Cómo hacer pinturas al óleo artesanalmente

2 noviembre, 2020
Memo Alfaro

Quizás muchos no lo saben, pero los primeros en hacer pinturas al óleo fueron ni más ni menos que artistas budistas en Afganistán, cuyas pinturas se remontan hasta el siglo VII. Europa, por su parte, vió la llegada de esta técnica de pintura aproximadamente en el siglo XII.

Siendo una técnica tan antigua, quizás te preguntes cómo es que lo creaban los artistas en aquel entonces, la cual es una duda muy interesante y a la que pretendemos responder en esta publicación. De hecho, nuestro objetivo es ir más allá de exponer meramente lo que es el óleo: queremos enseñarte a crear pintura al óleo de forma artesanal.

Hacer pinturas al óleo artesanalmente
Detalle de la pintura al óleo más antigua del mundo creada aproximadamente en el siglo 650 E.C., Creada en Bamiya, Afganistán.

Pintura al óleo

Llamamos “Pintura al óleo” al proceso de pintar con pigmentos cuyo aglutinante es un aceite secante. La propiedad que más nos interesa en materia de las artes pictóricas acerca de este tipo de aceites es que se “solidifican”, creando una película o capa después de un tiempo de estar expuestas al aire.

La solidificación de estos aceites se debe a una reacción química donde sus componentes crean enlaces con los que se polimerizan por acción del oxígeno, lo cual es un proceso bastante diferente a la evaporación de agua u otros solventes. Es por esto que los aceites secantes suelen ser un componente clave en la creación del óleo y de barnices.

¿Y cómo trabajaban los artistas europeos antes de este descubrimiento tan crucial para el mundo de la pintura?

Bueno, antes de esto, los artistas estaban limitados a pinturas con base de agua que se secaban muy rápido (también algunos ya usaban temple, del que hablaremos más adelante). Si, por ejemplo, estaban trabajando a gran escala en una pared, no podían detenerse para descansar y tenían que trabajar poco a poco.

Hacer pinturas al óleo artesanalmente
Teófanes el griego - Christ Pantocrator. Fresco in The Church of Transfiguration of Christ, in Novgorod. 1378. El fresco era una de las técnicas más famosas que se utilizaron previas al óleo.

El hacer pinturas al óleo vino a liberar las propiedades de los pigmentos y los colores que se pueden conseguir con estos, dando una mayor posibilidad de hacerlos transparentes u opacos a voluntad, para que puedan ser mezclados o sobrepuestos en un número ilimitado de combinaciones.

Así, una vez que se empezó a implementar la fórmula, un pintor podía, al fin, continuar trabajando por la mañana donde se había quedado la noche anterior. Y no sólo eso, ahora había una gran cantidad de nuevos efectos que podía lograr; toda una nueva variedad de matices, tonalidades, texturas y posibilidades para explorar la luz y el espacio.

Los artistas y el óleo

Para aprender a trabajar con aceite como el principal emulsionante para el pigmento y lograr manejarlo a su antojo, los artistas europeos recurrieron, por supuesto, a la experimentación.

En este sentido, se dice que uno de los primeros en crear y utilizar el óleo de una manera más similar a lo que conocemos hoy día fue Jan Van Eyck, pues para ese momento, los aceites que se utilizaban se secaban muy lentamente -y eso, si es que se secaban-, aparte de tener coloraciones sucias o amarillentas. Van Eyck mezcló pigmento en polvo con aceites orgánicos y también, utilizó huesos calcinados en aceite de linaza (de la planta de lino).

Hacer pinturas al óleo artesanalmente
Retrato de Arnolfini (1434). Jan van Eyck. Medio: aceite en panel. Dimensiones: Altura: 82 cm (32.2 ″); Ancho: 59.5 cm (23.4 ″). Colección: National Gallery

Esto supuso un parteaguas porque finalmente perfeccionó una mezcla estable que se “secaba” en un lapso de tiempo útil (recordemos que estrictamente hablando, el óleo no se seca ni se evapora, sino que se oxida, polimerizando y quedándose donde se aplica).

