer una caricatura de alguien o podrías llegar a dibujar como parte de una tarea o trabajo.

Técnicas de dibujo a lápiz - Tim Von Reuden
Crédito de la imagen: Tim Von Reuden

Cualquiera de estas formas de relacionarse con el dibujo es ya una forma de incursionar legítima en él, que no te quede duda de ello. Sin embargo si queremos hacerlo de manera más metódica o con cierta finalidad en mente, entonces sólo tenemos que desarrollar las habilidades necesarias.

El requisito principal es la observación y el segundo la práctica. Ya que uno de los grandes encantos del dibujo es que cualquiera puede aprender a dibujar con suficiente dedicación y observación.

En esta publicación remontaremos ánimos y veremos las diferentes técnicas de dibujo a lápiz y lo fundamental para reencontrarte con esta recomendable actividad, iniciarte en ella o perfeccionar tu actual habilidad.

Breve trasfondo del dibujo

dibujo renacentista
Título: Allegory of Abundance. Artista: Sandro Botticelli. Fecha: 1480-1485. Técnica: Tiza sobre papel. Dimensiones: 31.7 cm x: 25.2 cm. Colección: Museo Británico, Londres, Reino Unido.

Como comentamos en nuestra publicación sobre el dibujo renacentista, y como diría el pintor y arquitecto Giorgio Vasari, podemos considerar al dibujo como el padre de todas las bellas artes. No sólo fue el que las precedió a todas, sino también el que les ayudó a evolucionar. Por ejemplo, a finales del siglo XIV, el dibujo se utilizaba cada vez más en la exploración  para el diseño de pinturas y esculturas.

Este dibujo de exploración llevó una y otra vez el estudio y desarrollo del mismo hacia nuevos horizontes y así, buena parte de los cánones, metodología y demás nociones que conocemos hoy en día vieron la luz gracias a ello durante dicho periodo, el renacimiento.

Los materiales que más utilizaban los artistas de esa época eran la tinta, la tiza, el carboncillo, las gredas y el pergamino. También, papel de colores como el azul, el marrón y el rosa.

Varios de estos materiales siguen vigentes para el dibujo en nuestros días, y se agregaron algunos más, los más comunes son:

  • carboncillo
  • piedra negra
  • sanguina
  • pluma y tinta
  • grafito
  • lápices de color
  • bolígrafo
  • pastel / tiza
  • pincel

El nacimiento del lápiz

El lápiz de madera o “de carpintería” surgió alrededor de 1760, gracias a Simonio y Lyndiana Bernacotti. Ellos fueron los primeros en crear lo que sería el prototipo para el moderno lápiz con cuerpo de madera. Su versión era, por obvias razones, mucho más primitiva que la que conocemos hoy día: chata, ovalada, un tipo de lápiz muy compacto.

Al principio perforaban un cilindro de madera de enebro para luego insertar la mina de grafito, aunque después mejoraron su técnica y utilizaban dos medio cilindros de madera, colocaban entre ellos la mina de grafito y pegaban las dos mitades. Este es básicamente el mismo método que se utiliza hoy, lo que nos lleva a nuestro siguiente punto de relevancia para empezar a poner manos a la obra en todo tipo de técnicas de dibujo a lapiz.

Tipos de lápiz para dibujar

En el mundo del dibujo, estos son los principales tipos de lápices que te vas a encontrar y con los que tendrás que trabajar, bien sea al utilizar las diferentes técnicas de dibujo a lápiz que aquí verás o en otras modalidades específicas de dibujo, como el dibujo técnico y demás.

Lápiz H: es un lápiz de trazo duro y claro.

La “H” viene de la palabra en inglés “hard” y hace alusión a la dureza. Hay varios tipos de lápiz H: desde el H hasta el 9H. A mayor es el número mayor es su dureza.

Lápiz B: es un lápiz de trazo blando y oscuro.

La letra “B” hace referencia a la palabra “black” y hace alusión a la oscuridad. También los hay desde el B hasta el 9B. En este caso a mayor es el número mayor es su suavidad.

Lápiz de carboncillo / pastel: suele ser más blando y tiene un grado de oscuridad mayor. Te permite hacer texturas, sombras (con los dedos), etc.

Lápiz de color: Estos los conocemos todos. Los hay de distintos matices, tonos y de distintos tipos: acuarelables, metálicos, etc. Todo depende de lo que quieras hacer.

Lápiz multicolor: son los lápices que poseen varios tonos en una misma mina. Básicamente, son para colorear o usarlos sobre acuarelas.