La cosa es que Van Eyck mantuvo su fórmula para hacer pinturas al óleo en secreto casi hasta que falleció. Después, Antonello da Messina le agregó óxido de plomo a la mezcla para mejorar la consistencia y el tiempo de “secado”. A él se le atribuye la introducción de este proceso a la Italia renacentista. Poco después en ese mismo siglo, Leonardo Da Vinci mejoraría la claridad al agregar cera de abeja a bajas temperaturas y después, Rubens utilizaría trementina como solvente.

Utilizándolo de esta manera, podemos decir que entre más aceite hay en la pintura más “gruesa” se vuelve y más tiempo tarda en secar. Entre más trementina, más delgada y menos tarda en secar. Así que los pintores se fueron dando cuenta de que deberían pintar grueso encima de delgado o se arriesgaban a un agrietado con pintura sin secar, atrapada debajo de pintura que ya estaba seca. A esto se le llamó proceso de magro a grasso.

Hacer pinturas al óleo artesanalmente
Antonello da Messina - San Girolamo nello studio, particolare, 1475 ca., olio su tavola di tiglio, 45,7 x 36,2 cm, The National Gallery, Londra. © The National Gallery, London

En este punto de la historia, el proceso de hacer pintura al óleo era 100% artesanal, y como los grandes pintores no solían tener todo el tiempo del mundo para dedicarlo a su creación, lo más común era que los aprendices se encargaran de ello, lo cual era de lo más natural pues también era parte fundamental de la formación de cualquier pintor.

Creación de la pintura: gaje del oficio

La mayoría de los pintores del Renacimiento o del Barroco, de hecho, trabajaron por varios años como aprendices en los talleres de algún maestro artista, donde estudiaban las habilidades de dibujo (disegno), pintura (colorito) y también cómo hacer y mezclar pintura.

El conocimiento de los pigmentos para la coloración, sus propiedades (tono, permanencia, croma, resistencia a la luz, compatibilidad con otros pigmentos y los atributos de secado), y el cómo convertirlos en pintura al óleo era una parte del entrenamiento para convertirse en pintor.

Para hacer pinturas al óleo, Incluso el cómo moler un pigmento requería de habilidad ya que el tamaño necesario de las partículas debía ser fino y regular, teniendo que ser cuidadosos pues es bien cierto que hay una pequeña cantidad de pigmentos que pueden ser dañados por una molienda incorrecta.

Hacer pinturas al óleo artesanalmente
Robert Campin - A woman. Portrait. 1430. National Gallery, London. Robert Campin también fue uno de los pioneros en la creación y uso del óleo.

Adicionalmente, era importante y necesario saber las proporciones correctas de aglutinante y pigmento, que pueden variar desde 10% o menos hasta un 150%, así como saber si un determinado pigmento requiere la adición de un agente secante o extensor antes de estar listo para ser utilizado.

Lo cierto es que el proceso de hacer pinturas al óleo era un asunto lento y que consumía bastante tiempo.

Quizás no parezca algo tan complicado, pero basta con pensar todas las dificultades por las que tuvieron que pasar pintores como Paolo Veronesse al pintar su enorme y detallado cuadro “Festín de bodas en Cana” de 1562, el cual es un cuadro hecho en óleo sobre tela en el que se dice tuvo que mezclar y mantener la consistencia del color de todos sus óleos por más de un año, lo cual aún teniendo aprendices para ayudarle no ha de haber sido tarea fácil.

Hacer pinturas al óleo artesanalmente
Paolo Veronese - Wedding feast at Cana. Oil con Canvas, 1563. Louvre Museum, Paris, France.

No obstante, durante el siglo XVI se hizo tangible la revolución que significó el óleo en las artes pictóricas.

Si durante el siglo XV los artistas usaban pintura de óleo sobre paneles en el estilo de temple tradicional del dibujo lineal, los artistas del siglo XVI -especialmente los de la Venecia renacentista, que se convirtió en el principal centro de la pintura al óleo en Italia- aprendieron rápidamente como explotar las características básicas de la pintura al óleo, particularmente en su uso de capas sucesivas de glaseado, mientras que los lienzos de lino comenzaron a reemplazar a los paneles de madera como el soporte más popular.