Técnicas de dibujo a lápiz - Oscuridad y dureza del lápiz
gradesofgraphite

¡Conócelos! Los lápices H y B y las versiones más comunes de los lápices de colores son fáciles de encontrar en cualquier papelería. Para los lápices de carboncillo, pasteles, acuarelables, lápices de colores metálicos y demás, es más seguro buscar en tiendas especializadas. Basta con uno o dos para echar un vistazo (eso sí, trata de que sean de diferente tono o dureza) y probarlos con las siguientes técnicas de dibujo a lápiz

Las principales técnicas de dibujo a lápiz

Ya sea que te interesen los dibujos realistas a lápiz, los dibujos de paisajes a lápiz, dibujos de personas a lápiz (de estilo realista, cómico, estilo historieta americana, manga japonés o con un estilo más personal) o de cualquier otro tipo, aquí es donde realmente comienza todo.

En términos generales, hay dos grupos de información a tratar cuando hablamos del dibujo a lápiz: uno está relacionado con dibujar las líneas que serán base o esqueleto del dibujo, y el segundo, que habla sobre el sombreado, volumen y el color. 

Aquí podrás encontrar información sobre ambos grupos, por lo que empezaremos con nuestras técnicas de dibujo a lápiz y justo a continuación, las habilidades a desarrollar para aplicarlas de diferentes formas.

Trazo de ida y vuelta

Esta técnica de dibujo a lápiz es la básica. La hemos utilizado hasta inconscientemente. Lo que hacemos aquí es mover nuestro lápiz (o cualquier otro utensilio de dibujo) de adelante hacia atrás sobre el papel, con un movimiento parejo, nivelado, tratando de no dejar espacios en blanco. Dependiendo de cuanta presión apliques y de la saturación de líneas, el color será más oscuro. Esto será más aparente si utilizas, por ejemplo, lápices tipo B.

(Puede serte bastante útil en conjunción con la siguiente técnica.)

draw facial features lee hammond artists network drawing facial hair demo 3 768x827 1

Tono

La técnica del tono se refiere al grado de claridad u oscuridad de las distintas áreas de un dibujo. Hay varias técnicas de sombreado en las que puedes aplicar el tono para dar forma y masa convincente a tu dibujo. Puedes usar movimientos pequeños, inclinados o circulares. Esto último puede depender también del acabado que deseas o si estás buscando representar una cierta textura.

Esta técnica funciona mejor con lápices de colores o contando con una variedad de lápices con diferente nivel de oscuridad y dureza.

1849 55 192 tonal pencil drawing
1849 55 190 ejercicios lapiz color

Trama cruzada, ashurado/achurado o Cross Hatching.

Primero hablemos rápidamente de su hermana la trama, que se trata de utilizar pequeñas líneas paralelas entre sí (y generalmente más gruesas en el extremo donde se apoya el lápiz) aplicadas sobre el papel. Entre más cerca están, oscurecen más ciertas áreas, y entre más lejos estén pueden indicar puntos de luz.

La trama cruzada es la extensión lógica de la trama, pero en vez de solo crear una serie de líneas paralelas, aquí cruzamos las líneas dando el aspecto característico de “X” del tramado cruzado.

La trama cruzada o achurado es también una de las técnicas más famosas que existen y hay quienes se han vuelto verdaderos expertos llevando su uso a un nivel de gran detalle.

En el siguiente grabado (si bien no es un dibujo a lápiz) podemos ver está misma técnica, y otras que mencionaremos más adelante, con indiscutible maestría.

ducc88rer melancholia i 1
Melencolia I (B. 74; M., HOLL. 75) *engraving *24 x 18.8 cm *1514

Punteado, puntillismo o Stippling

Si te gusta lo meticuloso, esta técnica te encantará. Se trata de llenar el papel con una incontable cantidad de puntos, los cuales entre más cerca estén unos de otros oscurecen más el dibujo. Puedes incluso utilizar puntos de diferentes tamaños logrados con diferentes puntas (chatas/desgastadas en varios grados y afiladas).

stippling raccoon 786x630 1
Técnicas de dibujo a lápiz - escala de puntillismo

Circulísmo

Tal como su nombre lo indica, este método emplea una serie de círculos muy pequeños que se superponen entre sí. Aquí, no es necesario que cada círculo sea perfecto, solo es suficiente que sean pequeños y que estén muy juntos. La oscuridad o la sombra van a depender de los tamaños de los círculos que se realicen y la presión. Básicamente, podríamos decir que es como el trazo ida y vuelta, pero con un movimiento circular.

Un ejemplo y uso común de esta técnica de dibujo a lápiz la podemos ver en representaciones de la piel humana, donde sirve para dar la ilusión de los poros y los vellos en la piel.

circling with pencil

Se puede decir que en esta técnica, la textura del papel también será bastante aparente, como el dibujo aquí arriba. Si quieres un acabado de apariencia mas suave, utiliza un papel más suave.

Difuminado o Blending

El proceso del difuminado puede tomar muchas formas. Algunos artistas simplemente prefieren variar la cantidad de presión en el lapiz para cambiar la cantidad de grafito que se aplica, como en el circulísmo.