Hubo muchos avances hechos para el deleite de los artistas de aquellos tiempos, y se entró en el siglo XVII con grandes pintores sacándoles el mayor provecho posible, como Rubens, Diego Velazquez o Rembrandt, de quien aprenderemos, en nuestra siguiente sección, cómo hacer pinturas al óleo.

Hacer pinturas al óleo: Rembrandt nos dice cómo

Hacer pinturas al óleo artesanalmente
Rembrandt van Rijn - Self Portrait. Oil on canvas. 1660.

A Rembrandt van Rijn se le considera generalmente como uno de los más grandes artistas visuales en la historia del arte y el más importante en la historia del arte holandés.

A diferencia de muchos de sus contemporáneos maestros holandeses del siglo XVII, Rembrandt exploró un amplio espectro de estilos y temáticas: paisajes, retratos y autorretratos, alegorías y escenas históricas y de género, temas bíblicos y mitológicos así como estudios sobre animales.

Sus contribuciones al arte llegaron en un periodo de gran abundancia y logro cultural que los historiadores llaman “La edad de oro holandesa”.

Para conocer mejor sus trabajos y otros aportes, nosotros los exploramos en varias entradas de nuestro blog que también te invitamos a checar.

Rembrandt y su paleta

¿Cómo creaba entonces Rembrandt sus óleos?

Para empezar, utilizaba determinados pigmentos con los que le gustaba trabajar. En el siglo XIX ya había colores más luminosos, sí, pero en los tiempos de Rembrandt la tendencia del color era más sombría, con muchos agrisados.

Algunos pigmentos eran relativamente fáciles de crear o se podían conseguir a buen precio, pero también había algunos que podían ser bastante caros. Los tres pigmentos más caros que se utilizaban durante el renacimiento fueron el oro, el azul ultramarino que se obtenía de la piedra semipreciosa conocida como “Lapis Lazuli” y el rojo “Lac” (madder lake) traído de India.

De hecho, estos pigmentos eran tan caros que su uso tenía que ser estipulado en el contrato para la comisión de la pintura en la que se fuesen a utilizar.

Esta fue una de las razones por las que, para evitar el uso del Lapis Lazuli para el azul ultramarino, Rembrandt prefería utilizar un pigmento de una tonalidad muy similar llamado en ingles azurita. El problema de la azurita es que con el paso de los años va desapareciendo, y esta es la razón por la cual casi no se ven los azules en muchas pinturas de Rembrandt.

1130px Rembrandt Belsazar
Rembrandt van Rijn - Belshazzar's Feast, Oil on canvas. 1635. National Gallery, London.

En comparación, los artistas de nuestros tiempos, que se basan en las pinturas al óleo de calidad profesional estandarizadas (salidas del tubo), que pueden ser mezcladas de manera rápida y simple con otros colores en una paleta, se enfrentan a un número considerablemente menor de retos artísticos.

No obstante, los hay, y uno que debemos tener en cuenta los artistas de este siglo es la calidad de las pinturas de tubo, que si bien en algunos casos respetan los ingredientes y fórmulas originales para la obtención de ciertos colores de óleos, no siempre es así.

También, la adición de nuevos químicos buscando mejorar las fórmulas para hacer pinturas al óleo en cuanto a la resistencia a la luz solar, la intensidad del tono, o en general tratando de mejorar alguna cualidad del óleo, han terminado por deteriorar alguna otra.

rublev
Ejemplo: Comparativa de la marca de pintura al óleo Rublev, que conserva una fabricación más similar a la que aquí mostramos, y otras marcas que tienen compuestos rellenadores, engrosadores, abrillantadores y secantes. Su cantidad de pigmento es mínima.

Por esta razón, te recomendamos involucrarte en el proceso de hacer pinturas al óleo de forma artesanal, por tu propia mano, puesto que más allá de ser información de gran utilidad en tu formación como artista o en tu proceso creativo, te dará mayor control sobre los colores que utilizas y la calidad final de tu trabajo.

Esta publicación, también, es una muestra de que hacer pinturas al óleo no es necesariamente algo caro o  un proceso complicado que solo se puede lograr en una fábrica.

Con respecto a esto y volviendo a la paleta de Rembrandt, tenemos que por ejemplo, el negro que utilizaba provenia de huesos quemados. Si los listamos como tal, tenemos que Rembrandt utilizaba:

  • Negro (obtenido de huesos quemados)
  • Azul (smalt/azurita)
  • Rojo carmín (obtenido de la cochinilla grana del nopal en México)
  • Ocre (obtenido de la piedra de ocre)
  • También utilizaba muchos cafés y tierras, que eran de los pigmentos más baratos.
temple002

A continuación veremos 2 maneras de crear pintura al estilo del periodo de Rembrandt. Ambas están al alcance de nuestros bolsillos y una de ellas nos enseña de manera muy simple a hacer pinturas al temple y porsteriormente pinturas al óleo.

Hacer pinturas al temple estilo Rembrandt

Esta es una técnica simple pero efectiva, para ella, Rembrandt utilizaba tres elementos muy simples:

  • Pigmento: tierra roja en este caso
  • Agua
  • Yema de huevo

Primero, se crea un montículo cóncavo con el pigmento (esto es, le dejamos un “cráter” en medio) y en este colocaremos una pequeña cantidad de agua. Con esto empezaremos a mezclar con espátula hasta obtener la consistencia deseada, que es como la de la pasta de dientes. Trata de utilizar lo menos de agua posible.

temple

Si bien ya parece que así podríamos usarlo para su aplicación directamente en una obra, todavía nos falta un aglutinante. ¿Para qué el aglutinante? Pues tan simple como que si aplicamos esta mezcla de agua y tierra roja sin un aglutinante, después de que seque se volverá polvo y se caerá.

Por esta razón, Rembrandt y otros artistas agregaron yema de huevo a la mezcla, lo cual resulta en una de las mejores pinturas del mundo a decir de muchos: es fuerte, no se desvanece y, aunque parezca que puede llegar a oler mal, no es así.

Ahora bien, para utilizar la yema de huevo primero debes separarla de la clara.

Hay varios métodos para hacer esto, uno muy simple es hacerle un pequeño agujero al cascarón del huevo por el que la yema no pase (al ser más sólida que la clara), sólo cuida que nada del cascarón caiga en la yema. Lo siguiente será agrandar el agujero y verter la yema en tus manos para “colarla” aún más, pasándola cuidadosamente sobre tus dedos y permitiendo que escurra. Para esto necesitarás que siempre una de tus manos esté seca.

temple003

Cambia de mano en unas dos o tres ocasiones (la mano desocupada la puedes secar con una servilleta en cada ocasión). Esto lo hacemos para tener la menor cantidad posible de clara de huevo en las manos, pues escurre fácilmente. Una vez que hicimos esto, procederemos a penetrar la membrana que mantiene la yema del huevo en su forma circular, vertiendo su contenido sobre nuestra mezcla (no agregues la membrana).

Mezclamos con la espátula y…. ¡Listo!. Finalmente, sí deseas rebajar la mezcla, para esto se utiliza agua. Por cierto, y como dato al margen, empezar una pintura con temple es una cosa muy inteligente, pues este seca muy rápido. 

De hecho el temple es particularmente importante para la técnica de pintura al óleo debido a que por siglos ellas eran una sola técnicas. Si quieres conocer más al respecto de los temples empleados en el periodo de rembrandt en conjunto con óleo te invito a leer los siguientes textos.

Hacer pinturas al óleo estilo Rembrandt

Para este ejemplo vamos a utilizar otro pigmento de los que Rembrandt solía utilizar regularmente: Bermellón. El bermellón se hacía tradicionalmente con mercurio y ácido.

Para hacer pintura al óleo no se utiliza huevo, así es que aquí es donde entra en acción el aceite de linaza.