Para probar la forma más conocida de esta técnica te recomiendo utilizar un lápiz del rango B (te será más fácil para experimentar porque el resultado será más obvio), con el que a continuación aplicarás algo de color a la hoja con el lápiz utilizando la técnica de atrás hacia adelante.

Ahora: presiona con tu dedo y "jala" el color, frotando tu dedo en el papel hacia alguna dirección para lograr ese efecto de que el color está siendo "combinado" con las demás tonalidades. También puede ser logrado con una tela, con un esfumino y otros materiales. Es un efecto que también se utiliza mucho para desenfocar un área del dibujo y para dar un acabado más suave.

Esta técnica es ampliamente utilizada en dibujo de carboncillo, si quieres saber más al respecto de este otro medio te recomiendo leer nuestro texto al respecto.

drawing techniques 1

Scumbling/Scribbling o Garabateo

El garabateo permite que muevas tu mano de manera muy libre por toda la hoja. Mueve tu lápiz sin ninguna marca o forma precisa, no importa si la línea está torcida o deformada: ¡De eso se trata justamente! Entre más garabateas sobre un área, más saturación y más oscura se verá.

Técnicas de dibujo a lápiz - Scribbling o Garabateo

Aplicándolo al dibujo

Puede que ahora mismo pienses que todas estas técnicas de dibujo a lápiz, más que otra cosa, te ayudan a crear claroscuro y a dar color y volumen a un dibujo que ya fue previamente delineado. La verdad es que estilos de dibujo y áreas de especialización hay muchas, por lo que lo primero que debes pensar es “¿Qué quiero dibujar?”.

drawcaballete

¿Qué te gusta? ¿Qué llama más tu atención para representarlo en el papel? teniendo esto en consideración, ahora debes saber que hay ciertos puntos que son básicos para dibujar:

  • Practicar la línea hasta dominarla. Líneas curvas, rectas, paralelas, líneas que se engrosan o que adelgazan, etc. comienza sólo practicándolas, después aprenderás cómo sirven también para dar volumen o para ayudar a ubicar los objetos más lejos o cerca dentro de tu dibujo.
  • Hacer bosquejos de las figuras geométricas (cuadrado, círculo, triángulo y rectángulo). No hay necesidad de que uses una regla.
  • Combinar figuras y formas básicas para crear formas compuestas o más complejas.
  • Reducir objetos a figuras simples (por ejemplo, un automóvil a puras cajas).

Si combinas esto con las técnicas de dibujo a lápiz que ya mencionamos, verás que podrás estar dibujando más pronto de lo que creíste; literalmente, para este momento podrías ya haber dibujado algo -lo que sea- y haberle dado un poco de claroscuro y volúmen.

nlnbsdyhr4jtj6unffhgbs 650 80
crédito de la imagen: Jennifer Healy

Las habilidades más básicas a desarrollar.

Si hay algo más que que necesitemos para dibujar y aplicar nuestras técnicas de dibujo a lápiz, algo así como una habilidad que requiera de nosotros, en todo caso serían las que provienen de poder intercambiar entre las funciones de la parte izquierda de nuestro cerebro (relacionadas con el lenguaje, contar, la lógica y la abstracción) y las de la parte derecha (las cuales son no verbales, intuitivas, orientadas al espacio. A saber, son habilidades “para el momento”).

Se oye complicado, pero es algo intuitivo y que desarrollamos sobre la marcha. Si aplicamos esto al dibujo, se convierte en las habilidades de:

  1. identificar bordes
  2. reconocer espacios
  3. calcular proporciones y ángulos
  4. diferenciar la luz de la sombra
  5. la habilidad inconsciente de “unirlo todo”.

Para entender mejor a que me refiero, hablaremos un poco más acerca de cada una de estas habilidades.

1. Identificar bordes

Para esto puedes observar por una ventana cercana a ti. No necesitas aproximarte demasiado a ella, ya que hasta el marco de esta es un borde (quizás el primero que podrás identificar). Ahora bien, piensa en los bordes de todo lo que ves, como el borde entre el cielo y el horizonte, el borde de los árboles, de los postes, etc. Incluso lo puedes hacer con una foto.

Al pensar en el delineado de las formas y bordes que surgen entre las diferentes partes de lo que ves como verdaderos bordes, líneas que delimitan, poco a poco notaras una relación diferente entre las partes de cualquier imagen.

2. Reconocer espacios

image 1584301526rf8

A esto le podríamos llamar “ver el agujero en la dona”. En el dibujo, aprender a ver lo que no está ahí es tan importante como ver lo que está ahí.