Para hacer pinturas al óleo te recomendamos utilizar aceite de linaza de buena calidad (que no es por presumir, pero justo es del tipo que puedes conseguir con nosotros), pues como hemos comentado en otras publicaciones, es importante trabajar con ingredientes y materiales de la mayor pureza y calidad posibles ya que esto se verá reflejado en nuestras obras.

linaza

El proceso en realidad es muy similar al de la pintura al temple. Sin embargo, al hacer pinturas al óleo veremos un par de elementos que son necesarios para obtener la consistencia más adecuada en nuestro óleo artesanal.

Empezamos creando nuestro montículo de pigmento con su cráter en medio y agregamos una pequeña cantidad de aceite de linaza ( ⅓ de aceite de linaza por volumen de pigmento para ser más precisos, pero se puede agregar más si es necesario, solo intenta que no quede demasiado líquido).

Mezclamos con nuestra espátula, checando que mantenga la consistencia adecuada y después, necesitaremos molerlo con una moleta sobre una superficie plana (el vidrio suele ser lo más recomendable, pero cualquier otra superficie sin rayaduras, dentaduras o imperfecciones es igual de buena, por ejemplo el mármol) para que no queden grumos.

molinillo

Esto se hace esparciendo la mezcla con la moleta (que también recomendamos sea de cristal), de manera circular, deshaciéndose de cualquier grumo de pigmento que pudiéramos encontrar. Después de esto, vuelve a incorporarlo con la espátula y recuerda la consistencia que debe mantener, como la de la pasta de dientes. Al final, sólo resta envasar ayudándote para esto con tu espátula.

Mientras muelas con la moleta te darás cuenta que la textura del óleo cambia. Esto ocurre porque las partículas de pigmento se integran con las de aceite. Lo ideal es que no muelas toda la pintura que hiciste de una sola vez, sino que muelas pequeñas porciones, extendiéndolas mucho sobre el vidrio con la moleta. De esta forma garantizas integrar las partículas de pigmento con el aceite sin tener que realizar tanto esfuerzo ni perder tanto tiempo. Muele una pequeña porción de pintura hasta que su textura sea satisfactoria, apártala y muele otra pequeña porción.

Cómo última nota, es importante que al hacer pinturas al óleo utilices un tapabocas adecuado y cuides no mancharte, aún si utilizas guantes.

bermellon

Aplicar pintura al óleo…. ¿Como Rembrandt?

Lo que sigue después de hacer pinturas al óleo, naturalmente, ¡Es aplicarlas a tus obras! Y para esto queremos compartirte rápidamente la forma en la que Rembrandt lo hacía.

En sus últimos años, Rembrandt pintaba muy grueso y de hecho, aplicaba la pintura directo con la espátula. Esto quiere decir que utilizaba bastante el impasto, sobre lo cual contamos con toda una publicación para seguirle los pasos en el uso del impasto. Es algo con lo que te recomendamos experimentar, al menos de cuando en cuando.

Aplicando pintura directamente con la espátula incluso puedes darle dirección a la pintura. Claro que puedes usar también tu pincel e incluso, también al más puro estilo de Rembrandt, usar la parte posterior de este para crear pequeños detalles en la pintura.

Esperamos este texto respecto a cómo hacer pinturas al óleo te haya sido útil.

rembrandt style

7 comments on “Cómo hacer pinturas al óleo artesanalmente”

    1. Buen día Marisela, gracias por su comentario. Le recomendamos tomar nuestro curso de técnicas y materiales. Ahí se ve la producción de óleos y otros materiales a profundidad.

Deja un comentario

Suscríbete a nuestro newsletter

Recibe en tu correo las publicaciones de nuestro blog, anuncios de nuestros cursos, ofertas y más.

ttamayo

Casa de materiales de arte y escuela especializada en técnicas de pintura
QUIéNES SOMOS
envelope
linkedin facebook pinterest youtube rss twitter instagram facebook-blank rss-blank linkedin-blank pinterest youtube twitter instagram