Imagina que vas a dibujar una silla… pues bien, cuando dibujas una silla con sus brazos y patas, no solo estás representando la silla, sino el espacio alrededor de esta, que básicamente se refiere a todo lo que no es la silla. Si dibujaras solo las formas alrededor de la silla, haciendo de cuenta que no está, acabarías dibujando la forma de la silla pero a la inversa, como un hueco vacío.

3. Calcular proporciones, perspectivas y ángulos

Probablemente es el más difícil de todos estos puntos, pero básicamente lo desarrollamos para dar dimensiones y ubicar objetos dentro del espacio de nuestro dibujo en una determinada manera.

Esta habilidad se trata, también, de utilizar algo conveniente, constante y proporcionado que nos pueda servir de referencia. Cuando veas a un artista con el brazo extendido, con un ojo cerrado y observando su pulgar, no es que tenga nada pegado en la uña: está utilizando su pulgar como referencia.

Técnicas de dibujo a lápiz - Calculando proporciones

El artista en cuestión se estará preguntando “¿Qué tan grande es esta parte que veo / esta parte de la imagen en comparación con mi pulgar / este lápiz?”. Y una vez que se hace una idea de cuantos pulgares o lápices hay desde su perspectiva entre, digamos, el brazo de la silla y el respaldo, puede reproducirlo en el papel con este tipo de referencia.

El hecho de que las cosas se ven más pequeñas entre más lejos estén, aparte de hablarnos de la perspectiva (la cual se refiere a cómo aparece un objeto al verlo desde diferentes ángulos) se encuentra también relacionado con lo que entendemos como proporción, la cual requiere medidas consistentes en el mundo.

En el caso del dibujo a lápiz y sus diferentes técnicas y disciplinas -ya sea realista, dibujo de paisajes, dibujo de personas o cualquier otro-, la proporción también requiere que lo que utilizamos como referencia (como una regla numerada o un cánon) sea consistente en tamaño.

4. Diferenciar la luz de la sombra

El fotógrafo Ansel Adams ideó una gran manera de diferenciar luz y sombra en una imagen o fotografía, que en este caso se aplica a lo que sea que estés observando y/o lo que quieras representar en el papel. Adams propone que en vez de observar todo el mundo e invertir un montón de tiempo pensando en como la luz y el color en cualquier imagen se compara con todo el espectro lumínico, lo que hay que hacer es simplificarlo.

2c9ff479b4fef2be62d1ef5866520d57

Primero, te enfocas solo en lo que vas a representar, o sea, lo que vaya a quedar dentro del espacio de tu dibujo, ya sean frutas, lo que ves por la ventana o lo que vayas a copiar de una imagen y luego, te haces estas preguntas:

  1. ¿Puedo decir cual es la parte más brillante de esto?
  2. ¿Puedo identificar la más oscura?
  3. ¿Que hay entre el blanco y el negro? / ¿Cuales son los tonos medios aquí?

Recuerda tomar en cuenta detalles como el rebote de luz (en una esfera, es esa parte iluminada detrás de la zona sombreada de la esfera).

5. Unirlo todo

oxford exam hall in progress  880
credito de la imagen: Minty Sainsbury

Esta se refiere a integrar todas las demás habilidades, a combinarlas. Llega un punto en el que se vuelve un proceso automático pues lo haces sin pensar mucho, lo cual también te llevará a que progresivamente puedas tener un entendimiento más completo del proceso y de lo que sea que estés dibujando.

Es algo que puedes notar perfectamente en esos momentos en que te dices a ti mismo “¡Claro!” (o quizás “¡Eureka!” si eres más clásico) al lograr entender mejor algo en tu proceso de dibujo y que después puedes adaptar a futuros dibujos.


Si quieres dar un paso más adelante y aplicar estas técnicas de dibujo a lápiz y los diferentes consejos que te compartimos al dibujo de la figura humana, te recomendamos esta publicación, así como nuestra publicación para dibujar el cuerpo humano en acción.

anatomy master class 3

Y eso es todo en realidad. Eso resume las capacidades básicas que debes pulir. O quizás sería más adecuado decir que son las que necesitas descubrir, lograr que se muestren para poder dibujar.

Lo mejor de esto es que todas estas habilidades y técnicas de dibujo a lápiz se pueden aprender y entrenar, por eso el decir que todos pueden aprender a dibujar no es sólo una frase motivacional, ya que como pudiste ver, empezar es a dibujar es algo simple y que, como decíamos al inicio, depende de principalmente de observar.

Deja un comentario

Suscríbete a nuestro newsletter

Recibe en tu correo las publicaciones de nuestro blog, anuncios de nuestros cursos, ofertas y más.

ttamayo

Casa de materiales de arte y escuela especializada en técnicas de pintura
QUIéNES SOMOS
envelope linkedin facebook pinterest youtube rss twitter instagram facebook-blank rss-blank linkedin-blank pinterest youtube twitter instagram